Cáncer Consejos Salud

Lunares rojos en la piel y que pueden advertir sobre tu salud

La aparición de pequeños lunares rojos en la piel, también conocidos como hemangiomas capilares, sin duda pueden ser alarmante. Sin embargo, si bien pueden parecer desagradables y feos a la vista, este tipo particular de lunares es generalmente inofensivo. Para saber más sobre los lunares rojos, cómo determinar si son inofensivos y cómo pueden ser tratados, no dejes de leer este artículo.

Puntos o lunares rojos en la piel

Lunares rojos en la piel

Seguramente estas pensando si los lunares de sangre son peligrosos, de modo que debes considerar algunos factores, que sin duda influyen para determinar si son tan peligrosos como parecen. Por ejemplo, según recientes descubrimientos, los lunares pueden ser alarmantes especialmente cuando están combinados con un color distintivo. La mayoría de los lunares comunes son de color marrón oscuro o negro, por lo que encontrar lunares rojos en la piel puede generar temor. Y si eres chica, verte puntos rojos en las piernas te dará terror.

¿Qué pueden advertir sobre tu salud?

El hecho de que un lunar color rojizo aparezca no significa que tienes cáncer de piel. El color, el tamaño y la forma, distinguen un lunar potencialmente canceroso de uno que es benigno. Y para que te sientas un poco relajado, por lo general los lunares rojos suelen ser benignos.

Los lunares rojos son crecimientos benignos de la piel comunes que conforman los vasos sanguíneos. Médicamente conocidas como manchas Campbell De Morgan, estos crecimientos de la piel pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, inclusive pueden verse en la cabeza. Estos suelen aparecer con mayor frecuencia en el tronco, afectando a hombres y mujeres. Son más comunes en personas que tienen más de 30 años de edad.

No dejes de leer:
Cómo curar aftas y llagas en la boca

Los hemangiomas capilares

Los hemangiomas capilares varían en tamaño y en color. La mayoría de los angiomas de cereza comienzan a partir de sólo una décima de milímetro y son generalmente planos. Los hemangiomas capilares pueden llegar a ser lunares rojos abultados de uno a dos milímetros de ancho y de hasta un centímetro de diámetro. El color de estos lunares pueden ser rojo brillante, rojo sangre o una sombra profunda de color púrpura oscuro.

Presta atención a los signos de cáncer

puntos rojos en la piel mostrados en el pecho de una mujer

Aunque la mayoría de los lunares rojos son inofensivos, su ubicación o tamaño pueden hacer que sean indeseables. Sin embargo, eso no significa que debes dejar de practicar la prevención. Un chequeo mensual de lunares te mantendrá al tanto del tamaño, la ubicación y el colorido de todos los lunares en tu cuerpo. Con el fin de prevenir el avance del cáncer de piel, siempre debes revisar los lunares ya sea con un dermatólogo o con tu médico de cabecera, sobre todo si cumples con cualquiera de los siguientes signos:

Asimetrías

Los lunares que son diferentes en ambos lados se conocen como asimétricos. Los lunares asimétricos siempre deben ser evaluados. Imagínate dibujar una línea por el centro del lunar; si parece sumamente diferente, haz que sea revisado por un profesional.

Fronteras

Los lunares malignos tienen bordes irregulares y dentados.

Color

Varían en color en gran medida. En general, cuanto mayor es el riesgo cancerígeno más oscuro se tornará el topo. Si se oscurecen durante un período de tiempo, vigila el color de tus lunares, haz que lo verifiquen.

No dejes de leer:
Evitar la sudoración excesiva y tratamientos naturales contra el mal olor en las axilas

Diámetro

Por último, el diámetro de un lunar puede sugerir malignidad. La mayoría de los lunares benignos no son más grandes que un borrador de lápiz. Si el lunar es mayor, o sigue creciendo, es el momento de una cita con tu médico.

Forma y color de los lunares rojos pueden indicar si es maligno

Tratamiento de lunares rojos

Mantén control sobre los lunares rojos de tu cuerpo y en caso de duda, consulta a tu médico. Si observas puntos rojos en la piel que pican, que de repente sangra, supura o causa dolor, debes darle atención médica inmediata, independientemente del color o tamaño. Si hay alguna preocupación de que un lunar en tu piel pudiera ser canceroso, consulta a tu médico y si éste recomienda retirarlo, que así sea.

Protege tu piel

Incluso si el cáncer de piel no es una posibilidad, es probable que desees eliminar los lunares rojos que aparecen en la piel con fines cosméticos. Los dermatólogos suelen realizar en el consultorio de remoción de lunares, procedimientos en los que utilizan una anestesia local. Cuando los médicos extirpan un lunar, se suele ordenar una biopsia de laboratorio para confirmar si el lunar es benigno.

La piel puede cambiar drásticamente con la edad. Aunque nada puede hacer retroceder las manecillas del tiempo y evitar pequeños cambios como los lunares rojos en la piel, si puedes evitar daños mayores, y una manera de hacerlo es Manteniendo tu cuerpo hidratado con agua, ejercitándote diariamente para aumentar la circulación, y reponiendo la humedad perdida con cremas de noche o loción. Así que no te angusties, a tiempo todo tiene solución.