Adelgazar Bajar de peso

Pesaba 298 kilos, luego de perder 150 kg su transformación te dejará impactado

Amber Rachdi procedente de Oregon, Estados Unidos, es el ejemplo vivo de que querer es poder, y gracias a su gran voluntad sirve de inspiración para muchas personas que se encuentran en una situación siilar. El consumo de comida chatarra y golosinas fue algo que marcó su infancia, lo que la llevó  consumir grandes cantidades sin tener el menor control sobre su peso y dieta, pero el problemá se agravó al llegar a la edad de los 23 años, cuando su talla y peso eran potencialmente peligrosos y mortales.

Amber Rachdi exceso de peso

Cuando alcanzó el mayor peso en toda su vida, una cifra impactante como 298 kilos tuvo que mudarse con sus padre, ya que no era posible que pudiera asistirse sola, y moverse le resultaba una pesadilla. Para sobrevivir necesitaba si o si cambiar su vida por completo.

Amber cayó en una fuerte depresión, pero tuvo a su favor que tanto su familia como su pareja no la abandonaron, al contrario, fueron su apoyo y la animaron para que pudiera comenzar el proceso de cambio, que sabían que no sería para nada algo fácil.

Cuando ya no podía ni siquiera caminar, dependía completamente de su auto eléctrico y solo salía de su casa exclusivamente para comprar comida. Incluso, era tan extrema su situación que los pliegues de su piel debían lavarse con un cepillo especial para evitar inflamaciones.

Cuando ya estuvo muy decidida a modificar su vida para salvar su vida, ingresó al programa televisivo ¨My 600lb Life¨ (mi vida de 300 kilos) así sería ayudada a controlar su peso y recuperar su salud tanto física como emocional.

No dejes de leer:
La cáscara de manzana, útil para bajar de peso

Pero eso no fue de gran ayuda, ya que su dieta seguía descontrolada, llegando a comer grandes porciones y hasta cuatro platillos al día además de las golosinas que comía a escondidas. Ella confieza que mientras más frustrada se sentía más comía, lo que empeoraba aún más su situación.

Su vida en pareja era muy complicada, no había intimidad y hasta el hecho de dormir juntos significaba algo muy difícil, por lo que se sentía cada vez más deprimida.

Cansada de su estado, tomó la arriesgada decisión de someterse a una operación de alto riesgo puesto que tenía gran peso, se haría un ByPass gástrico para lograr bajar algunos kilos.

Antes de la cirugía, debió bajar 10 kilos mediante una rigurosa dieta, y esto fue un gran desafío, ya que para ella una alimentación saludable no era nada habitual y tuvo que aprender desde cero a comer con medidas nutricionales.

Luego de ello, se mudó a Texas, así podría estar cerca del Dr. Nowzaradan, mismo que estaría a cargo de la operación, en ese tiempo continuó llevando una alimentación más saludable.

Luego de tres meses, pudo bajar 8 kilos y con ello el doctor autorizó la operación. Luego de la cirugía que salió muy bien, ella había podido bajar aproximadamente 40 kilos. Una cifra muy alentadora, a pesar de su gran cantidad de peso.

Ya más motivada por su gran avance, comenzó con mucha energía a llevar otro estilo de vida; continuó con una saludable alimentación y empezó a realizar deporte, con lo cual fue gradualmente bajando más peso.

No dejes de leer:
La yerba mate ayuda a perder peso

Luego de casi un año, regresó con el médico que la había operado, mismo que no la reconocía pues había perdido poco más de 65 kilos. El doctor expresó su admiración pues su perseverancia y esfuerzo la habían ayudado a lograrlo, ahora sería sometida a una nueva cirugía para quitarle el exceso de piel.

Esta cirugía también fue muy exitosa. Amber ha continuado con su estilo de vida saludable e incluso ahora acude con un terapeuta para tratar sus problemas y no refugiarse nunca más en la comida. Después de tanto tiempo en depresión viviendo esclavizada con la comida, ahora Amber se siente feliz y con más seguridad en ella misma, es capaz de ignorar las burlas de las personas y los comentarios negativos hacia su persona, entiende que solo quienes hayan pasado algo parecido pueden comprender el esfuerzo que significa volver a empezar.

Actualmente Amber ha perdido casi 150 kilos, aun le hace falta bajar varios kilos más para llegar a su peso ideal, pero ella continúa desafiándose a sí misma, y viendo los resultados que ha obtenido, sabemos que lo logrará.

Comparte esta motivadora historia que puede inspirar a más de una persona que atraviesa no solo problemas de sobre peso, sino la depresión, frustración o que necesiten motivación para modificar su estilo de vida.

Comparte esto: