Consejos Salud

¿Por qué el estrés puede causar problemas digestivos?

El estrés se está convirtiendo en una de las afecciones que más dificultades está ocasionando en la personas. Porque el estrés es una reacción de nuestro organismo a diversas situaciones adversas. Cuando estamos bajo estrés, la presión arterial puede aumentar y la sangre puede viajar con mayor intensidad del estómago hacia los brazos, piernas, cabeza y ocasionar otras reacciones, preparándonos para estar alertas, pero esta condición poco favorable cuando se vuelve crónica, puede afectar nuestra salud digestiva y ocasionar una gran serie de trastornos digestivos. Ahora bien, ¿Por qué el estrés puede causar problemas digestivos?

Cómo el estrés puede causar problemas digestivos

Muchas personas sufren de trastornos digestivos y aseguran que no son nerviosas. Pero el estrés no es cuestión de nervios, más bien tiene mucho que ver con diversas tensiones internas o problemas emocionales que desequilibran el organismo.

Efectos del estrés y el aparato digestivo

El estrés es el responsable en buena medida de una serie de eventos perjudiciales en tu intestino. Algunos se refieren a él, como estrés intestinal. Podemos mencionar algunos de sus efectos:

  • Ocasiona disminución en la absorción de nutrientes
  • Produce disminución en la oxigenación de tu intestino
  • Provoca cuatro veces menos flujo sanguíneo en el sistema digestivo, ocasionando disminución del metabolismo
  • Disminución de la producción enzimática en el intestino
  • Alteraciones en la motilidad gastrointestinal
  • Aumento en la percepción visceral
  • Cambios en la secreción gastrointestinal
  • Efectos negativos en la capacidad regenerativa de la mucosa gastrointestinal y el flujo sanguíneo de la mucosa

Síntomas del efecto del estrés en el aparato digestivo

No es un secreto que todos estamos expuestos al estrés. Aun así, es posible identificar las indicaciones que señalan que nos está afectando en nuestra vida diaria y representando problemas para nuestra salud. Algunos son los siguientes:

No dejes de leer:
5 Remedios caseros simples para dientes amarillos
  • Rigidez o tensión muscular, especialmente en el cuello y hombros
  • Dolores de cabeza
  • Problemas para dormir
  • Aumento o pérdida de peso
  • Ansiedad
  • Reciente pérdida de interés en el sexo
  • Cambios en el consumo de alcohol o comida
  • Dificultad para completar tareas
  • Aumento del deseo de estar con alguien o incluso lo contrario, de alejarse de alguien
  • Rechinar los dientes
  • Sensación de tensión o presión abrumadora
  • Poca concentración
  • Pérdida del sentido del humor
  • Dificultad para recordar cosas
  • Indecisión

Aun así, la lista puede ser un poco más extendida. Estos se resumen en tres grandes rasgos, como son: síntomas físicos, síntomas conductuales y síntomas emocionales.

¿Cómo reducir el estrés y mejorar la salud intestinal?

Imagen del sistema digestivo en el hombre

Son muchas las opciones que tenemos si queremos reducir los riesgos que a nuestra salud representa el estrés desmedido.

  • El ejercicio es muy útil para el aliviar y despejar la mente.
  • Valerse de otras herramientas comunes que resultan en éxito, como son: la relajación progresiva, la meditación, la risa y el yoga, entre otras alternativas similares.
  • Aplicar técnicas de relajación, como por ejemplo, respirar profundo y tener una visión positiva. Esto te permitirá realizar los cambios neurológicos que se necesitan.

Hábitos favorables para combatir el estrés

  • Evitar el azúcar / fructosa: Consumir azúcar y fructosa de manera excesiva crea una distorsión en la relación entre las bacterias buenas y malas de tu intestino.
  • Come alimentos fermentados: Estos alimentos hechos de manera tradicional y sin pasteurizar, son ricos en probióticos (microorganismos vivos que influyen para bien en el intestino).
  • Toma un suplemento de probióticos: Si no es de tu gusto comer alimentos fermentados, la recomendación es tomar algún suplemento de probióticos de buena calidad.
  • Al dormir, hazlo en completa oscuridad: esta medida al dormir, permite la producción apropiada de la hormona melatonina. Y esta actúa como un importante mediador del eje cerebro-intestino, y ha contribuido en buena medida como protector contra el estrés ocasionado por lesiones en el tracto gastrointestinal.
  • Reduce el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Ocasionan daños graves e irreversibles.
  • Realiza al menos 30 minutos de actividad física diaria. Contribuye a mantenerse relajado y al mismo tiempo fortalece el sistema digestivo.
No dejes de leer:
10 signos de que tienes mucho estrógeno y qué alimentos pueden balancearlo

Cómo saber si los problemas digestivos son causados por el estrés

Una manera sencilla de saberlo es evaluando algunas situaciones. Si frecuentemente tienes inconvenientes laborales, familiares, económicos, de pareja y no te resulta fácil resolverlos, puedes estar experimentando el estrés; y si presentas dolores abdominales, acidez, inflamaciones, entonces estás experimentando problemas digestivos por ansiedad.

Cuídate del estrés y controla los problemas digestivos

Tenemos muchas razones para cuidarnos del estrés. Claro está, lo primero es reconocer que éste puede afectarnos a todos. Por eso, conociendo por qué el estrés puede causar problemas digestivos, no te descuides en prevenir sus efectos.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest