Consejos Salud

Remedios naturales caseros para las palpitaciones

¿Está tu corazón latiendo fuera de ritmo? Prueba estos remedios naturales y consigue un ritmo normal evitando las palpitaciones y sus posibles consecuencias.

palpitaciones

El corazón late alrededor de unas 36 millones de veces al año, y siempre en el momento exacto. Así que ¿por qué en ocasiones éste late más rápido de lo normal? A esto se le conoce como “palpitaciones” y puede ser de verdad una situación preocupante.

Afortunadamente, hay maneras para acabar con las palpitaciones casi tan pronto como empiezan. Y mejor aún, se puede evitar que sucedan en primer lugar usando técnicas de reducción de estrés, proyección de medicamentos y agregando algunos alimentos saludables para el corazón y suplementos a tu menú.

Cómo controlar las palpitaciones

controlar las palpitaciones

Tan pronto como notes un ritmo cardíaco irregular, siéntate y apoya tus pies. Respira lenta y profundamente, dejando que el abdomen se expanda con cada inhalación. Si te centras en la respiración lenta y constante, tu latido probablemente volverá a su ritmo normal enseguida.

Técnica de Valsalva

Si la aceleración continúa, intenta con la maniobra de Valsalva: pellizca tu nariz, cierra la boca, luego trata de exhalar. Aunque no se pueda exhalar, ya que la nariz y la boca están cerradas, esto hará presión hacia abajo como si estuvieras forzando un movimiento de intestino. La breve subida en la presión arterial debería ayudar a restablecer el ritmo de tu corazón. El nombre de esta técnica proviene de un anatomista italiano del siglo XVII Antonio Maria Valsalva.

Toser con fuerza

Al igual que la maniobra de Valsalva, la tos aumenta la presión dentro de tu pecho. A veces eso es todo lo que necesitas para restaurar tu corazón a un ritmo regular.
Bebe algo de agua:

No dejes de leer:
5 movimientos físicos para reducir el peso

Toma algunos tragos de agua fría

Nadie sabe exactamente por qué esto ayuda, pero algunas personas consiguen resultados inmediatos. Una teoría habla de que el agua ingerida provoca que el esófago haga presión contra tu corazón, y esto resulta en un ritmo controlado de las palpitaciones.

Moja tu rostro

También puedes probar con las salpicaduras de agua en la cara. El choque podría ser suficiente para lograr el truco.
Come y bebe moderadamente.

Consumo de pescado

Trata de comer más pescado. El salmón y la caballa en particular, contienen altos niveles de ácidos grasos omega-3 saludables para el corazón.

Evita comer demasiado

Forzar tu cuerpo a digerir una carga enorme de alimentos desvía la sangre desde el corazón a tu tracto digestivo. Esto puede conducir a las palpitaciones.

Reduce tu ingesta de cafeína

Reduce tu ingesta de cafeína

En algunas personas, beber café con cafeína, té o refrescos provoca palpitaciones. Calma el estrés y consigue un mejor descanso, empleando bebidas naturales sin cafeína.

Si experimentas palpitaciones, hay una buena posibilidad de que el estrés sea el culpable. De hecho, las palpitaciones pueden ser una forma de que el cuerpo esté avisándote que tu nivel de estrés ha superado el rango seguro. Meditar ayuda a conseguir un nivel de estrés bajo. Así que utiliza 30 minutos cada día para dejar que tu cuerpo se relaje y que tu mente descanse.

Usar el aromaterapia

Tómate un momento de calma con la aromaterapia. Rocía unas gotas de aceite relajante de lavanda en un pañuelo y aspira el agradable aroma. O prueba frotando dos gotas de aceite de naranja amarga en tu pecho.

Dormir las horas necesarias

Duerme por lo menos siete horas cada noche. Estar cansado puede fijar una etapa para los latidos fuera de ritmo.
Ponte en movimiento:

No dejes de leer:
Cómo reducir los sofocos causados por la menopausia

Realiza ejercicios

Haz al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico tres o cuatro veces por semana. Caminar, correr y el tenis son todas excelentes opciones. Sólo asegúrate de que el ejercicio no sea demasiado concentrado o que rebase tu límite de tiempo, ya que esto puede aumentar el estrés. Ejercítate a un ritmo que te permita llevar una conversación cómodamente. Entra en calor durante 10 minutos antes de cada sesión de ejercicio y 10 minutos después.

Suplemento de magnesio

Muchas personas con ritmos cardiacos irregulares tienen bajos niveles de magnesio. Así que podrías tratar de tomar 400 mg de magnesio dos veces al día. (Consulta siempre con un especialista, sobre todo s si tienes alguna enfermedad del riñón)

Revisa tus medicamentos

Revisa tus medicamentos

Muchos medicamentos con y sin receta pueden causar palpitaciones, por eso es importante revisar muy bien el prospecto. Este podría decir algo como: “No utilice este producto si usted tiene enfermedad del corazón o presión arterial alta.” O podría dar una advertencia específica sobre el efecto de la medicina en el ritmo del corazón. Presta especial atención a medicamentos para los resfriados o alergias que contengan descongestionantes. Uno de los ingredientes que con frecuencia está implicada es la pseudoefedrina.

Algunos broncodilatadores para el asma, como la terbutalina (Bricanyl), pueden aumentar el riesgo de palpitaciones. También algunos antihistamínicos como la loratadina (Claritin). Si has estado ingiriendo algo parecido, consulta a tu médico sobre el cambio a diferentes medicamentos.

Evita cualquier remedio de dieta o suplemento que contenga el ingrediente ma huang o efedra. Esto puede aumentar marcadamente el riesgo de latidos irregulares o palpitaciones, a veces con peligrosas consecuencias.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock