Psicología Reflexiones

Los optimistas se recuperan antes y viven más

Existe información que indica que las personas optimistas se pueden recuperar antes que los demás, vivir de una manera más ligera y con menos cargas, lo que puede traducirse en una capacidad mayor para lidiar con el estrés y esto repercute en una mejor salud, en pocas palabras, a los optimistas les va mejor.

los optimistas viven mejor

Convencerse a sí mismo de que “todo va a estar bien” es la primera condición para enfrentar de mejor manera procedimientos médicos como la cirugía de bypass coronario. Quienes piensan de manera positiva tienen sistemas inmunitarios sanos y viven más tiempo, tanto en general como cuando padecen enfermedades como el cáncer, cardiacas o insuficiencia renal. Esto lo afirman científicos en Annals of Behavioral Medicine.

Los optimistas viven mejor

Estudios realizados con personas optimistas de 25 años demostraron que estos gozaban de mayor salud cuando llegaron a los 45 y 60 años. Otros estudios constataron mayor índice de enfermedades infecciosas y peor salud entre personas pesimistas.
Es conocido que los pensamientos negativos (el pesimismo, o caer en el estrés) y la ansiedad son perjudiciales para la salud.

El estrés (la alerta de que estamos en riesgo) es vital para la sobrevivencia porque desencadena respuestas fisiológicas para ‘pelear o huir’, mediadas por el sistema nervioso simpático. Su propósito es protegernos del peligro; sin embargo, cuando este sistema permanece encendido durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de caer en enfermedades como la diabetes y la demencia.

No dejes de leer:
10 señales que revelan que eres egoísta

Una mente positiva no sólo ayuda a sofocar el estrés, también tiene un efecto en el cuerpo, al ayudarlo a repararse. Un análisis reciente de varios estudios concluyó que los beneficios en la salud que el pensamiento positivo genera son comparables a los daños causados por los estados negativos, se indica en Psychosomatic Medicine.

El optimismo favorece a la salud

El optimismo parece reducir la tensión inducida por la inflamación y los niveles de hormonas del estrés como el cortisol. También, disminuye la susceptibilidad a las enfermedades al reducir la actividad del sistema nervioso simpático y la estimulación del sistema nervioso parasimpático. Este último regula el llamado ‘descansar y digerir’, lo contrario a la ‘lucha o huida’.

Tan útil como tener una visión optimista del futuro es tener una visión optimista de uno mismo. Quienes muestran una alta autoestima presentan mejor respuesta cardiovascular al estrés, y su recuperación es más rápida, dice por su parte el Journal of Personality and Social Psychology.

Cualquiera puede entrenarse para pensar de manera más positiva, incluso cuanto más estresado o pesimista se esté, mejor funcionará, asegura un estudio en Health Psychology.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Fuente: New Scientist
Imagen: Shutterstock