Beneficios de alimentos Salud

Prebióticos: los alimentos funcionales para mejorar la salud

¿Has escucha alguna vez de los prebióticos? Aunque no son tan comúnmente mencionados por la mayoría, te alegrará saber que son muy importantes para tu cuerpo y fáciles de consumir y conseguir. En éste artículo te mostramos de qué alimentos obtener los prebióticos, como se consumen y que beneficios te traerán para tu salud, entre otras grandes ventajas para tu organismo.

Prebióticos para mejorar la salud intestinal

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos se encuentran naturalmente en diferentes tipos de alimentos funcionales, y se les considera nutracéuticos, es decir, que contienen un efecto positivo para la salud.  También se pueden aislar a partir de plantas (por ejemplo, la raíz de achicoria) o sintetizarse (por ejemplo, enzimáticamente, a partir de sacarosa). Para que los alimentos funcionales pasen a ser clasificados como prebióticos, tiene que ser demostrado, lo siguiente:

  1. No se descompone en el estómago ni se absorben en el tracto gastrointestinal.
  2. Es fermentado por la microflora gastrointestinal.
  3. Estimula selectivamente el crecimiento y / o la actividad de las bacterias intestinales asociados a la salud y el bienestar.

Mujer con flora intestinal sana por consumo de prebióticos

¿Cómo interactúan los prebióticos en el organismo?

Es importante entender el papel que juegan los prebióticos en mejorar la salud, la familiaridad con el tracto gastrointestinal y el cuerpo. Los seres humanos sirven como anfitriones a muchos tipos de microorganismos en la piel, en la boca y en el tracto gastrointestinal. El entorno gastrointestinal humano, incluyendo la microflora, tiene un papel indispensable para la salud de quien los posee. La actividad normal de la microflora intestinal es compleja y puede verse afectada por una serie de factores.

Características de los prebióticos

La característica principal y el efecto de los prebióticos en la dieta es promover el crecimiento y la proliferación de bacterias beneficiosas en el tracto intestinal, y por lo tanto, potencialmente producir o mejorar el efecto de bacterias probióticas. Por otra parte, se ha demostrado que los prebióticos incrementan la absorción de algunos minerales específicos en el organismo, como es el caso del Magnesio y el Calcio, lo que es importante para mejorar la salud en general.

No dejes de leer:
5 aceites esenciales para ayudarte a equilibrar las hormonas

Los prebióticos también pueden ayudar a inhibir el crecimiento de las lesiones, tales como adenomas y carcinomas en el intestino, y por lo tanto reducir los factores de riesgo implicados en las enfermedades colorrectales.

Beneficios de los prebióticos

Mientras que algunos de los efectos beneficiosos de los prebióticos sobre la función del intestino humano se han establecido y su impacto favorable sobre la salud es ampliamente apoyado, se están realizando más investigaciones científicas para comprobar su relación directa con la reducción del riesgo de enfermedades gastrointestinales.

Para las sustancias prebióticas, pocos datos relativos a los efectos reductores de lípidos están disponibles y vienen en su mayoría de estudios con inulina y oligofructosa. En pacientes con hiperlipemia, el efecto prebiótico se refleja en la reducción del colesterol; mientras que en sujetos normales, cualesquiera efectos observados no se observaron alteraciones considerables. Veamos algunos beneficios que los prebióticos nos aportan.

1. Mejoran la microflora intestinal

Flora intestinal sana luego de consumir prebioticos

La microflora intestinal, que incluye tanto las bacterias potencialmente beneficiosos como las potencialmente perjudiciales, es importante en el mantenimiento de un tracto intestinal saludable para que el intestino delgado actúe como una barrera efectiva; permitiendo que los nutrientes sean absorbidos, y manteniendo las toxinas y patógenos (bacterias o virus) extranjeros al margen.

La microflora intestinal  rompe las vitaminas y también fermenta las fibras y carbohidratos que no son digeridos en el tracto gastrointestinal superior. Este desglose produce ácidos grasos que son importantes para soportar una barrera intestinal sana (en particular en el tracto gastrointestinal inferior) y también inhibe el crecimiento de bacterias dañinas. Una flora intestinal sana también se asocia con la regularidad intestinal (heces).

No dejes de leer:
10 trucos caseros para eliminar la inflamación abdominal

2. Ayudan a la absorción de los minerales

Los efectos de los prebióticos en la absorción de minerales han sido investigados, y los estudios en humanos recientes han confirmado que los prebióticos específicos, como los oligosacáridos no digeribles (NDO) mejoran la absorción de calcio. Sin embargo, este efecto varía según el individuo, el NDO particular y la población humana estudiada. Además se piensa que el perfil de fermentación específica y la cantidad consumida también son factores influyentes.

Estudios resientes sugieren que los prebióticos pueden tener un efecto favorable en el sistema inmunológico, proporcionando una resistencia mejorada frente a las infecciones.

 Alimentos que contienen prebioticos

¿Cómo obtener  prebióticos naturalmente?

Según la Fundación Internacional Food Information Council, hay alimentos específicos que los poseen, lo que aumenta su potencialidad en los procesos intestinales de manera favorable. Veamos algunos ejemplos:

  • Los granos enteros
  • Cebollas
  • Plátanos
  • Ajo
  • Miel
  • Puerros
  • Alcachofas
  • Alimentos y bebidas fortificadas
  • Algunos suplementos dietéticos ricos en Inulina, fructo-oligosacáridos, Polioles, Lactulosa y Lactinol.

Estos compuestos esenciales para todo organismo, pueden mejorar la salud gastrointestinal, así como la absorción adecuada de los minerales.

Efectos saludables para tu cuerpo

Los efectos saludables al utilizar prebióticos son potencialmente altos, generando el equilibrio de la microflora del cuerpo, y directa o indirectamente en su mejora de la función del intestino y el sistema inmune. A pesar de que los beneficios varían, dependiendo del tipo y la cantidad de un prebiótico consumido, los expertos coinciden en que el consumo diario de alimentos funcionales que contienen estos componentes es necesario y no tienen sustitutos. Además, los resultados obtenidos de los prebióticos son específicos de la cepa y deben ser demostrados a través de ensayos clínicos apropiados.

Comparte esto: