Ejercicios Físicos Salud

Para qué sirve cada tipo de abdominales

para que sirve cada ejercicio abdominal

Todo el mundo quiere presumir de un vientre plano y una cintura más delgada, sobre todo cuando se aproxima el buen tiempo. Por este motivo, si acudimos a un gimnasio encontraremos que la máquina de ejercicios abdominales es la más solicitada y tendremos que ponernos a la cola y esperar un buen rato antes de poder utilizarla. Si te interesa el tema y quieres saber para qué sirve cada tipo de abdominales a continuación te enumeramos para que sirve cada uno.

¿Para qué sirven los ejercicios abdominales?

Las abdominales por sí solas no nos van a hacer perder peso, para ello es necesario quemar también calorías mediante la dieta. Pero la dieta, aunque nos haga perder más grasa, no va a mejorar el aspecto de nuestra panza, que se verá como deshinchada y llena de pliegues de piel al cambiar de volumen en poco tiempo. Para tonificar nuestros músculos y hacer que nuestro abdomen se vea firme y duro es indispensable hacer algún tipo de ejercicio, cuanto más específico mejor, ya que ahorraremos tiempo y esfuerzo.

Los abdominales tienen una serie de beneficios para nuestra salud. Por ejemplo, van a conseguir que mejoremos nuestra postura y por tanto nos previenen de dolores crónicos de espalda. También mejorará el rendimiento de cualquier deporte que hagamos o actividad física cotidiana, en pocas palabras, hace que no nos cansemos tan fácilmente cuando subamos escaleras o que consigamos dar una carrera para tomar el autobús sin desfallecer en el intento.

No dejes de leer:
Ejercicios con mancuernas para tonificar los brazos

Ejercicios con cada tipo de abdominal

A continuación les presentamos una serie de ejercicios que puedes practicar fácilmente desde tu casa y que van a permitirte fortalecer y tonificar una parte en concreto del abdomen, ya sea la superior, inferior u oblicua.

Elevación de las piernas en cuatro tiempos

Elevación de las piernas en cuatro tiempos

Este ejercicio es excelente para trabajar la zona del abdomen inferior sin necesidad de una máquina de entrenamiento. Para ello tenemos que tumbarnos bocarriba en el suelo con las piernas juntas. Elevamos la pierna derecha sin flexionar la rodilla hasta lograr un ángulo de 90 grados. Aguantamos y levantamos la izquierda hasta que las dos queden a la misma altura. Aguantamos un poco más de tiempo y bajamos lentamente primero la derecha y después la izquierda.

Alternando de codo a rodilla

Alternando de codo a rodilla

Este entrenamiento es básico si queremos fortalecer los músculos oblicuos del abdomen. Para ello tenemos que tumbarnos de espaldas al suelo, con las piernas no demasiado rectas y las manos detrás de la cabeza con los codos muy abiertos. A continuación flexionamos nuestro cuerpo sin separar la zona lumbar del suelo para acercar nuestro codo izquierdo a nuestra rodilla derecha. Hecho esto, volvemos a la posición inicial y lo repetimos cambiando cada vez de brazo y de pierna.

Tocar los tobillos con las manos en vertical

Tocar los tobillos con las manos en vertical

Este ejercicio está especialmente recomendado para trabajar la parte superior del abdomen. En la posición inicial tenemos que estar con la espalda tocando el suelo, los brazos abiertos en cruz y las piernas elevadas y sin flexionar formando un ángulo de 90 grados. Teniendo mucho cuidado con la zona lumbar vamos a flexionar el torso y extender las manos hacia arriba hasta que llegamos a tocarnos los tobillos con ellas.

No dejes de leer:
Agua para desintoxicar de Manzana y Canela

Redacción: Equipo de Vida Lúcida