Medicina alternativa Salud

Medicina natural Ayurveda – Tratamientos

La medicina natural Ayurveda en el tratamiento de enfermedades tales como: Congestión, gripe, fiebre, dolor de garganta, gastritis, úlceras, dolencia hepática, también para tratar síntomas de estrés, ansiedad, insomnio y nervios.

Aquí tienes algunos tratamientos:

Estrés y ansiedad: Las situaciones prolongadas de estrés agotan el sistema nervioso y a partes del cuerpo que puedan estar débiles o propensas al estrés. Puede fortalecer el sistema nervioso tomando una infusión de escutelaria y verbena. Además coma mucha avena especialmente si siente debilidad. También es importante consumir vitaminas C y B. Otra hierba importante para combatir la debilidad es el ginseng. Es un estimulante y ayuda así al cuerpo a mejorar su capacidad de adaptación a diferentes situaciones y evitar así llegar a situaciones limite. Puede tomarlo como decocción, tintura, en polvo o cápsulas.

Insomnio: Una noche de sueño reparador cura tanto el cuerpo como la mente. Tome entonces un baño caliente con hierbas antes de ir a dormir utilizando lavanda, flor de tilo, manzanilla o rosa para aliviar la tensión de los músculos y relajar la mente. Beba además una infusión o tintura de manzanilla antes de acostarse. Puede tomar en infusiones la flor de tilo, la melisa o el lúpulo. También puede poner debajo de la almohada pétalos de rosa o almohadillas de lavanda. Si el insomnio persiste pruebe con tintura de pasionaria, valeriana o lúpulo. Beba media cucharadita disuelta en un poco de agua una hora antes de dormir y si se despierta repita la dosis.

Nervios: Tónico para los nervios
Los aceites en infusión son diferentes de los esenciales y pueden utilizarse para masajes y también como base cuando se preparan cremas y ungüentos. Los mejores aceites para infusiones son vegetales como el de girasol, de soja o de oliva.

No dejes de leer:
La influencia de los colores en las personas

Preparación:

Flores de hierba de San Juan hipérico Aceite vegetal La forma de prepararlos es fácil pero lenta. Prepare un frasco limpio y seco con tapa hermética y llénelo completamente con la hierba escogida. Vierta el aceite en el frasco hasta cubrir totalmente las hierbas. Tape y ponga el frasco cerca de una ventana en la que dé el sol. Déjelo allí unas dos semanas, agitando y girando el frasco todos los días. Pasado ese tiempo, cuele con cuidado el aceite usando un paño extendido sobre un recipiente. El aceite debe quedar libre de todo resto vegetal. Guarde el aceite en botellas oscuras, lejos de la luz solar. Pueden conservarse hasta un año. Las flores de hiperico son amarillas, pero los aceites tomaran un rojo intenso al diluirse los aceites de la planta con el aceite vegetal. Ese aceite es excelente para dar un masaje suave donde se haya acumulado tensión nerviosa o en zonas doloridas.

Congestión: Las inhalaciones con vapor pueden utilizarse para aliviar estados gripales y resfriados, catarros y sinusitis. Relajan las vías respiratorias y son beneficiosos para las membranas mucosas.

Preparación:

2 gotas de aceite esencial de tomillo 2 gotas de aceite esencial de eucalipto 1 litro de agua
Prepare la infusión de hierbas escogida y añada un litro de agua recién hervida. Luego vierta en un recipiente cómodo. Siéntese y póngase una toalla o paño grande que le cubra la cabeza y el recipiente, de modo que el vapor no se escape. Continúe el tratamiento durante unos diez minutos y luego siéntese en una habitación cálida por media hora para permitir que las vías respiratorias se adapten a la temperatura exterior. El tomillo resulta un excelente descongestivo para destapar la nariz o para problemas de sinusitis. El aceite de eucalipto ayuda a relajar las vías respiratorias congestionadas y la respiración; tan bien posee propiedades antisépticas.

No dejes de leer:
Los beneficios del agua de pera

Gripe: Si está resfriado y con fiebre durante varios días, además de sufrir dolor de cabeza y dolores musculares, es señal de que ha desarrollado un gripe. Una hierba adecuada para tratar estos síntomas es el eupatorio, que alivia rápidamente los dolores y ayuda a contener la fiebre. Además limpia la congestión mucosa de las vías respiratorias. Puede usar una infusión de esta hierba ya sea fresca o seca. Beba una taza por hora o tan a menudo como le sea posible. Puede combinar el eupatorio con flor de saúco, milenrama o jengibre. Añada limón y miel para dar sabor y tener vitamina C.

Fiebre: Cuando se tiene fiebre es importante beber mucho liquido para ayudar al cuerpo a eliminar la infección. Pruebe una infusión de manzanilla o de flor de tilo, que son hierbas relajantes y aumentan la sudoración. Garantizan un sueño reparador, que acelerará la recuperación. También puede probar una infusión que se prepara mezclando una cucharadita de jengibre rallado y una canela en rama en una taza de agua hirviendo, con un poco de limón y miel a gusto. Esta infusión estimula la transpiración; posee además vitamina C lo que ayuda a curar las infecciones.