Ecología Hogar

Quitar la grasa de los gabinetes de la cocina

Quitar la grasa de los gabinetes

Esas partes que nunca se librarán de almacenar la grasa de nuestras manos mientras cocinamos y que son los gabinetes de la cocina (sobre todo en el área que tomamos para abrirlos), tiene de hecho una solución natural para que podamos quitar la grasa de ellos y dejar nuestra cocina impecable.

Quitar la grasa de la cocina es fácil y práctico, y no maltrata el acabado de la madera u otra superficie de la que esté fabricada tus gabinetes de la cocina, y tampoco tus manos. Sólo necesitas estos ingredientes que, más a la mano no pueden estar para fabricar tu propia pasta para remover esa grasa que fácilmente se acumula, y que no luce nada estética en nuestra cocina.

Primer método para quitar la grasa de los gabinetes

Te mostraremos como realizar tu propio removedor natural de grasa de los gabinetes de la cocina sin maltratar la madera ni tus manos.

Necesitarás:

  • 1 parte de aceite vegetal
  • 2 partes de Bicarbonato de Sodio
  • Cepillo pequeño para tallar bien el área (uno de dientes es perfecto)
  • Un paño o papel que sirva para detener ahí toda la pasta que vaya cayendo mientras tallas.

Mezclar bien los ingredientes y formar una pasta. Tallar bien con el cepillo hasta remover la grasa. Puedes intentar las veces que sea necesario hasta conseguir quitar la suciedad según la cantidad acumulada. Después de tallar, lavar bien con un paño húmedo para quitar el exceso de pasta. Puedes ver en la imagen a continuación un antes y después del uso de este método efectivo para quitar la grasa de los gabinetes de la cocina.

No dejes de leer:
Solución para toallas más absorbentes y sin mal olor

como quitar la grasa de los gabinetes de cocina

Otra alternativa para quitar la grasa en la cocina

El vinagre no es sólo para el usarlo junto a las verduras o sobre las papas. El vinagre también tiene cualidades para quitar la grasa en la cocina lo cual lo hace un gran aliado para desinfectar el hogar y mantener limpios los muebles, entre ellos, incluidos, los gabinetes de cocina.

Humedece un paño limpio y seco con vinagre blanco sin diluir, y limpia los gabinetes grasientos. Enjuaga el paño con agua caliente, escurre la mayor parte de la humedad, y lo puedes volver a utilizar para darle el toque final a los gabinetes. Seca las superficies húmedas con una toalla de papel, pero ten en cuenta los puntos todavía pegajosos que necesitan dejar secarse naturalmente y volver a ser limpiados, si es necesario.

El bicarbonato de sodio para quitar la grasa

Espolvorea bicarbonato de sodio en una esponja húmeda o con una esponja no abrasiva (para no dañar el mueble) y limpia todas las superficies engrasadas. Sigue con un paño limpio y húmedo para eliminar cualquier residuo de polvo.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida