Consejos Salud

¿Por qué el ejercicio es bueno para la digestión?

La mala digestión es un problema que afecta a un buen número de personas, especialmente quienes se encuentran sobre los 40 años de edad. Los resultados de la mala digestión o dispepsia son varios, como por ejemplo, dolor en la zona abdominal, sensación de estar saciado seguido de la pérdida del apetito. Con el fin de evitar este tipo de situaciones desagradables, queremos explicarte por qué el ejercicio es bueno para la digestión. Así, tendrás buenas opciones para disfrutar de todos los alimentos.

Buena digestión gracias a los ejercicios

Beneficios del ejercicio sobre el aparato digestivo

Es bien conocido que hacer ejercicio físico es beneficioso para que nuestro organismo tenga un buen funcionamiento, ya que te permite fortalecer y mantener la salud del sistema circulatorio, cardiovascular y respiratorio. Pero, vamos a resaltarlo también como un aliado del sistema digestivo. A continuación te indicamos algunos beneficios que puede producir:

El ejercicio fortalece los músculos

Un buen manejo de los ejercicios mejora la fuerza y el tono muscular en los músculos del abdomen, además de que estimula al intestino para mover los alimentos de forma adecuada a través del sistema digestivo. De esta manera, mantiene los órganos internos en su lugar y previene contra el estreñimiento.

No dejes de leer:
Cómo hacer gel de semillas de chía

El ejercicio combate el estrés

Uno de los factores que más contribuyen a detonar problemas gástricos, como por ejemplo la inflamación, es el estrés. Mediante el ejercicio puedes combatirlo, ya que reduces el cortisol, una hormona esteroidea que se libera con el estrés y da como resultado la normalización de tu función intestinal. Es especialmente beneficioso para las personas que sufren el síndrome de intestino irritable o gastritis.

Favorece el tránsito intestinal

Mejora el tránsito intestinal gracias a los ejercicios

Al realizar ejercicios puedes regular los hábitos de evacuación y prevenir el estreñimiento, la diverticulosis y más aún, disminuir el riesgo de sufrir de cáncer de colon.

Consigues mejorar el control del apetito

La razón es que al realizar ejercicios provocas un cambio de hormonas, por ejemplo, la secreción de endorfinas, y esto trae como resultado que reduces el riesgo de comer en exceso eliminando las molestias gastrointestinales que se generan luego de realizar copiosas ingestas.

Modifica la flora intestinal

Con ejercicio modifica la flora intestinal y esto es ventajoso porque previene de enfermedades intestinales y daños en el sistema digestivo, que en términos generales son provocados por el desequilibrio de bacterias buenas y malas.

Mejora tu metabolismo

Al incrementar el metabolismo se aceleran los procesos digestivos y el resultado es que se evita la sensación de pesadez tras las comidas y minimiza el riesgo de sufrir estreñimiento.

Recomendaciones para la realización de ejercicios

Como hemos visto, hacer ejercicios beneficia la digestión. Sin embargo, no basta solo con hacer ejercicios, sino que debemos comprender los factores envueltos en ellos para que resulten adecuados y nuestro sistema digestivo funcione correctamente sin complicaciones. Por eso, nota las siguientes recomendaciones que te mencionamos:

No dejes de leer:
6 ejercicios para aliviar la inflamación y mejorar la digestión
  • No ejercites inmediatamente luego de una comida. Espera al menos dos horas después de comer y por lo menos 30 minutos después de realizar algunos ejercicios vigorosos.
  • No te ejercites si tienes el estómago lleno o si haz tomado una gran cantidad de agua.
  • Trata de no consumir comidas picantes o con muchos condimentos antes de hacer ejercicio.
  • Interésate por conocer tu cuerpo y si notas que experimentas algún dolor o incomodidad luego de ciertas comidas, como medida, modifica tu dieta.
  • No ingieras bebidas azucaradas y carbonatadas antes de practicar ejercicios. Estas bebidas han sido elaborada para ingerirse luego de tener rutinas en las que se libera mucho sudor; si solo se realiza un ejercicio ligero o moderado, es conveniente evitarlas.
  • Antes de iniciar una rutina de ejercicios, primero asiste a una consulta con un profesional de la salud, especialmente si estás embarazada, si tienes mucho tiempo que no realizas ejercicios, si eres mayor de edad, si eres menor de 16 años o si experimentas alguna condición de salud delicada.

Disfruta las ventajas de por qué el ejercicio es bueno para la digestión

El que muchas personas continúen sufriendo de una mala digestión, no significa que en tu caso deba ser igual. Por el contrario, luego de comprender por qué el ejercicio es bueno para la digestión, no descuides tu salud y continúa disfrutando de una buena comida.

Comparte esto: