Psicología Reflexiones

¿Qué revelan tus ojos sobre ti? ¿Son realmente el espejo del alma?

Se dice que los ojos son el “espejo del alma“, que cuando miramos a alguien a los ojos, somos capaces de percibir su esencia. Y la verdad es que esta afirmación no es del todo errónea, porque los ojos ofrecen mucha información sobre el estado emocional de una persona.

los ojos son el espejo del alma

Cuando la gente está triste o preocupada frunce el ceño de la frente, esto hace que sus ojos parezcan más pequeños. Pero cuando son felices decimos que sus ojos brillan, porque esta emoción hace que levanten las cejas, de modo que los ojos parezcan más grandes y pueden recibir más brillo.

Además, podemos distinguir entre una sonrisa genuina, también conocida como “Duchenne sonrisa” y una sonrisa falsa, sólo por mirar a los ojos de la persona. De hecho, los movimientos de la boca son fáciles de imitar, lo hacemos continuamente por cortesía, pero los ojos no mienten: cuando estamos realmente felices no sólo podemos sonreír sino también arrugamos las lineas al costado de los ojos, ofreciendo una sonrisa genuina. Sin embargo, cuando las personas fingen una sonrisa, por lo general se olvidan de los ojos, que permanecen inexpresivos.

Lo que dicen los ojos y los movimientos oculares

Si el ojo es el espejo, la pupila es literalmente una abertura en el ojo. La pupila funciona como el obturador de una cámara, ampliando y contrayendo para ajustar la cantidad de luz que entra en el ojo. Por lo tanto, nuestros ojos se contraen con la luz y se expanden con la oscuridad.

No dejes de leer:
Señales de que estás siendo una mujer madura

Lo que dicen las pupilas

Pero los ojos no sólo responden a la luz, también expresan nuestras emociones e intenciones. De hecho, las pupilas se dilatan incluso cuando estamos emocionados, porque nuestro cuerpo activa una red de alerta que involucra al sistema nervioso autónomo preparándose para responder cuando nos enfrentamos a una amenaza o una oportunidad. Por esta razón se considera que la dilatación de la pupila es una verdadera señal de interés sexual.

Sin embargo, las pupilas se dilatan incluso en respuesta a un estímulo que llama nuestra atención. Cuando estamos explorando el ambiente, por ejemplo, las pupilas se dilatan para capturar tanta información visual como sea posible. Por lo tanto, la dilatación de los ojos se considera una señal de gran interés incluso en la conversación.

lo que tus ojos revelan sobre ti

El movimiento ocular

Pero nuestros ojos no son los únicos que ofrecen información. Incluso los movimientos de los ojos son importantes. De hecho, un estudio realizado en la Universidad Estatal de Arizona encontró que la gente curiosa suele mover continuamente sus ojos. Estos psicólogos evaluaron el nivel de curiosidad de los participantes, como el deseo de adquirir nuevos conocimientos y nuevas experiencias. Más tarde les pidieron que vieran una serie de imágenes, mientras que sus movimientos oculares fueron controlados. Así que vieron que los más curiosos eran incluso aquellos que constantemente movían los ojos buscando información.

No dejes de leer:
Las consecuencias espirituales del consumo del alcohol

La forma de mover los párpados

También cerrando los párpados podemos revelar información valiosa sobre nosotros. En este sentido, algunos psicólogos de la Universidad de Portsmouth han descubierto que la forma en que parpadeamos puede indicar si estamos mintiendo. Los investigadores pidieron a un grupo de personas que contaran una historia falsa ya otros que recordaran un acontecimiento que realmente ocurrió en sus vidas. Analizando su comportamiento vieron que cuando una persona está mintiendo no cierra los ojos continuamente.

Es interesante, porque normalmente abrir y cerrar los ojos varias veces se considera un signo de nerviosismo, y mantener los ojos abiertos durante mucho tiempo significa que estamos haciendo un esfuerzo cognitivo. De hecho, cuando mentimos nuestro cerebro puede sufrir una sobrecarga cognitiva, lo que le impide mantener el mismo nivel de control sobre varias funciones que normalmente ocurren automáticamente.

Así que, ahora sabes que los ojos son el espejo del alma, o al menos una pequeña ventana que muestra una parte de nosotros y descubre una parte del otro.

Comparte esto: