Consejos Salud

Porqué el azúcar ayuda a crecer células cancerosas en el cuerpo

Si bien no es noticia de última hora que demasiado azúcar en tu dieta puede conducir a graves problemas de salud como la diabetes y la obesidad, ha habido muchas preguntas sobre la relación del azúcar con el cáncer. Sabemos que el consumo de azúcar puede afectar nuestros niveles de insulina, que a su vez puede conducir a enfermedades crónicas, pero … ¿el azúcar ayuda a crecer células cancerosas en el cuerpo?

células cancerosas etapas

Mientras que los investigadores siguen tratando de entender la conexión directa entre el azúcar y el cáncer, sabemos que el poder de una dieta sana baja en azúcar tiene beneficios para la salud de gran alcance.

Así que vamos a aprender algunos hechos importantes para entender cómo el azúcar puede afectar a las células del cáncer.

Cómo crecen las células cancerosas

Nuestras células sanas están programadas por tu ADN para seguir las reglas del cuerpo por así decirlo, lo que significa que siguen un patrón saludable de crecimiento y replicación como el cuerpo lo crea conveniente. Una célula cancerosa se crea por primera vez cuando una mutación genética sucede a una célula sana o a un pequeño grupo de células.

Una vez que una célula ha mutado su programación sana original o las señales se vuelven defectuosas, llevando a la célula a comenzar a crecer y multiplicarse demasiado y formar un bulto llamado tumor.

A medida que los tumores crecen y sus células cancerosas se multiplican, necesitan un suministro cada vez mayor de sangre. Para ello, envían señales especiales para reclutar la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis) para continuar ayudándoles a crecer. Una vez que una masa cancerosa puede estimular el crecimiento de los vasos sanguíneos, puede crecer más y crecer más rápidamente.

Las células cancerosas, al igual que nuestras células sanas, necesitan oxígeno y nutrientes para crecer y sobrevivir. La glucosa es el azúcar que nuestros cuerpos utilizan más y se utiliza como energía para alimentar a todas las células del cuerpo, sanas o cancerosas. Tener un suministro de glucosa para alimentar a nuestras células es tan importante que incluso sin carbohidratos en tu dieta, tu cuerpo puede hacer la glucosa de otras fuentes como la proteína y la grasa.

No dejes de leer:
Jugo de batata para bajar de peso y tratar dolencias

El azúcar realmente alimenta las células cancerosas

Sabemos que demasiado azúcar no es bueno para nosotros, pero ¿el azúcar directamente alimenta el cáncer? La respuesta corta es sí – pero como acabamos de aprender, el azúcar alimenta a cada célula en nuestros cuerpos. Aquí es donde las cosas se ponen un poco confusas – hay una diferencia importante entre el exceso de azúcar en tu dieta, creando un ambiente que puede conducir a un mayor crecimiento del cáncer y el azúcar directamente alimentando las células cancerosas llevándolas al crecimiento.

el azúcar y las células cancerosas

Investigaciones han demostrado que es en realidad la relación del azúcar con niveles más altos de insulina y factores de crecimiento relacionados, que pueden influir más en el crecimiento de las células cancerosas y aumentar el riesgo de otras enfermedades crónicas. Así que puedes pensar en esto como demasiado azúcar que crea algo de un ambiente más tóxico que puede promover el crecimiento del cáncer.

Muchos tipos de células cancerosas tienen un montón de receptores de insulina, haciéndoles responder más que las células normales a la capacidad de la insulina para promover el crecimiento.

Además, la obesidad, la diabetes y la sobrealimentación crónica han tenido una correlación positiva con el crecimiento y desarrollo de las células cancerosas, pero no necesariamente un vínculo causal directo. Según la Sociedad Canadiense del Cáncer, ser obeso puede causar cambios en los niveles hormonales, como las hormonas sexuales o la insulina, que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, de colon o uterino.

Qué se debe hacer para evitar crecimiento células cancerosas

El azúcar se ha relacionado con una multitud de problemas de salud, incluyendo diabetes, enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, inmovilidad, triglicéridos elevados y presión arterial alta. Un estilo de vida equilibrado y la reducción de azúcares refinados como sodas y alimentos procesados, es un buen comienzo para disminuir tu riesgo de crecimiento de células de cáncer, así como otras condiciones.

No dejes de leer:
Beneficios de la miel de agave como remedio natural

1. Enfoque en una dieta equilibrada

Consumir tu cantidad diaria recomendada de frutas y verduras. Verduras especialmente del tipo crucíferas que incluya mucho brócoli, coliflor y vegetales de hoja verde que son excelentes alimentos alcalinos. Asegúrate de que estás recibiendo suficiente fibra, hierro y proteínas en tu dieta. No beber jugos de frutas que han añadido azúcar y evitar el jarabe de maíz de alta fructosa y el azúcar genéticamente modificado o el reemplazo de azúcar como el aspartame. Usar edulcorantes naturales como la miel o la Stevia.

comer vegetales para evitar células cancerosas

2. Come la cantidad correcta de azúcar

Para las mujeres, no tomar más de seis cucharaditas (25 gramos) de azúcar cada día, para los hombres, no tomar más de nueve cucharaditas por día (37 gramos); esto equivale a 100 calorías para las mujeres y 150 para los hombres. La mayoría de las personas en occidente comen más del doble de esa cantidad, promediando alrededor de 22 cucharaditas por día.

3. Busca los azúcares ocultos

La fructosa, la lactosa, la sacarosa, la maltosa, la glucosa y la dextrosa son todas las formas de azúcar que se pueden encontrar en la etiqueta Información Nutricional en la parte posterior de tu próxima comida.

Otros azúcares naturales: La melaza, el néctar de agave, la miel y el jarabe de arce son azúcares naturales y contienen antioxidantes que pueden proteger su cuerpo contra el cáncer. Pero debes comoquiera consumirlos con moderación ya que contienen la misma cantidad de calorías que cualquier otro tipo de edulcorante y sigue siendo un alimento que le encanta al cáncer.

4. Haz más ejercicio

El ejercicio regular disminuye la resistencia a la insulina y te ayuda a mantener un peso corporal saludable. La investigación sugiere que las personas débiles y activas pueden consumir una dieta de índice glucémico más alto sin aumentar el riesgo de cáncer.

Recuerda que encontrar algo que disfrutes y puedas hacer de manera consistente es la clave aquí – no es necesario que empieces a correr maratones.

Comparte esto: