Curiosidades

Por qué no deberías dejar de desayunar nunca más

Hoy en día, el mundo vive en un revuelo total, donde las personas están a toda velocidad y bajo un nivel de estrés increíble. Dejando de hacer lo más importante, desayunar, como están tan ajetreados no tienen ni apetito, estragando el estómago y sin aportarle ni un gramo de energía al organismo, o lo que es peor, desayunando comidas chatarras.

efectos en el cuerpo por saltarse el desayuno

Nuestra obligación es mantener el cuerpo despierto durante horas, pero sin comida, esto es más que un reto, imposible de lograr.

Porqué no deberías dejar el desayuno

Cuando nos tomamos el tiempo para un desayuno sano y equilibrado, estamos aportándole a nuestro cuerpo el 25 % de la energía necesaria para todo el día.  Y si incluimos granos integrales quedaremos saciados más tiempo.

Sin embargo, esto no debe resultar desconocido. Todos lo sabemos, que el desayuno es una de las comidas más importantes del día, pero que muchas veces pasamos por alto. Por lo que, debemos hacer un gran esfuerzo y dejar la prisa y las obligaciones por tan sólo un instante. Nuestra salud debe ser lo primero siempre. Estas son algunas de las principales consecuencias por dejar el desayuno, tanto a nivel físico como a nivel de rendimiento.

Disminución del rendimiento físico:

  • Incapacidad de enfocarse o centrarse en las tareas.
  • Cansancio o probabilidad de experimentar fatiga temprana en el día.
  • Disminución de la atención.
  • Menor capacidad de memoria.
  • Mayor probabilidad de irritabilidad o inquietud.

Efectos relacionados con la salud:

  • Mayor probabilidad de aumento de peso debido a bocadillos no saludables o por la ralentización del metabolismo.
  • Mayor riesgo de desarrollar diabetes.
  • Mayor posibilidad de colesterol alto.
  • Mayor potencial de presión arterial alta.

Si necesitas profundizar aún más, te compartimos la nota sobre porqué no deberías saltar nunca más tu desayuno.

No dejes de leer:
Nunca volverás a saltar el desayuno después de leer esto

Desayunos que puedes probar

Por lo que te dejamos unas recetas súper fáciles y prácticas para que pruebes en tu desayuno, aparte de ser deliciosas, tu paladar y organismo lo agradecerá.

Un delicioso desayuno para comenzar el día

Cereales y frutos rojos

En un bol, añadirás un buen puñado de hojuelas de avena, media taza de leche de soja, descremada o agua, acompañada de fresas, ciruelas o manzanas, y para darle un toque más nutritivo agrégale frutos secos.

Este tipo de desayunos te aportará fibras y antioxidantes. La fruta es un gran macronutriente; la avena, por su parte, te aporta hidratos de carbono y los frutos secos, te ofrecerán excelentes antioxidantes como los fenólicos y el resveratrol.

Sándwich integral con jamón de pavo y aguacate

Se te hizo agua a la boca. Este es otro de los desayunos más variados y saludables, al que lo puedes acompañar con una bebida rica en vitaminas como un jugo de naranja natural o un tres en uno (zanahoria, remolacha y naranja).

De preferencia se recomienda un pan de cereales integrales o granos enteros, jamón de pavo, por tener menos grasa, una cucharada de aceite de oliva y trocitos de aguacate. Puedes incluso hacerlo de pollo o atún natural.

No dejes de leer:
16 preguntas de reglas de seguridad que podrían salvar la vida de tu hijo

Los cereales integrales te darán una sensación de saciedad durante horas. Además el aguacate tiene un alto contenido en vitamina E, es bueno para reducir el colesterol y nos ayuda a absorber mejor todos los nutrientes de este desayuno, incluidos los excelentes antioxidantes del jugo de naranja.

Lo importante a la hora de desayunar es que le aportes a tu cuerpo fibra, proteínas y grasas naturales, esto te permitirá arrancar el día con energía y de buen ánimo.

Comparte esto: