Psicología Relaciones de pareja

Qué hacer cuando tu pareja es un mentiroso crónico

A nadie le gusta un mentiroso, y más incómodo aún es cuando el mentiroso crónico es tu pareja. No hace falta ver una estadística para saber que es un hecho que las personas que mienten no son confiables y resultan incómodas.

Cómo convivir con un mentiroso crónico

La mayoría de las veces, detectar a un mentiroso es simple, y te puedes distanciar fácilmente de esa persona. Pero a veces la persona que tiene esta pésima característica se encuentra en nuestra familia, o es nuestra pareja. Tratar de llevar una relación con alguien que miente de manera crónica puede ser un reto, ya que estas personas lo hacen como un acto reflejo. Un mentiroso crónico es un mentiroso compulsivo, o alguien que miente por costumbre como una forma natural de responder a las preguntas.

La mayoría de las veces, las mentiras no tienen sentido y puede ser difícil llegar a entender por qué se piensan que esa mentira era necesaria. Afortunadamente, la mayoría de los mentirosos crónicos no son peligrosos o manipuladores, pero ciertamente, convivir con ellos resulta muy frustrante.

Puede ser difícil de detectar un mentiroso crónico cuando estás enamorado

A veces, las mentiras pueden ser tan grandiosas que es obvio que una persona está mintiendo. Otras veces, puede ser difícil detectarlas debido a que estás involucrado personalmente. Para la persona que realiza la mentira, puede proporcionarle una manera de escapar de responsabilidades y cargos, pero no siempre se saldrán con la suya. Más aún, la mentira crónica suele ser un síntoma de un trastorno de la personalidad tales como el trastorno narcisista de la personalidad y el trastorno límite de la personalidad.

La confrontación suele ser la opción más directa si sospechas que tu ser querido está mintiendo compulsivamente, pero puede ser algo complicado. De hecho, no hay mucha recompensa en hacer esto, ya que lo más probable es que siga mintiendo y la relación se vuelva más tensa. En un escenario así, ninguna relación puede fructificar, sobre todo si el sentimiento de ser engañado a cada momento aflora cada vez más y no hay un consenso entre ambos.

Es como si no fueras digno de la verdad

Cuando estás enamorado o relacionado con un mentiroso crónico, además de ser frustrante el crecimiento, es algo que hace daño. Tu pareja puede hacerte sentir que no vale la pena decirte la verdad, y que una mentira puede ocupar el lugar de cualquier asunto importante en la relación. Más aún, se hace imposible confiar en esa persona, ya que sabes que él / ella miente compulsivamente. Para el mentiroso, esto es una conducta adictiva que proporciona comodidad, pero para el que está siendo mentido, le proporciona el dolor y la confusión. Debido a estos factores, una relación sana es muy difícil de lograr.

No dejes de leer:
Si quieres ser más creativo entrena el cerebro de estas maneras

Aunque puede proporcionar una liberación para el mentiroso, nunca te sentirás reconfortado si te viven mintiendo, incluso lo más normal es que te sientas burlado y menospreciado. De hecho, esto puede afectar de tal manera que podrías comenzar a preguntare si todo el mundo te está mintiendo.

En sí no es la mentira compulsiva o crónica lo que afecta, sino el hecho de saber que estamos ante alguien que no ve la realidad, o que peor aún, prefiere taparla con falsos acontecimientos.

¿Qué hacer con un mentiroso crónico?

Obviamente, la última cosa que quieres hacer es cortar los lazos con un miembro de la familia o con tu pareja, sobre todo si existe una conexión importante, pero por desgracia, es posible que tengas que hacerlo, aunque eso será el último recurso. Ya que antes de eso, los pasos siguientes pueden ayudarte a lidiar con la situación.

Edúcate tu mismo

Si no eres capaz de ver la mentira crónica, no serás capaz de acercarte de forma adecuada para enfrentar a tu pareja. No te preocupes, que no es necesario obtener un grado de psicología para ello, solo deberás investigar un poco. Si puedes entender mejor lo que motiva a tu pareja a ser un mentiroso crónico, más fácilmente serás capaz de hablar con él.

Empieza de a poco

Cuando estás teniendo una conversación con un mentiroso crónico, no es recomendable enfrentarlo de inmediato, sobre todo hacer menciones acerca de enormes mentiras que haya dicho en el pasado. En su lugar, escucha con atención a los detalles del cambio y haz una pausa en la conversación para preguntar sobre un detalle que sientes que es una mentira.

Ofrece tu ayuda

Si estás muy cerca de la persona, habla con ellos acerca de una terapia. Cortésmente recomienda que reciba ayuda para hacer frente a esa necesidad de ser deshonesto y mentir a la primera de cambio. Si dicen que no al principio, no lo apresures, se paciente y vuelve a intentarlo más tarde.

No dejes de leer:
Desensibilización sistemática y como puede afectarnos o salvarnos

Se paciente

Recuerda que esta persona no se convirtió en un mentiroso crónico durante la noche. Por lo tanto, no van a ser personas que digan la verdad de la noche a la mañana. Muestra a la persona que realmente te preocupas por ayudarlo.

Toma nota de sus mentiras

Si bien puede parecer una cosa terrible tener que llevar un diario, o incluso notas en tu teléfono, puede ayudarte a enfrentar tales mentiras más adelante (y podrás hacerlo con detalles). La intención no es hacer sentir inferior al mentiroso, sino más bien proporcionar una descripción precisa y detallada de las mentiras que él / ella ha contado con el fin de ilustrarle que tan ridículas o escandalosas han sido.

Ingnóralos

Cuando un mentiroso crónico está hablando, por lo general es difícil prestar atención de todos modos. Ya sabes que la mitad de lo que dicen no tiene ningún sentido. Por supuesto, se supone que debemos ser considerados con los demás y prestar atención a lo que dicen, pero nadie se anima a entretener a un mentiroso. Si no van a respetarte, no tienes por qué respetarlos. Por supuesto, esto no es una invitación a ser cruel con ellos, sino más bien una oportunidad para restarle la importancia que el cree que tienen sus comentarios falsos.

Todos estos consejos son imparciales. Cuando estás en una relación con alguien que miente tan fácil como respirar, puede ser muy difícil ser paciente, ofrecer ayuda y hacer caso omiso de sus actos. Sin embargo, lo más importante que puedes hacer es respetarte a sí mismo. Si encuentras que la relación es tan tóxica que te está afectando negativamente, incluso cuando estás lejos del mentiroso, puede que tengas que cortar los lazos.

Si bien nadie quiere terminar una relación con un familiar o un cónyuge, a veces es la única salida. No te permitas sentir culpa si este es el caso para ti. Si haz hecho lom que te corresponde y no hay respuesta positiva del otro lado, no es saludable seguir padeciendo sobre tus hombros una relación que no tiene futuro.

Comparte esto: