Consejos Salud

No te demores en ir al baño, podría ser malo para tu salud

El retraso en ir al baño, o la retención urinaria puede conducir a aumentar la capacidad de la vejiga y ocasionar un mayor riesgo de infección, junto a la incontinencia urinaria.Esto significa que tenemos que ir regularmente al baño: unas seis veces al día o más.

Retención urinaria y los problemas de salud que puede ocasionar

Los expertos advierten que la retención de orina en la vejiga más de lo debido, no es bueno para la salud, ya que causa dolor y debilitamiento de los músculos pélvicos y la incontinencia o fuga de orina.
A pesar de que en promedio se debe usar el baño de cuatro a seis veces al día, muchas personas suelen orinar sólo dos veces al día. No debes retrasar la micción, ya que puede conducir a problemas de salud.

Problemas de salud por retener la orina

A continuación se mencionan los principales problemas de salud que se ocasionan en el organismo por retener la orina por demasiado tiempo.

Síntomas de la retención de orina

Los principales síntomas por la retención de orina suelen presentarse como malestares generales en el cuerpo, pero algunos de ellos son muy puntuales:

  • Calentamiento y fiebre, esto suele ser ocasionado por las bacterias que no fueron eliminadas adecuadamente a través de la orina.
  • Dolores de estomago
  • Escalofríos
  • Dolor al orinar
  • Ansiedad

1. Incontinencia urinaria

Regularmente el vaciado de la orina durante el día, es importante ya que ayuda a mantener los parámetros anatómicos y funcionales del tracto urinario inferior. La retención urinaria puede aumentar el tamaño de la vejiga, produciendo un mayor riesgo de desarrollar infecciones del tracto urinario, así como aumento de la presión sobre los músculos del suelo pélvico. No se ha encontrado una relación directa entre la retención urinaria y la incontinencia, sin embargo, es sabido que el debilitamiento muscular puede ser una de sus causas.

No dejes de leer:
Jengibre y limón la mejor combinación para bajar de peso

Las principales razones de la aparición de la incontinencia es el debilitamiento de los músculos pélvicos, que por lo general se ven afectados debido al embarazo y el parto, los cambios en los niveles hormonales en las mujeres posmenopáusicas, o debido al exceso de peso, el consumo a largo plazo de ciertos medicamentos, o la inflamación crónica sin tratamiento de ciertas afecciones neurológicas.

2. Fugas de orina

Con el tiempo se pueden debilitar los músculos del suelo pélvico o sufrir lesiones, y cuando se presentan situaciones como como toser, estornudar, reír o saltar puede causar fugas de orina, un problema muy molesto y que puede tener pocos tratamientos.

3. Cálculos renales

Aquellas personas propensas a desarrollar cálculos renales pero que no orinan muy seguido y retienen la orina,  pueden sufrir de esta consecuencia del desarrollo de cálculos renales en mayor medida. Estas pequeñas piedritas (calcio y sodio) que se forman en los riñones son muy dolorosas, sobre todo cuando son pequeñas y se filtran a través del tracto urinario. Lo más recomendable es tener le hábito de orinar frecuentemente, y si se padece de retención urinario, tratar el problema de manera rápida.

Se debe orinar cada 2 horas, esto significa seis veces durante el día

Es importante orinar regularmente cada dos o tres horas, manteniendo la vejiga con un pequeño volumen de orina y prevenir infecciones del sistema urogenital. De igual manera es importante mantener la hidratación adecuada, bebiendo unos seis a ocho vasos de agua al día. Las mujeres deben hacerse exámenes ginecológicos regulares para detectar otros problemas que puedan ocasionar la retención de orina involuntaria.

No dejes de leer:
Beneficios del omega 3 y por qué agregarlo a tu dieta

Comparte esto: