Enfermedades Salud Terapias

¿Qué es la Quiropráctica?

La quiropráctica es una práctica médica alternativa. Tiene un enfoque distinto al de la medicina tradicional sobre el tratamiento de los problemas de salud.

Los conceptos básicos de la quiropráctica son:

– El cuerpo tiene una poderosa capacidad de curarse por sí mismo
– La estructura de su cuerpo (principalmente la columna vertebral) y su función están relacionadas
– El objetivo de la terapia quiropráctica es normalizar esa relación

Los quiroprácticos son doctores en quiropraxia o D.Q. Utilizan un tipo de terapia que se aplica con las manos llamada manipulación vertebral o ajuste. Muchas personas visitan a los quiroprácticos para el tratamiento del dolor en la parte baja de la espalda.

El cuidado quiropráctico es una forma de diagnosticar y tratar problemas de salud que afectan los nervios, los músculos, los huesos y las articulaciones del cuerpo. Un médico que ofrece este tipo de atención se llama quiropráctico.

Los ajustes manuales de la columna vertebral, llamados manipulación de la columna, son la base del cuidado quiropráctico. La mayoría de los quiroprácticos también utilizan otros tipos de tratamientos.

¿Qué sucede durante una visita a un quiropráctico?

La primera visita suele durar de 30 a 60 minutos. El quiropráctico necesitará conocer cuáles son sus metas para el tratamiento y su historia clínica. Le preguntarán acerca de:

Quiropráctica

Lesiones y enfermedades pasadas
Problemas actuales de salud y medicamentos que esté tomando
Estilo de vida
Dieta
Hábitos de sueño
Ejercicio
Estrés mental que pueda tener
Consumo de alcohol, drogas o tabaco

Coméntele a su quiropráctico acerca de cualquier problema físico que pueda tener y que le dificulte la realización de ciertas tareas. También coméntele si presenta algún entumecimiento, hormigueo, debilidad o cualquier otro problema neurológico.

No dejes de leer:
Los beneficios de estirarse al despertar o durante el día

Después de preguntarle acerca de su salud, el quiropráctico le hará un examen físico. Esto incluye pruebas de qué tan bien se mueve la columna vertebral, lo cual se conoce como movilidad de la columna. El quiropráctico también puede hacer algunos exámenes, como revisar la presión arterial y tomar radiografías. Estos exámenes buscan problemas que se le pueden estar agregando a su dolor de espalda.

El tratamiento generalmente comienza en la primera o segunda consulta.

Se le puede pedir que se recueste sobre una mesa especial, donde el quiropráctico realiza las manipulaciones de la columna vertebral.
El tratamiento más común es la manipulación que el quiropráctico hace con la mano. Consiste en mover una articulación de la columna vertebral hasta el máximo de su rango, seguido de una compresión ligera. Esto con frecuencia se llama “ajuste” y realinea los huesos de la columna vertebral para que estén rectos.
El quiropráctico también puede realizar otros tratamientos, como masajes y otros trabajos en los tejidos blandos.

Algunas personas permanecen un poco adoloridas, rígidas y cansadas durante unos días después de la manipulación. Esto se debe a que su cuerpo se está ajustando a su nueva alineación. Usted no debe sentir ningún dolor a raíz de la manipulación.

¿Cuántos tratamientos necesitará?

Generalmente se necesita más de una sesión para corregir un problema. Por lo general, los tratamientos duran varias semanas. El quiropráctico puede sugerir dos o tres sesiones cortas a la semana al principio, las cuales sólo durarían unos 10 a 20 minutos cada una. Una vez que usted empiece a mejorar, el tratamiento puede ser sólo una vez por semana. Usted y su quiropráctico hablarán sobre la eficacia del tratamiento con base en las metas planteadas en la primera sesión.

No dejes de leer:
Por qué no es bueno tomar café al despertarnos

¿Qué afecciones trata mejor el quiropráctico?

La quiropraxia es más eficaz para el tratamiento de:

El dolor de espalda subagudo (el dolor que ha estado presente durante 3 meses o menos)
Reagudizaciones del dolor de espalda crónico (prolongado)
Dolor en el cuello

Quiropráctica VL

¿Quién no debe recibir tratamiento con un quiropráctico?

Las personas no deben recibir tratamiento quiropráctico en las partes de sus cuerpos afectadas por alguno de estos padecimientos:

Fracturas o tumores óseos
Artritis grave
Infecciones de huesos o articulaciones
Osteoporosis (adelgazamiento de los huesos) grave

En muy raras ocasiones, la manipulación del cuello ha dañado vasos sanguíneos o causado accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, el proceso de evaluación que su quiropráctico hace en su primera consulta es para ver si usted podría estar en alto riesgo de estos problemas. Si es así, su quiropráctico no realizará la manipulación del cuello.

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
Fuente: www.nlm.nih.gov