remedios caseros

Receta para obtener un ungüento antibiótico natural

cera de abejas

Muchas personas utilizan los antibióticos comprados en farmacias ante el caso de raspaduras, cortes o cualquier otra lesión menor. Aunque muchos de nosotros hayamos utilizado este tipo de antibióticos durante años, una rápida lectura sobre su lista de ingredientes podría hacernos frenar y preguntarnos ¿Por qué deberíamos ponerle eso a nuestra piel?

Entre los ingredientes comunes de los antibióticos, se incluyen el sulfato de neomicina Polymxin B, Zinc bacitracina, Pramoxine y más. Hay muchos efectos secundarios comúnmente asociados con estos ingredientes tales como las reacciones alérgicas, contracción muscular, fasciculaciones, convulsiones, pérdida auditiva, daño fetal, erupciones cutáneas, urticaria, opresión en el pecho, y la lista continúa. Y aún con todos estos ingredientes desconocidos en él también resulta ser costoso.

Beneficios de los alimentos como antibiótico natural

Afortunadamente, la madre naturaleza nos proporciona una abundancia de ingredientes beneficiosos que promueven la curación, sin efectos secundarios asociados con alternativas farmacéuticas, que pueden ser usados como un ungüento antibiótico natural. Por lo tanto, hoy podrás aprender cómo hacer una solución natural (pero potente) tópica y antibacteriana.

En la siguiente receta, cada ingrediente contiene muchas propiedades curativas. La base es una combinación de aceites que son antivirales, antiinflamatorios, antimicrobianos y fungicidas.

Las hierbas tienen varias propiedades medicinales, como ya es sabido. La cera de abejas sirve como un protector de la piel, ya que mantiene fuera la irritación de la piel permitiendo la circulación del aire en el área lesionada. El olmo escocés ayuda a limpiar y desinfectar heridas y acelerar el proceso de curación. Estos son sólo algunos de los beneficios increíbles de este ungüento antibiótico natural.

No dejes de leer:
Remedio energizante y medicinal con té y avena

Cómo preparar un ungüento antibiótico natural

aceite de coco

Ingredientes:

  • 1/2 taza de aceite de coco orgánico
  • 1/2 taza de aceite orgánico de almendra, aceite de uva o aceite de oliva
  • 1/2 taza de hierbas curativas a tu elección (prueba con la manzanilla, caléndula, consuelda, lavanda…)
  • 4 cucharadas de cera de abeja orgánica
  • 2 cucharadas de olmo escocés
  • 15 gotas de lavanda o aceites esenciales de árbol del té (opcional)

Indicaciones:

  1. Pon las hierbas en un frasco de vidrio y vierte aceite sobre ellas. Asegúrate de que estén sumergidas completamente
  2. Pon el tarro en una olla que esté más o menos llena de agua. Calienta a fuego lento durante 30 minutos. Revuélvelo a menudo
  3. Cuela las hierbas del aceite con un filtro de café, estopilla, camiseta, etc.
  4. Coloca el aceite colado en la jarra nuevamente en la cacerola con agua
  5. Añade la cera de abejas y revuelve bien
  6. Disminuye el fuego una vez que se derrita completamente
  7. Añade olmo escocés y mezcla
  8. Cuando haya enfriado, ponlo en un recipiente y conservarlo en un lugar fresco y oscuro. (Se puede mantener hasta un año.)
  9. Aplica este ungüento directamente a las raspaduras, cortes, quemaduras, dermatitis del pañal, piel seca, pie de atleta, etc. según se requiera.

Puedes usar este antibiotico natural sin miedo a los efectos secundarios y disfrutar de una curación totalmente natural, ya que cada uno de los ingredientes es una fuente de protección natural para el organismo en general.

No dejes de leer:
Infusión de menta luego de comer y sus beneficios para el cuerpo

Redacción: Equipo de Vida Lúcida