Remedios caseros remedios populares

Remedios caseros para las infecciones por hongo

Los hongos son microorganismos que están presentes en todas partes, tanto en interiores como en exteriores. De hecho, hay más de 50.000 diferentes especies de hongos en el medio ambiente. Conoce algunos remedios caseros para las infecciones por hongo que puedes aplicar en casa y revertir los síntomas fácilmente.

comiendo ajo para revertir las infecciones por hongos

Remedios caseros para las infecciones por hongo

Hay muchos hongos que pueden vivir en tu piel durante años sin causar ningún problema. Sin embargo, a veces ciertos factores pueden ocasionar que los hongos tiendan a crecer demasiado o cambiar, y esto puede conducir a una infección por hongos. Las infecciones micóticas suelen clasificarse por el tipo de hongos que causan el problema, la parte afectada del cuerpo y la gravedad de la infección. Estas infecciones pueden ocurrir en la superficie de la piel, dentro de un pliegue de la piel o en cualquier otra área que sea cálida y húmeda, ocasionando una picazón intensa y llagas en algunos casos.

 

Ajo

El ajo es un agente antifúngico útil y por lo tanto muy eficaz para cualquier tipo de infección por hongos. También tiene propiedades antibacterianas y antibióticas que juegan un papel clave en el proceso de recuperación.

Aplastar dos dientes de ajo y añadir unas gotas de aceite de oliva para hacer una pasta. Aplique la pasta en las áreas afectadas y déjela actuar durante 30 minutos. A continuación, lavar el área con agua tibia y secar la piel a fondo.

No dejes de leer:
El bicarbonato de sodio y sus propiedades

Vinagre de manzana

Vinagre de manzana para las infecciones por hongos

El vinagre de manzana es un tratamiento común para cualquier tipo de infección por hongos. Debido a la presencia de propiedades antimicrobianas, el vinagre de sidra de manzana ayuda a matar el hongo que causa la infección.

Aceite de coco

El aceite de coco funciona como un remedio eficaz para cualquier tipo de infección por hongos debido a que cuenta con la presencia de ácidos grasos de cadena media. Estos ácidos grasos funcionan como fungicidas naturales para eliminar a los hongos responsables de la infección.

  1. Deberás frotar suavemente el aceite de coco extra virgen en el área afectada y dejar que se seque por sí mismo. Repite dos o tres veces al día estos pasos hasta que la infección se cure.
  2. Otra opción es mezclar cantidades iguales de aceite de coco y aceite de canela y aplicarlo en el área afectada. Puedes emplear este remedio dos veces al día para controlar el crecimiento de la infección.
  3. Para una infección vaginal, empapar un tampón en aceite de coco orgánico e introducirlo. Dejarlo durante dos horas. Después de retirar el tampón, enjuaga el área a fondo con agua tibia. Repite el proceso una vez al día hasta que la infección se haya ido.

Aceite de orégano

El aceite de orégano contiene propiedades antifúngicas que combaten los hongos responsables de las infecciones por hongos. Además, su propiedad antimicrobiana puede ser eficaz en la prevención de infecciones por hongos.

  1. Mezcla cantidades iguales de aceite de orégano y aceite de oliva extra virgen. Aplica esta mezcla en la zona afectada y déjala durante unas horas.
  2. Alternativamente, puedes agregar tres gotas de aceite de orégano a un vaso de agua y beber dos veces al día.
  3. También puedes tomar una o dos cápsulas de aceite de orégano dos veces al día después de comer tus comidas.
No dejes de leer:
Jugo de sandía para desinflamar el vientre y eliminar los gases

Cúrcuma

La cúrcuma es un antiséptico natural bien conocido, antibiótico y agente antifúngico. Cuenta con propiedades curativas que facilitan la recuperación rápida y evitan que la infección vuelva a ocurrir.

  1. Aplica el jugo de la raíz de cúrcuma en el área de la piel afectada. Deja actuar durante dos o tres horas y luego enjuaga con agua tibia. Puedes usar este remedio dos veces al día hasta que la infección disminuya.
  2. Otra alternativa consiste en hervir una taza de leche junto con una cucharadita de cúrcuma. Añadir un poco de miel y beber mientras todavía está caliente. Haz esto diariamente para aumentar tus defensas y prevenir cualquier tipo de infección.
Comparte esto: