Consejos Salud

Qué ocasiona el desgaste de cadera y cómo podemos evitarlo

El desgaste de cadera, también denominada artrosis de cadera, es un problema que afecta en mayor medida a las mujeres que a los hombres, perjudicando de gran manera la calidad de vida. No obstante, el desgaste de cadera afecta realmente al cartílago, y una buena prevención y tratamiento hará que mejore nuestra salud. Por esto, es importante conocer cuándo sufrimos esta dolencia para ponerle solución cuanto antes y evitar las molestias que esta origina.

cómo podemos evitar el desgaste de cadera

La artrosis primaria es debido al desgaste por el paso del tiempo, aparece ya a partir de los 60 o 65 años de edad. La artrosis secundaria, se debe a problemas locales y problemas de la articulación debido a luxaciones, alguna lesión e incluso alguna enfermedad mal curada nos puede ocasionar este desgaste de cadera, e inclusive una mala nutrición o problemas óseos. En estos casos podemos sufrir problemas de cadera a partir de los 30 o 35 años. En ocasiones los factores congénitos, como una displasia de cadera, trastornos del crecimiento u otros problemas aparecen desde la gestación.

Desequilibrio en nuestro esqueleto: es algo frecuente, en ocasiones sufrimos lo que se llama una dismetría o desigualdad de longitud de los miembros inferiores.

Causas del desgaste de cadera

La artrosis de cadera involucra  varios factores desencadenantes que deben de suceder para que se produzca este desgaste, pero en el proceso de degeneración de la articulación de la cadera no se ha podido esclarecer una causa principal, que sea la que empiece a provocar el desgaste del cartílago.

La teoría más aceptada es la que suscita como principal causa de la artrosis de cadera la alteración en la composición de los cartílagos articulares, debido al paso de los años o a la carga excesiva que sufre la cadera y sus componentes durante el movimiento. Posteriormente, tras el desgaste y adelgazamiento de los cartílagos articulares, comienzan a alterarse los componentes óseos más cercanos mediante la formación de esclerosis ósea, desestructuración de la arquitectura interna normal de los huesos, apareciendo ya de forma secundaria y consecutiva la formación de osteofitos y quistes subcondrales.

No dejes de leer:
Nunca ignores el pelo canoso debido a estas 5 razones

La obesidad, la edad avanzada, la actividad profesional, la carga excesiva en la articulación por el deporte de alto nivel, las malformaciones o alteraciones en la anatomía de la cadera suelen ser algunas de las causas secundarias, que juntas o de forma aislada provocan lo que conocemos como artrosis de cadera.

Se ha establecido un aumento secuencial y progresivo de la presencia de artrosis de cadera a medida que se produce un aumento en la edad. Es evidente, ya que a más edad más carga y más presiones, provocando la aparición de las alteraciones óseas.

La relación del aumento del peso con la aparición de artrosis de cadera se explica debida a que la cantidad de fuerza que deben efectuar las articulaciones en el movimiento que realiza una persona obesa, es mucho mayor que en una persona que tenga un peso adecuado. A menor masa, menor fuerza aplicada a la articulación y por tanto menor desgaste. Se ha observado que en profesiones que requieran el uso de carga excesiva o aumentada en la cadera por su habitual ritmo de trabajo, son aquellas en las que los pacientes sufrirán artrosis de cadera más intensa y de manera más precoz, igualmente ocurre con aquellos deportes de impacto en los que el desgaste de los componentes de la articulación es mayor.

gráfico del desgaste de cadera

Se ha podido comprobar con cierta evidencia que la alteración en la congruencia entre el fémur y el cotilo de la pelvis, aunque sea mínima, favorece un mayor proceso de degeneración por mal contacto entre ambas partes de la articulación, provocando con ello una artrosis más severa y en edades más tempranas.

En algunos estudios se ha podido comprobar la relación directa entre el componente genético y la aparición de artrosis de cadera.

No dejes de leer:
Primeros Auxilios en caso de Hipotermia

La presencia de traumatismos directos, fracturas u otras alteraciones anatómicas durante la vida de una persona se asocia a largo plazo con la presencia de artrosis de cadera.  Aproximadamente entre 5-10% de las artrosis de cadera en hombres suelen ser explicadas por traumatismos en la misma cadera en años anteriores.

El aumento de la aparición de artrosis de cadera tras la menopausia en el caso de las mujeres es un claro indicativo de relación indirecta. Esta relación se produce incluso en mujeres jóvenes que por diversos motivos se les produce este desarreglo hormonal.

Cómo se evita el desgaste en la cadera

Como ya se ha mencionado previamente, todos estos factores pueden ser consideradas causas de la artrosis de cadera, aunque ninguna es la causa principal, sino que la aparición de esta enfermedad consiste en un cúmulo de varios de estos factores.

Para evitar el desgaste de cadera, es importante la prevención. En primer lugar, es importante mantener un peso saludable, ya que el sobrepeso tiene un impacto negativo en los huesos, y esto hace que deban soportar un mayor esfuerzo.

También es muy importante practicar algún tipo de ejercicio moderado y de bajo impacto, tal como la natación, en la que no hay impacto debido a la reducción de gravedad y no se ejerce presión sobre las articulaciones. Otros ejercicios recomendados para evitar el desgaste de cadera son el yoga, la bicicleta estática o el pilates.

Por el contrario, las personas que padecen o tienen tendencia a padecer desgaste de cadera, ya sea por predisposición genética o por el tipo de actividad que realizan, deben evitar hacer deportes de alto impacto, ya que este ejercicio ocasiona un fuerte impacto en las caderas debido a la posición de los pies que ejercen mucho estrés a las rodillas. Actualmente todavía no se conocen medicamentos eficientes para prevenir el desgaste del cartílago.

Comparte esto: