Alimentación Cocina Recetas

Pizza sin gluten con corteza de coliflor

Pizza sin gluten

Tal vez estás planeando vetar algunos carbohidratos de tu dieta, o tal vez tienes alergia al gluten, pero no quieres perder la oportunidad de disfrutar una pizza crujiente. Cualquiera que sea la razón, la coliflor puede ser un sustituto inesperado pero sabroso para cualquier masa de pizza.
El huevo y el queso sirven ambos como aglutinantes potenciadores de sabor en esta receta, y hay un poco de margen con el tipo de queso que se utiliza – por ejemplo, que puede ser parmesano, de cabra o mozzarella o todos, puedes jugar con las combinaciones a gusto, también. Escoge tu salsa y coberturas favoritas, y prepara esta deliciosa pizza sin gluten con corteza de coliflor con esta alternativa saludable de un clásico a la hora de cenar.

Pizza sin gluten con corteza de coliflor

Ingredientes (8 porciones)

  • ½ cabeza de coliflor (aproximadamente 2 tazas si se pica)
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 taza de queso mozzarella rallado parcialmente descremado
  • 1 huevo orgánico batido
  • 1 cucharadita de albahaca
  • 1 cucharadita de orégano

Instrucciones

  • Precalentar el horno a 200° C (400° F)
  • Prepararar una bandeja de horno o piedra para pizza. Engrasar bien la bandeja para que no se pegue.
  • Quita los tallos y hojas de la coliflor y picar los floretes en pedazos. Añadir a un procesador de alimentos y procesar justo hasta que la textura sea similar a la del arroz. Si no tienes un procesador de alimentos, puedes rallar la coliflor con un rallador de queso o cortarlo.
  • Sofríe la coliflor “arroz” en un sartén antiadherente a fuego medio y cocina hasta que, aproximadamente a los 6-8 minutos, comience a estar translúcida.
  • En un tazón combinar la coliflor cocida con todos los ingredientes restantes.
No dejes de leer:
Desayuno con proteínas para reducir la inflamación y adelgazar

Pizza sin gluten coliflor

  • Extender la masa en forma pareja sobre la bandeja  – ¼ a ⅓ de pulgada de espesor. La pizza debe ser de aproximadamente 9-10 pulgadas de diámetro.
  • Hornea durante 25-30 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente en los bordes y cocinada por el centro.
  • Retirar la corteza del horno.
  • Cubrir con la salsa de pizza y los ingredientes que le quieras agregar. Tener cuidado de no agregar demasiados ingredientes pesados​​, ya que no querrás sobrecargar la corteza.
  • Hornear la pizza durante 5 minutos más o hasta que los ingredientes estén calientes y el queso se haya derretido. Permite que la pizza se enfríe durante 2-3 minutos y luego cortar y servir inmediatamente.

Redacción: Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock