remedios naturales Salud

Remedios naturales para el dolor de los riñones

dolor de los riñones

Si un repentino dolor de espalda baja surge en tu cuerpo, puede ser debido a alguna infección en los riñones. Si bien no todos los dolores de espalda son dolores renales, sí el dolor de espalda baja se debe a veces a los órganos internos, específicamente debido a problemas renales, como cálculos renales, infecciones u otras enfermedades renales.

Esta precisión se puede llamar dolor de costados- el dolor que se desarrolla entre la última costilla y la nalga. El dolor de costado se produce generalmente en un lado y suele ser agudo y severo que viene en olas. Este dolor puede incluso extenderse a las caderas y la zona de la ingle.

Remedios herbales para el dolor de los riñones

Si se trata de dolor de los riñones, también puede mostrar síntomas tales como dolor al orinar, fiebre, escalofríos, así como sangre en la orina que tus ojos a veces no pueden  ver. Si tienes incluso un poco de duda de que tu dolor de espalda puede ser un dolor de riñones, debes visitar a tu médico, ya que puede indicar un grave problema de salud subyacente que requiere atención médica inmediata. Estos remedios caseros para el dolor de riñones están destinados a ser utilizados como terapia adicional y bajo la supervisión de tu médico.

1. Bebe mucha agua para aliviar el dolor de los riñones

Mantenerse bien hidratado no sólo previene cálculos renales, pero también puede ahuyentar a los ya presentes en el uréter, el tubo delgado que conecta el riñón a la vejiga urinaria. El agua va a diluir la orina previniendo que los minerales y sales se agrupen y formen cálculos renales. El agua también elimina las toxinas del cuerpo. Sin embargo, lo que es más importante es que el consumo de una gran cantidad de agua puede disminuir de inmediato el dolor de riñón cada vez que se produce.

Hacer esto:

Tan pronto como te das cuenta de que estás a punto de tener dolor intenso de espalda, empieza a beber agua limpia y filtrada. Puede que tengas que beber de 1 a 1- ½ litros de agua.
Cuando comiences a tener este dolor de riñones, no lo puedes saber antes de que esto ocurra, pero cuando ya has tenido un par de incidencias de este dolor tan intenso y agudo, aprenderás a reconocer los síntomas previos de tal dolor renal.
La terapia de agua es específicamente útil en el dolor renal debido a las piedras, y en algunos eventos de dolor debido a la infección de riñón también.

No dejes de leer:
Desayuno poderoso con quinua, aguacate, almendras y miel

Sugerencia: Aunque el agua  puede ahuyentar a los cálculos renales, esto puede no siempre ser así. Debes consultar a tu médico acerca de tu problema renal.

2. Beba jugo de limón fresco para aliviar el dolor de riñón

El jugo de limón es uno de los mejores remedios para los cálculos renales, así como para el dolor de riñón. El ácido acético en tales alimentos cítricos como el limón, ayuda romper y disolver las piedras. Sin embargo, es necesario utilizar limón fresco.

Maneras de tomar el jugo de limón para el dolor de riñón

Por la mañana, comienza el día con un vaso de agua normal, mezclado con jugo de un limón fresco.
En el inicio del dolor de riñones, mezclar unas 4 cucharadas de jugo de limón en un vaso con agua y tomar esta agua. Si tu cuerpo acepta este remedio, el dolor puede desaparecer en menos de 20 minutos.
Si puedes soportar beber aceite de oliva crudo, mezcla 4 cucharadas de jugo de limón con 4 cucharadas de aceite de oliva y beberlo esto. Sin embargo, hacer esto sólo si puedes digerir tal cantidad de aceite. Muchas personas se sienten mal después de tener el jugo de limón mezclado con aceite de oliva. El jugo de limón solo también puede aliviar el dolor en los riñones.

3. Diente de león té para aliviar el dolor de riñón

dolor de los riñones té de diente de león

La hierba diente de león tiene propiedades diuréticas que significa que puede aumentar la producción de orina. Por lo tanto, puede vaciar los riñones para aliviar el dolor, así como las piedras. No sólo esto, el té de diente de león también puede estimular la circulación de la sangre en los riñones.

Haz té de diente de león para deshacerse del dolor de riñón

Necesitas:

1-2 cucharaditas de hojas secas de diente de león
1 taza de agua caliente

Hacer esto:
Añadir las hojas secas de diente de león al agua.

Deja reposar durante 10 a 15 minutos.
Colar y beber este té.
Puedes tomar de 2-3 tazas de té de diente de león durante el día.

No dejes de leer:
2 aguas detox para aplanar el vientre

4. Té de Semilla de sandía para aliviar el dolor de riñón

Otra diurético bueno es el té de semilla de sandía. Es un buen estimulante que limpia los riñones, así como la vejiga urinaria. De hecho, si tus riñones no están muy activos, el té de semillas de sandía puede incluso estimular eso también.

Haz té de semillas de sandía para aliviar el dolor de riñón

Toma esto:

1 cucharada de Semillas de sandía (molidas o cortadas)
2 tazas de Agua

Hacer esto:

Hierve el agua.
Coloca las semillas de sandía en un recipiente.
Vierte el agua hirviendo sobre las semillas de sandía.
Permite que el té se enfríe.
Colar y beber el té.
Beber este té una vez al día durante tres días en una semana.

Se recomienda hacer té fresco de semillas de sandía cada vez que desees beber.

5. Semillas de té de Apio para aliviar el dolor de riñón

El apio (Apium graveolens) trabaja directamente en los riñones acelerando la eliminación de material de desecho. Algunos estudios clínicos llevados a cabo en China han mostrado que el apio aumenta la producción de orina y puede ser la razón del alivio del dolor de riñón. El apio tiene un efecto muy calmante en el estómago y por lo tanto puede conceder alivio de dolores, así como de la flatulencia. El aceite volátil que se encuentra en el apio tiene propiedades antifúngicas y es eficaz contra muchas bacterias. Por lo tanto, también puede hacer que te deshagas de las infecciones renales.

Haz té de semillas de apio para deshacerte del dolor de riñones

Toma esto:

1 cucharada de semillas de apio
1 taza de agua caliente

Hacer esto:

Muele las semillas de apio.
Colócalas recién molidas en una taza.
Vierte el agua caliente sobre ellas.
Permite que el té se enfríe.
Ahora cuela y bebe.
Tomar este té una vez al día. Repite tres días a la semana.

Advertencia: Como el apio es un estimulante uterino, las mujeres embarazadas no deben tomar el té de semillas de apio. El té de semillas de apio es bueno para dar alivio a los espasmos, pero puede resultar en retraso en la menstruación.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida