remedios caseros

Remedios caseros para los queloides

Los queloides son cicatrices que se agrandan debido al crecimiento anormal del tejido fibroso. Lesiones de la piel por el acné, quemaduras leves, picaduras, cortes o rasguños pueden dejar cicatrices.

Remedios caseros para los queloides

Los queloides se forman con el tiempo, cuando una cantidad excesiva de colágeno crece en las cicatrices. En general, no causan dolor, pero a veces pueden causar picazón.

A pesar de que los queloides no representan un problema de salud, a muchas personas no les gusta tener estas cicatrices feas agrandadas. Algunas personas optan por la cirugía, inyecciones o tratamiento con láser para eliminarlos. En lugar de pagar por costosos tratamientos, hay algunos remedios naturales simples que puedes utilizar para terminar con los queloides en casa por un pequeño costo.

Remedios caseros para los queloides

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para eliminar las marcas dejadas por los queloides.

1. Vinagre de sidra de manzana

Un buen remedio casero para el tratamiento de queloides es el vinagre de sidra de manzana, ya que ayuda a minimizar el tamaño y enrojecimiento de la cicatriz.

Aplicar vinagre de sidra de manzana directamente sobre la zona afectada y masajear suavemente para que el vinagre sea bien absorbido por la piel.

Deja que se seque durante unos minutos, y luego repetir el proceso con el fin de acelerar la curación.

Haz esto varias veces al día para resultados máximos y continuar este tratamiento durante cuatro a cinco semanas.

Si el vinagre de sidra de manzana hace cualquier irritación en la piel, se puede diluir con agua. También puedes utilizar aceite de árbol de té puro.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio actúa como un agente abrasivo y ayuda a exfoliar la piel. También puede ser utilizado con éxito para administrar en queloides.

  • Mezcla una parte de bicarbonato de sodio con tres partes de agua oxigenada para formar una pasta suave.
  • Aplicar la pasta directamente sobre la zona afectada para reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación.
  • Haz esto tres o cuatro veces al día dependiendo de la severidad de la cicatriz.
No dejes de leer:
Detener el vómito con remedios caseros

3. Jugo de Limón

El jugo de limón contiene antioxidantes y vitamina C que son muy útiles en el tratamiento de diferentes tipos de cicatrices, incluyendo los queloides. Después de unas semanas de la utilización de este recurso, deberías ver una mejora significativa en el color, la textura, la apariencia y la flexibilidad de la cicatriz.

  • Extraer el jugo de un limón fresco y aplicarlo sobre la zona afectada de la piel.
  • Dejar actuar durante media hora, y luego lavar la zona con agua tibia.
  • Repetir el proceso por lo menos una vez al día.

4. La aspirina

La misma aspirina que se toma para dolores de cabeza y otros problemas de salud también se puede utilizar para tratar queloides, ya que ayuda a reducir el tamaño y la apariencia de la cicatriz.

  • Machacar tres o cuatro tabletas de aspirina y añadir una pequeña cantidad de agua para hacer una pasta suave, gruesa.
  • Aplicar la pasta sobre la cicatriz, deja que se seque completamente y luego enjuaga frotando suavemente el área con agua.
  • Seca el área y luego aplicar un poco de aceite de olivo o aceite de árbol de té.
  • Haz esto todos los días hasta el queloide se haya ido.

5. Aloe Vera

El aloe vera es muy bueno para la piel y se puede utilizar en el tratamiento de queloides. Esto ayudará a reducir la inflamación, mantener la piel bien hidratada y curar la piel dañada. También ayuda a prevenir infecciones de la piel.

  • Limpia el área con cicatrices muy bien con agua tibia.
  • Aplica el gel fresco de aloe vera en las cicatrices dos veces al día.
No dejes de leer:
Tratamiento natural con tomate para la piel

6. Sándalo y agua de rosas

El sándalo tiene muchas propiedades regeneradoras de la piel y el agua de rosas es un toner de la piel natural. Usados juntos pueden ayudar a prevenir o reducir y aligerar los queloides.

  • Haz una pasta espesa de polvo de sándalo y agua de rosas.
  • Limpia la cicatriz con agua y aplicar la pasta antes de ir a la cama. En la mañana, lava bien el área con agua tibia.
  • Haz esto periódicamente durante un mes o dos.

7. Miel de abejas

La miel es un humectante natural que cura y humecta la piel. Esta es la razón por la cual la miel es muy recomendable para el tratamiento de queloides. La aplicación regular de miel en unas pocas semanas puede resolver el problema de los queloides.

Aplicar la miel fresca en la cicatriz y masajear suavemente el área para mejorar la circulación sanguínea y evitar la acumulación de células muertas de la piel.

Para obtener los mejores resultados, utiliza miel Tualang, que realizan las abejas a partir del árbol Tualang. Esta miel particular puede disminuir el número de células proliferadas en los queloides, reduciendo así la aparición de estas cicatrices.

8. Ajo

El ajo previene la proliferación de fibroblastos excesivos que pueden llevar a los queloides, por lo que es un buen tratamiento en el hogar para estos tipos de cicatrices.

  •  Aplicar aceite de ajo directamente sobre la cicatriz.
  • Dejar actuar durante 10 minutos y luego lavar bien el área.

Si el aceite de ajo no está disponible, puedes utilizar dientes de ajo machacados. Si el aceite de ajo o clavos machacados causan ardor o irritación, lavar inmediatamente la zona con agua tibia.

Investigación y redacción: Vida Lúcida