Consejos Salud

Malos hábitos en la dieta que destruyen el rostro

Muchas personas experimentan problemas de la piel debido a los malos hábitos de la dieta, como el beber mucho alcohol. Eso destruye el rostro debido a que su complexión natural se va deteriorando según sea lo que comes. El Dr. Nigma Talib, especialista en el cuidado de la piel y naturopático, escritor del libro “Revierte los signos del envejecimiento”, explica esta teoría de cómo los hábitos en la dieta pueden hacer tanto un desastre como maravillas en el rostro.

malos hábitos

Malos hábitos en la dieta que destruyen el rostro

Así lo explica:

“Sólo mediante el análisis de la manera en que tu cara está envejeciendo, sé que tipos de alimentos consumes en grandes cantidades. A veces, he leído rostros al azar cuando camino por la calle. Siempre les digo que se deshagan de la pasta y eliminen la leche de su dieta, ya que puedo ver desde su tez que su dieta no es buena para ellos.”

El consumo de cereales en el desayuno, el pan para el almuerzo y pasta para la cena, es suficiente para que algunas personas experimenten hinchazón o distensión abdominal. Las líneas finas alrededor de los ojos y la boca pueden ser causadas por 1-2 vasos de vino. Si el organismo no tolera el queso o salsa cremosa, aún y con el consumo de incluso una pequeña cantidad de estos alimentos, es posible que observe círculos oscuros bajo los ojos.

El mapeo de la cara ha sido utilizado hace miles de años en la medicina tradicional china. El Dr. Talib es capaz de decir si el paciente tiene un problema por sus hábitos en la bebida o comida con sólo mirar a la cara. La forma del envejecimiento está determinado por la comida y bebidas que consumimos en cantidades mayores de lo que deberíamos.

Muchos cambios hormonales y químicos que aceleran el proceso de envejecimiento desde el exterior y el interior, pueden ser resultado de los alimentos que tu cuerpo no puede digerir correctamente.

Especialmente los grupos de alimentos dañinos son los siguientes: el alcohol, el azúcar, los productos lácteos y gluten. Estos alimentos son los culpables de muchos síntomas de envejecimiento incluyendo arrugas, flacidez, líneas finas prematuras, hinchazón, cambios en el tono de la piel o manchas.

No dejes de leer:
Beber agua mejora el estado de ánimo.

Cara de gluten, azúcar, vino y lácteos

Talib se mantiene firme en su teoría probada que los alimentos y bebidas que consumimos tienen efecto directo en nuestra cara. Llamó a estos síntomas derivados de malos hábitos alimenticios: “cara de gluten”, “cara de azúcar”, “cara de vino” y “cara de lácteos”.

Dependiendo de qué parte de tu cuerpo que se expone bajo mayor estrés por los alimentos que consumes, los ojos, las mejillas, la barbilla o la frente son las áreas de la cara que son las más afectadas.

El Dr. Talob explica lo que está sucediendo con sus pacientes que tienen malos hábitos en la dieta:

Cara de azúcar

cara de azúcar malos hábitosSíntomas de la cara de azúcar: color pastoso / blanco grisáceo en la piel, adelgazamiento de la piel, manchas pustulosas con dolor, aspecto arrugado de la cara, flaccidez de la piel debajo de los ojos, arrugas en la frente y alrededor de los ojos.

Cuando nos sentimos cansados por las tardes, vamos por algunos alimentos azucarados. Aumenta tu deseo de azúcar cuando los niveles de azúcar en sangre caen inevitablemente.

El azúcar reduce la elasticidad de la piel. El mapeo de la cara nos dice que la frente se encuentra conectada con el proceso digestivo, que es la razón por la que la “cara de azúcar” puede causar arrugas o paño en la frente.

Cómo arreglarlo: Todo lo que necesitas hacer es eliminar el azúcar procesada de tu dieta diaria. Puede que te resulte demasiado difícil, pero que nunca te arrepentirás de esta decisión en el futuro. Pronto te darás cuenta de algunas mejoras en el cutis, incluso si se reduce el consumo de azúcar a la mitad. Debes consumir azúcar natural como la miel de abejas, dátiles u otras frutas, en lugar de azúcar refinada, y en cantidades también equilibradas.

Cara de vino

cara de vino

Síntomas de la cara de vino: pliegues nasolabiales profundos, las mejillas y la nariz enrojecidas, piel deshidratada, se ensanchan los poros, párpados caídos, enrojecimiento entre los ojos y líneas de expresión.

No dejes de leer:
Cómo hacer un té herbal con vitamina C

Esta condición se llama la cara del vino, ya que aparece en personas que beben mucho alcohol. Tu piel no es elástica y está constantemente deshidratada por lo que luce seca y sin vida, mientras que el alcohol también afecta el hígado.

Cómo lo arreglarlo: Evitar el alcohol durante 20 días y aplicar la regla 80/20. Disfruta el 20% de las veces y mantente alejado el 80% del tiempo.

Cara de gluten

cara de gluten malos hábitos

Síntomas de la cara de gluten: Manchas en la zona de la barbilla, parches de pigmentación oscura y mejillas rojas hinchadas.

Los síntomas más claramente de la intolerancia al gluten, son la pigmentación oscura o manchas alrededor de los órganos reproductivos. Las personas que sufren de rosácea experimentaron grandes mejoras cuando se eliminó el gluten de su dieta diaria.

Cómo se arregla: Si notas que el gluten es el problema, elimínalo por completo de tu dieta. Consume mucha fibra y beber grandes cantidades de agua. De esta manera va a equilibrar la piel y redefinir los pómulos.

Cara de productos lácteos

cara de lácteos por malos hábitos alimenticiosSíntomas de la cara de lácteos: hinchazón en la barbilla, pequeñas manchas blancas, círculos oscuros debajo de los ojos y los párpados hinchados.

Con el tiempo, muchas personas pierden su capacidad para digerir adecuadamente los alimentos lácteos. El cuerpo tiende a luchar contra los lácteos debido a la inflamación que estimulan los químicos.

El mismo proceso de la inflamación que causa el astillarse, el calor alrededor de las articulaciones, la hinchazón y el enrojecimiento, puede estimular los círculos oscuros bajo los ojos, inflamación y párpados hinchados.

Hormonas no naturales se incluyen en gran parte de la leche que se encuentra en los estantes del mercado hoy en día. Esta leche perturba el equilibrio y el sistema hormonal, lo que causa problemas que se manifiestan en torno a la barbilla.

Cómo solucionarlo: Debes eliminar los lácteos de tu dieta durante 20 días si notas que tu cuerpo no puede tolerar estos productos. Debes analizar cualquier cambio en tus niveles de energía, digestión y piel.

Redacción de Vida Lúcida