Remedios caseros

Remedio casero para contrarrestar el dolor muscular

¿Padeces dolor muscular acompañado de puntadas o el conocido dolor punzante en diferentes músculos a lo largo del cuerpo? con este remedio natural podrás tratar este padecimiento logrando un rápido efecto calmante del dolor muscular.

El padecimiento de mialgias, como se denomina al dolor muscular, suele tener diferentes causas, siendo las más comunes el cansancio tras un trabajo con sobrepeso y también realizar ejercicio que nos sobre exigen un desgaste y tensión muscular. Sin embargo, hay algunos problemas de salud o condiciones físicas que pueden llevar a padecer este tipo de dolor musculares, algunas de las causas principales son:

  • La fibromialgia
  • Malas posturas por escoliosis
  • Falta de actividad física o llevar una vida muy sedentaria
  • La edad

Son muchas otras las condiciones de salud que pueden estar ocasionando un dolor en la zona de los musculos, pero sea cual sea el origen de estos padecimientos, coneste remedio casero podrás aliviar rápidamente el dolor.

Remedio casero y natural para tratar el dolor muscular

Para realizar este remedio natural solo necesitaremos de estos ingredientes fáciles de conseguir con el cual prepararemos un remedio casero muy fácil de aplicar y para tener siempre a mano.

Ingredientes:

  • 1 litro de alcohol
  • 1 manojo de Romero
  • 1 cuadrito de alcanfor
  • 1 frasco de vidrio (tapa hermética)
No dejes de leer:
Cómo evitar las caries usando aceite de coco

Modo de preparación:

Colocar el alcohol, el romero, y el alcanfor dentro del frasco. Coloca el frasco a reposar por 2 semanas, y luego ya estará listo para ser utilizado.
Se debe frotar el contenido en la área afectada y no abusar en la cantidad aplicada cada vez que lo usamos.

Contraindicaciones: No se recomienda aplicar aceite de alcanfor sobre heridas, lesiones o en pieles delicadas dado que puede producir irritación.
No se recomienda aplicar aceite de alcanfor en el rostro o fosas nasales de niños o personas asmáticas, debido a que puede producir convulsiones, broncoespasmos y hasta asfixia.
Está particularmente contraindicado el uso de cualquier producto que contenga alcanfor tanto en el embarazo como en la lactancia.

Nota: La información en este sitio se proporciona para un propósito informativo. Esto no pretende ser un sustituto de asesoramiento profesional de ningún tipo y recomendamos la consulta a su debido especialista sobre cualquier duda o preocupación sobre salud que usted tenga.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest