Consejos Salud

Parásitos presentes en los alimentos y cómo evitarlos

El ser humano se encuentra rodeado de un ambiente repleto de vida microscópica. A simple vista no se puede ver pero cada virus, parásito o bactería vive en conjunto con cada objeto o alimento que se consume. Algunos de ellos tienen funciones específicas que de no existir alterarían el ciclo de la vida. Sin embargo debemos prestar atención a los parásitos en los alimentos ya que pueden ocasionar serios problemas de salud.

Parásitos presentes en los alimentos y cómo evitarlos

Parásitos en los alimentos

Además de los mencionados, también existen otras categorías como los parásitos presentes en los alimentos que pueden dañar la salud. Su efecto altera el organismo interno y es esta la razón por la que se deben conocer para poder evitar su consumo y no ocasionar infecciones y daños mayores.

Taenla sollum

Conocida también como lombriz solitaria, en etapa madura ¡puede llegar a medir hasta 10 metros! y es uno de los más grandes parásitos que pueden infectar al ser humano. Llega al cuerpo a través de larvas diminutas que se encuentran en los cerdos que no se han cocido adecuadamente. Su proliferación y crecimiento es rápido por lo que se recomienda cuidar el consumo de esta carne sin un proceso minucioso de cuidado.

Echinococcus granulosus

Otro tipo de solitaria, pero esta crece menos, aún así logra provocar enfermedades serias como la equinococosis quística.  Se encuentra en forma larvaria en diferentes animales. Los humanos pueden ingerir este parásito en alimentos como los huevos, o carnes. Su fuerte resistencia a temperaturas bajas la hacen muy resistente.

Su proliferación es tal que se han contabilizado hasta un millón de casos en un año en todo el mundo. Su incidencia máxima se ubica en lugares donde el ganado tiene contacto directo con heces fecales. Generalmente las carnes más baratas tienden a resguardar este tipo de parásito.

No dejes de leer:
Cómo hacer leche, harina y mantequilla de Almendras

Echinococcus multilocularis

De nuevo, otro tipo de lombriz solitaria, se le puede encontrar en ambientes tropicales así como fríos. Se le ha ubicado mayormente en Europa y América del Norte. Su ciclo de vida inicia en zorros pequeños y roedores, pero puede aparecer en perros y gatos domésticos. Al llegar al cuerpo humano puede provocar una enfermedad denominada equinococosis alveolar, básicamente provoca quistes en la mayoría de órganos internos.

Parásitos en los alimentos

Cryptosporidium spp

Es otro de los parásitos que se encuentran en los alimentos y se deben evitar. Se transmite a través de la ingesta de agua contaminada, pero también pueden aparecer en la leche, mariscos y alimentos no pasteurizados. Al llegar al cuerpo inicia con el desgaste de la flora intestinal lo que ocasiona una diarrea acuosa severa. Este problema se evita con ingerir agua purificada y lavar cada producto natural minuciosamente.

Entamoeba Histolytica

Se trata de un parásito que al ser ingerido en los alimentos provoca daños severos en el tracto digestivo y por consecuencia un estado conocido como disentería amebiana. En términos generales, provoca diarrea acompañada con sangre y fuerte dolor abdominal, si no se trata a tiempo puede ser mortal.

Trichinella spiralls

De forma redonda y con funciones intracelulares, es decir, tiene la capacidad de atacar a las diferentes células del cuerpo humano. Puede llegar al cuerpo a través del consumo de carne infectada, es una larva invisible al ojo humano y generalmente resiste a diversos pasos de limpieza.

Ascaris spp

Se trata de los parásitos más grandes encontrados en los seres humanos. Puede llegar a medir hasta 35 cm. Pueden llegar al organismo a través del consumo de alimentos naturales así como procesados. Su migración hasta el tracto intestinal es inmediata y a partir de este punto crecen de manera acelerada.

No dejes de leer:
7 estiramientos para aliviar el dolor en la espalda baja

Cómo evitar su ingesta y proliferación

dolor de panza

La recomendación primordial es no consumir alimentos de dudosa procedencia, generalmente esto productos son baratos y se encuentran en lugares con ambientes poco higiénicos. Se debe evitar consumir agua no purificada, algunos parásitos se reproducen inmediatamente en ambientes líquidos.

Es importante lavar los alimentos como frutas y verduras, así sea arrancado de mata, nunca estarán cien por ciento libres de contaminación. Finalmente, cocinar los alimentos es indispensable para eliminar cualquier parásito resistente. Puedes concoer a continuación algunos consejos para desinfectar las verduras de manera correcta.

El cuerpo y su sistema de ataque

Dentro del ser humano existen mecanismos de defensa que aceptan y rechazan este tipo de agentes extraños. Cuando el parásito ingresa al sistema digestivo por primera vez, el cuerpo humano lo detecta y lo ataca, pero este proceso lleva 72 horas aproximadamente. En el mejor de los casos el cuerpo lo elimina, de ser resisten se requiere un tratamiento externo.

Cuando es eliminado del sistema y vuelve a ingresar, generalmente  el cuerpo ya ha creado un antígeno que lo elimina. En casos extraños puede convivir y no hacer daño, pero es allí la importancia del último consejo: desparasitarse dos veces por año. Con este simple paso se evita la proliferación silenciosa de parásitos que se consumen a través de los alimentos.

Encuentra más información en salud180

Redacción: Equipo de Vida Lúcida