Enfermedades Salud

Reducir la hinchazón después de cada comida

7 Maneras inteligentes de reducir la hinchazón

Si estás cansado de sentirte demasiado lleno y distendido después de cada comida, puede que debas saber qué medidas puedes tomar para reducir la hinchazón después de comer. Sigue leyendo para descubrir algunos consejos que son menos conocidos y que realmente funcionan.

1. Averigua si tienes alergias a los alimentos

Si sufres de hinchazón regular después de las comidas, puedes tener una alergia a los alimentos de la que no eres consciente. Trata de mantener un mejor seguimiento de qué tipo de alimentos  comes y cómo te sientes después,  puedes ver un patrón. Si sospechas de una alergia alimentaria o una condición como la intolerancia a la lactosa, ve a un médico para un diagnóstico oficial, desde allí se sabrá qué alimentos evitar.

2. Come más despacio

¿Te sientes hinchado después de comer tu almuerzo durante tu breve descanso de 15 minutos en el trabajo? Si es así, quizás es sólo que podrías estar comiendo demasiado rápido. Cuando acumulas tu comida en la boca tiendes a tragar trozos más grandes de alimentos, así como de aire extra, haciendo que sea más difícil para tu cuerpo digerir y procesar los alimentos.

Mastica cada bocado al menos 30 veces antes de tragar. Te va a sorprender la diferencia que esto hace en cómo te sientes después de comer.

No dejes de leer:
¿Qué hace la Serotonina en nuestro cuerpo?

3. Comer más fibra

Otra causa común de hinchazón es que simplemente no estás recibiendo suficiente fibra en la dieta. Si no estás teniendo al menos 38 gramos de fibra al día, es más probable que te sientas hinchado y estreñido después de las comidas. Trata de comer alimentos que son altos en fibra, o trata de tomar un suplemento de fibra, estos vienen en forma de píldora y en polvo.

4. Bebe menos sodas

¿Eres del tipo de persona que le encanta comer cada comida con un vaso o dos de refresco con gas? Si es así, esto te podría estar llevando a tu distensión abdominal después de las comidas. Intenta cambiar tu refresco habitual por agua, té, u otra bebida sin gas en tu próxima comida y ve cómo te sientes después.

La carbonatación de refrescos puede dar lugar a burbujas de gas de la bebida y quedar atrapadas en el estómago.

5. Come snacks con probióticos

Además de fibra hay otros nutrientes que pueden ayudar a la digestión, mientras reduces la hinchazón. Los probióticos son un gran ejemplo, y deberías estar teniendo más de estos en tu dieta. Considera la posibilidad de disfrutar de una merienda después de la comida que sea rica en probióticos, como el yogur, kefir, chucrut, kombucha, etc.

No dejes de leer:
Receta eficaz para el cansancio crónico

6. Elimina la sal para reducir la hinchazón

El sodio es otro culpable común de la distensión del vientre, cuando el cuerpo toma en exceso sodio, también puedes estar comiendo alimentos bajos en fibra. Ambos factores contribuyen a la hinchazón después de la comida. Intenta reducir los alimentos que sean altos en sodio como los alimentos enlatados y congelados. Nunca agregues sal a todo lo que comes, hay mucho sodio natural en los alimentos para satisfacer tus necesidades alimenticias diarias y eliminando la sal de tus comidas notarás como puedes reducir la hinchazón.

7. Sal a caminar

Por último, hacer algo de ejercicio ligero después de una comida puede ayudar a reducir la hinchazón. Al poner a tu cuerpo en movimiento puedes dar a tu metabolismo un alza, lo que resulta en más rápida digestión de los alimentos que acabas de ingerir. Sólo ten cuidado de no llegar demasiado lejos con tu ejercicio justo después de una comida, o corres el riesgo de cólicos.

Investigación y redacción: equipo de Vida Lúcida