Enfermedades Salud Salud emocional Terapias Tratamientos

Qué es la ciática y el lumbago y cómo puedes tratarlo

Qué es la ciatica y el lumbago

La ciática y el lumbago suelen producirse como consecuencia de que los nervios que salen desde la médula, ubicada en el interior de la columna vertebral, se ven pinzados, normalmente porque los músculos que hay sujetando la columna están débiles, por falta de ejercicios que los fortalezcan y estiren, también puede suceder que el disco intervertebral, una pequeña esponjita situada entre las vértebras, que hace de almohadilla, este herniado y una parte de él presione alguno de los nervios que salen desde la columna.

Además, según la Medicina China, los dolores de ciática y el lumbago se producen por afectación del riñón y vejiga, siendo sus causas múltiples, por ejemplo,  por genética que uno nazca con una deficiencia en estos órganos. Además, influyen una mala dieta con exceso de carne, queso, picantes, café, sal, alcohol, y falta de alimentos sanos como las verduras, ensaladas, legumbres, cereales, frutas, abundantes líquidos (con los líquidos no debemos pasarnos al extremo y beber mucha agua porque provocaríamos un agotamiento y posterior fallo de los riñones).

Por otro lado, según la teoría psicosomática en donde nuestras emociones influyen en nuestro estado del cuerpo, un dolor en el nervio ciático, puede indicar ciertos aflicciones que se reflejan en esas partes del cuerpo. No es absoluto, pero relfexiona sobre tus estados emocionales repetitivos y ve, si transformando alguno, puede repercutir en mejorías.

No dejes de leer:
30 razones para hacer remedios caseros con sábila

tratar la ciatica y lumbago

Soluciones para aliviar la ciática y lumbago

  1. Masaje en la pierna afectada y en la zona lumbar: con aceite de hipérico o con aceite de almendras dulces, echaremos unas gotas de esencia de romero y un poco de extracto de árnica (actúan como antiinflamatorios) , pondremos una toalla bajo la persona, el enfermo boca abajo con una almohada bajo el vientre para que la zona lumbar no quede hundida, si está así incómoda poner de lado; comenzaremos a masajear la planta del pie, luego haciendo barrido suave al principio subiremos, después cuando se van calentando los músculos más fuerte como si estuviésemos amasando pan y trazando líneas con todos los dedos, desde abajo hacia arriba por los gemelos, en el hueco poplíteo (detrás de la rodilla), por detrás del muslo y a los lados o caderas, al final por los glúteos, amasando sobre todo esta zona, podemos notar bolitas dentro de estos músculos glúteos que responden a zonas inflamadas de los nervios afectados, con el masaje, al activar la circulación, se disolverán y el dolor desaparecerá.
  2. Trabajo interior para observar miedos que nos bloquean y que puede reflejarse en nuestras dolencias en nuestro cuerpo.
  3. Gimnasia, suave con movimientos de yoga, para fortalecer la zona lumbar:
  4. No se aconseja el exceso de reposo.
  5. Aplicar calor con una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica o del sol.
  6. Es importante la higiene postural, es decir, sentarse en asientos duros con la espalda recta y los riñones bien apoyados, llevar los riñones calientes y evitar las corrientes de aire frío, dormir de lado con las rodillas flexionadas y con un cojín entre ambas piernas, evitar levantar los objetos desde el suelo sin flexionar las rodillas.
No dejes de leer:
Los signos de falta de proteínas

Además puede ver estos ejercicios en video para aliviar la ciática.
Nota: Siempre consulta a un especialista antes de hacer un tratamiento personal.