Salud

Metales pesados pueden estar acabando con nuestra salud

pescado contaminado con metales pesados
Hoy en día, ya sea en mayor o menor grado, la mayoría de nosotros estamos contaminados con metales pesados – algunos seriamente, otros ni siquiera lo saben. Es un tema que simplemente no cruza nuestras mentes y los médicos de todos los días con frecuencia no están alertas a la posibilidad de exposición a metales pesados como el plomo, el mercurio y el cadmio. De hecho, la acumulación crónica de contaminantes tóxicos que pueden no alcanzar la clásica “toxicidad aguda” recibe muy poca atención, aunque puede, no obstante, contribuir a importantes efectos adversos para la salud.

Metales pesados afectan los órganos internos

Por otra parte, la toxicidad aguda – que es más a menudo la consecuencia de la exposición ocupacional – tiende a ser reconocida y diagnosticada correctamente, para luego ser tratada. Las toxicidades agudas surgen de exposiciones repentinas a cantidades sustanciales de algunos metales, y por lo general estas toxinas afectan a múltiples órganos y sistemas; comúnmente el tracto gastrointestinal, sistema cardiovascular, el cerebro y el sistema nervioso, el sistema endocrino, los riñones, el cabello y las uñas.

Por desgracia, la toxicidad crónica de metales pesados que se acumula durante períodos más largos de tiempo a menudo se presenta con sintomatología similar a muchos otros problemas de salud crónicos, por lo tanto, no puede ser inmediatamente reconocido o diagnosticado con precisión por los médicos de salud.

Metales pesados en cosméticos

Las toxicidades crónicas se manifiestan como condiciones que se desarrollan durante períodos prolongados de exposición a concentraciones relativamente bajas, por ejemplo a través de los cosméticos convencionales. El aumento del riesgo de cáncer es una característica común de la exposición crónica a ciertos metales. El mecanismo exacto de su carcinogenicidad no se entiende completamente, aunque causa muchos daños en el ADN provocando problemas tales como, alterar la función del gen, interferir con los sistemas de reparación del ADN innatos, interrumpir la expresión de genes, y desregular las funciones celulares.

No dejes de leer:
Manteniendo las rodillas en plena forma

Metales pesados actúan como radicales libres en el cuerpo

Dentro del cuerpo, los metales pesados actúan como radicales libres, causando daño celular. Esto se traduce en un rápido envejecimiento y agota las capacidades naturales del cuerpo para curarse a sí mismo, lo que agrava la enfermedad. Los metales pesados se acumulan lentamente en los riñones, el hígado, el páncreas, huesos, sistema nervioso central y el cerebro donde se degrada la salud sin que se note o sea diagnosticado.

Otras enfermedades que son causadas por metales pesados

Otros síntomas de toxicidad por metales pesados son enfermedades de la piel, discapacidad intelectual en los niños, la demencia en los adultos, el sistema nervioso central (SNC), daño nervioso, la degeneración de órganos, riñón (renales) enfermedades del hígado (hepáticos), el insomnio, cambios en la personalidad, inestabilidad emocional, depresión, ataques de pánico, pérdida de memoria, dolores de cabeza, alteraciones en la visión, la neuropatía periférica y el síndrome del túnel carpiano, la acidez de la sangre, falta de coordinación (ataxia), endurecimiento de las arterias, encefalopatía o las enfermedades cardiovasculares (ECV).

Metales pesados que no son dañinos para el cuerpo

No todos los metales son tóxicos y de hecho en cantidades traza, algunos son esenciales para los procesos bioquímicos humanos. Por ejemplo, el zinc es un cofactor importante por varias reacciones enzimáticas en el cuerpo humano, la vitamina B-12 tiene un átomo de cobalto en su núcleo, y la hemoglobina contiene hierro. Asimismo, cobre, manganeso, selenio, cromo y molibdeno son todos los elementos traza, que son importantes en la dieta humana. Aunque estos metales son esenciales para las funciones del cuerpo, la acumulación de cierta cantidad de trazas puede tener efectos perjudiciales, ya que pueden verse afectados los mecanismos habituales de desintoxicación y eliminación.

metales pesados

Desintoxicación de metales pesados

Por tanto, el envenenamiento por metales pesados significa la acumulación de metales en el cuerpo en cantidades traza. Los ejemplos más comunes de los metales que son tóxicos en cualquier cantidad son el mercurio, el plomo, el cadmio y el arsénico.

No dejes de leer:
8 consejos para eliminar grasa corporal

Debes leer con atención las etiquetas de los productos que compras, aunque es recomendable que siempre compres productos que sean amigables con el medio ambiente y alimentos orgánicos. Entre los productos diarios que consumimos que pueden estar contaminados, están los mariscos, el pescado, las carnes blancas y rojas, los cosméticos, las amalgamas de mercurio, productos enlatados, alimentos naturales no orgánicos rociados con pesticidas, agua, etc. Lamentablemente estamos hablando de que casi todo lo que consumimos está contaminado, por eso es esencial estar informados y actuar en consecuencia. Afortunadamente hay maneras en que podemos sopesar esa contaminación dentro de nuestro cuerpo y desintoxicarlo.

  • La terapia de quelación es el tratamiento más común en términos de intoxicación aguda, pero viene con una mezcla heterogénea de efectos sobre la salud y secundarios perjudiciales.
  • Es posible reducir el riesgo de toxicidad de metales a través de opciones de estilo de vida que disminuyen la probabilidad de absorción de metales pesados perjudiciales, como las medidas dietéticas que promueven la desintoxicación diaria. Asegurarse de que los procesos metabólicos naturales del cuerpo son fuertes ayudará aún más para excretar naturalmente metales pesados.
  • La desintoxicación de metales pesados tiene fuertes beneficios contra el envejecimiento y mejora la salud, y la desintoxicación diaria es una manera segura de apoyar a tu cuerpo en la eliminación de contaminantes de forma natural. Añade antioxidantes y zeolita a tu rutina diaria y elimina metales pesados del cuerpo, ayudando en el mantenimiento de un metabolismo saludable. El cilantro, también ha sido comprobado que ayuda en la desintoxicación de metales pesados, lee este artículo: El cilantro es un desintoxicante de metales pesados.

Investigación y redacción de Vida Lúcida