Consejos Salud

Químicos en las gaseosas dañan los huesos

Aún y que los riesgos para la salud de las gaseosas son bien conocidos ahora, mucha gente continúa bebiéndola. Se ha producido un ligero descenso en las ventas gracias a los que dicen que están evitándola de forma activa, pero aun así, las ventas de este tipo de bebida en el mundo, son extraordinarias, lo que lleva a un mayor riesgo de diabetes, obesidad, caries, enfermedades del corazón y más.

gaseosas sodas

Químicos en las gaseosas dañan los huesos

Si todavía estás luchando contra la adicción al azúcar y no te has podido quitar de encima a las gaseosas, aquí están algunas de las razones por las que debes hacerlo ya.

1. Las gaseosas pueden conducir a la osteoporosis

Sea de dieta o regular, todos los refrescos contienen fosfatos o ácido fosfórico para darles su sabor fuerte y picante y mejorar su vida útil. El ácido fosfórico existe en muchos alimentos enteros, pero en exceso puede conducir a problemas cardíacos y renales, pérdida de masa muscular, osteoporosis, y puede acelerar el proceso de envejecimiento. El exceso de ácido fosfórico en relación con la ingesta de calcio, puede causar pérdida de masa ósea, y la cafeína en sodio puede interferir con la absorción de calcio. Una dieta que incluye gaseosas, de dieta o no, disminuye la densidad ósea y aumenta el riesgo de osteoporosis.

2. Las sodas causas aumento de grasa

Investigadores daneses descubrieron que beber una gaseosa no dietética conduce a un aumento espectacular en la acumulación de grasa en el hígado y los músculos esqueléticos – ambos de los cuales contribuyen a la resistencia a la insulina y la diabetes. El estudio encontró que los que bebieron un refresco regular todos los días durante seis meses, aumentaron la grasa del hígado, grasa esquelética, grasa en la sangre de triglicéridos y otras grasas en órganos, junto con un aumento del 11% en el colesterol. No sólo los refrescos conducen a la acumulación de grasa y aumento de peso, hacen que la grasa se acumule en algunos de los peores lugares.

No dejes de leer:
Vaginosis bacteriana y 9 remedios para combatirla naturalmente

3. Los refrescos de cola contienen aditivos que causan cáncer

El colorante artificial de caramelo es un aditivo popular en muchos refrescos para darles su color marrón. Este ingrediente contiene dos contaminantes: 2-metilimidazol y 4-metilimidazol. Se han encontrado que ambos causan cáncer, y de acuerdo a la estricta lista de productos químicos que pueden producir cáncer de la Propuesta 65 de California, sólo 16 microgramos al día de 4-metilimidazol es suficiente para representar una amenaza de cáncer. Aquí está la parte que da miedo: las bebidas de cola marrón más populares, tanto de dieta y regulares, contienen 200 microgramos por botella de 20 Oz.

4. Las sodas provocan caries

Los dentistas tienen un nombre para la caries dental que ven en los niños y adultos que beben muchos refrescos. Le llaman “rocío de la montaña de la boca,” los que beben soda en exceso, tienen la boca llena de dientes cariados. El ácido cítrico en la soda erosiona el esmalte y la dentina con el tiempo, que son el núcleo de los dientes.

dientes amarillos por tomar gaseosas

5. Las gaseosas conducen a la enfermedad

  • Hígado graso no alcohólico: El consumo excesivo de fructosa a través de bebidas azucaradas puede sobrecargar el hígado, provocando que la fructosa se convierta en grasa. Esta grasa puede permanecer en el hígado y conducir a la enfermedad de hígado graso no alcohólica.
  • Resistencia a la insulina: El consumo excesivo de azúcar también puede causar que las células se vuelvan resistentes a los efectos de la insulina. Cuando esto sucede, el páncreas debe producir más insulina para eliminar la glucosa de la sangre, el aumento de los niveles de insulina conduce a resistencia a la insulina.
  • Diabetes tipo 2: Beber tan solo una lata de refresco por día se ha relacionado consistentemente con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Imagínate si cada persona añade una lata de refresco a su dieta diaria. Millones y millones de personas en tan sólo un sólo país, podrían convertirse en diabéticos.
  • Enfermedad del corazón: las bebidas endulzadas con azúcar pueden aumentar algunos de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. Muchos estudios han encontrado fuertes vínculos entre el consumo de azúcar y el riesgo de enfermedades del corazón. Sólo una bebida azucarada por día puede causar un 20% más de riesgo de sufrir un ataque al corazón, o morir de un ataque al corazón.
  • Demencia: Los investigadores han encontrado una relación entre el aumento de azúcar en la sangre y un mayor riesgo de demencia. Grandes dosis de bebidas azucaradas pueden afectar la memoria y la capacidad de toma de decisiones, que puede conducir a condiciones tales como la enfermedad de Alzheimer.
No dejes de leer:
3 razones para renunciar al gluten

Si eres una de esas personas que consumen muchas bebidas gaseosas, deberías considerar estos riesgos y empezar a cambiar ese hábito dañino que bien se puedes sustituir por bebidas saludables. Opta por bebidas naturales, aguas saborizadas con fruta natural, hay muchas maneras en que puedes eliminar las sodas de tu dieta para siempre y darle espacio a tu cuerpo para la buena salud.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock