Mujer Salud

Qué es el flujo vaginal anormal y cómo prevenirlo

En la mayoría de los casos, el flujo vaginal es una parte normal del sistema reproductivo femenino. El fluido de las glándulas dentro de la vagina y el cérvix transporta y elimina las células muertas y bacterias fuera de la vagina. Esto mantiene a la vagina limpia y ayuda a prevenir las infecciones.

flujo vaginal anormal

El olor y la cantidad normal de flujo pueden variar de mujer a mujer, así como el color que puede ser claro, lechoso o blanquecino dependiendo de cada fase en el ciclo menstrual.

El flujo vaginal puede ser más abundante si estás ovulando, amamantando o durante la excitación. Su olor puede ser diferente cuando estás embarazada.

Si el color, olor o consistencia parecen diferentes a la normalidad, o si se acompañan de picazón y ardor, debes acudir al médico porque podrían indicar una infección u otro problema.

¿Qué causa el flujo vaginal anormal?

Cualquier cambio en el equilibrio de las bacterias normales en la vagina puede afectar el olor, color o textura del flujo vaginal. Estos son algunos de los factores que pueden trastornar el equilibrio vaginal:

  • El uso de antibióticos o esteroides.
  • La vaginosis bacteriana; una infección bacteriana que no es de transmisión sexual, pero es más común en las mujeres que tienen múltiples parejas.
  • El uso de pastillas anticonceptivas.
  • El cáncer de cuello uterino.
  • Las infecciones de transmisión sexual como la clamidia o gonorrea.
  • La diabetes.
  • El uso de jabones o lociones perfumadas y baños de burbujas.
  • Una infección pélvica después de una cirugía.
  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
  • La tricomoniasis; una infección parasitaria causada típicamente por tener relaciones sin protección.
  • La atrofia vaginal, caracterizada por el adelgazamiento y resequedad en las paredes vaginales durante y después de la menopausia.
  • La vaginitis, que causa irritación en o alrededor de la vagina.
  • Las infecciones vaginales por hongos (Candidiasis vaginal).
No dejes de leer:
Batido de melón y pepino para perder peso.

Observa la tabla de abajo y aprende más acerca de lo que cada tipo de flujo vaginal podría significar.

Tipos de flujo vaginal anormal y sus posibles causas

Tipo de flujo¿Qué significa?Otros síntomas
Marrón o sanguinolentoCiclos menstruales irregulares o con menos frecuencia, cáncer cervical o endometrial.Sangrado vaginal irregular, dolor pélvico.
AmarilloGonorreaSangrado entre períodos, dolor al orinar.
Espumoso, amarillo o verdoso con mal olor.TricomoniasisDolor y ardor al orinar.
RosadoVertimiento del revestimiento del útero después del parto (loquios)
Grueso, blanco y cremosoInfección por hongosHinchazón y dolor alrededor de la vulva, picor, dificultades en las relaciones.
Blanco, gris o amarillo con olor a pescado.Vaginosis bacterianaPicor o ardor, enrojecimiento, hinchazón de la vagina o vulva.

¿Cómo se diagnostica?

El médico comenzará preguntando acerca de tu historial médico y los síntomas. Entre las preguntas que puede hacer están:

  • ¿Cuándo comenzó el flujo anormal?
  • ¿De qué color es?
  • ¿Hay algún olor?
  • ¿Tienes comezón, dolor o ardor en o alrededor de la vagina?
  • ¿Tienes más de una pareja?
  • ¿Utilizas duchas vaginales?

Es probable que también tome muestras vaginales, del cuello uterino y de la uretra para su posterior examen en un laboratorio.

¿Cómo se trata el flujo vaginal anormal?

Consulta a un médico si notas cualquier secreción inusual. El tratamiento dependerá de la condición que esté causando el problema. Por ejemplo, las infecciones por hongos se tratan generalmente con cremas antimicóticas, pero puedes conseguir algún tratamiento natural para evitar los medicamentos, aunque esto debe ser consultado con un especialista. La vaginosis bacteriana se puede tratar de diferentes maneras según sea tu preferencia, de la manera tradicional se trata con antibióticos y óvulos vaginales, -al igual que la tricomoniasis- que es lo que tu ginecólogo/a suele recetar, o puede ser también por maneras naturales. En adición al tratamiento casi siempre es necesario realizar algunos cambios en el estilo de vida y en los hábitos higiénicos.

No dejes de leer:
Los 5 mejores alimentos para el cerebro.

Consejos para prevenir el padecimiento

Estos son algunos consejos útiles para prevenir las infecciones vaginales y el flujo vaginal anormal asociado:

  • Mantén tu vagina limpia, lavándola regularmente con un jabón suave y agua tibia. De ser posible, utiliza solo agua.
  • Nunca uses jabones perfumados o duchas vaginales. También evita los aerosoles femeninos y los baños de burbujas.
  • Después de ir al baño, siempre límpiate desde adelante hacia atrás para evitar que las bacterias entren en tu vagina y causan una infección.
  • Usa ropa interior 100% de algodón y evita la ropa demasiado apretada, de modo que permitas la ventilación de tu vagina.
  • No comas alimentos azucarados mientras estás con el problema, o si el problema es algo que persiste mucho en tu cuerpo; el azúcar alimenta a las bacterias que causan flujo vaginal por infecciones, y lo hacen interminable.

Para conocer más sobre el flujo vaginal, sus tipos, causas, tratamientos y remedios caseros se recomienda visitar www.flujovaginal.com; donde también puedes descargar totalmente gratis el libro “Flujo Vaginal. La Solución”, una guía que te ayudará a normalizar tu flujo vaginal anormal de manera holística y natural.