Psicología Salud

Repercusiones en el cuerpo que causa la infelicidad

infelicidad

Si te preguntan. ¿Qué prefieres, ser rico o ser feliz? ¿Tendrías clara la respuesta o dudarías en tu contestación? Te hablamos de las repercusiones en el cuerpo que causa la infelicidad para que siempre respondas “ser feliz”.

Problemas físicos ocasionados por la infelicidad

Vivir en un estado de infelicidad afecta a nuestra salud mientras que una actitud optimista y alegre está directamente relacionada con disponer de una salud envidiable ya que puede ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades como la depresión, el estrés, el insomnio, o los niveles inadecuados de colesterol y anorexia.

Y esto se debe a la relación entre los estímulos que genera nuestro cerebro sobre el cuerpo. Pensar en positivo ayuda a curarnos. El cerebro segrega serotonina y oxitocina, sustancias relacionadas con la felicidad. Una persona que se siente feliz, animada y alegre, es menos propensa a estar enferma. La salud está íntimamente unida a la felicidad. Así que cuando nos sentimos infelices nuestro cuerpo se resiente. 

 El estres y la ansiedad pueden causar infelicidad

Cuando nos sentimos infelices podemos padecer “hambre emocional” Comemos de manera compulsiva con el propósito de olvidarnos ese momento tan duro por el que estamos pasando, aunque no tengamos realmente apetito. O pasamos al lado opuesto y no probamos bocado porque el estómago está cerrado por los nervios o la tristeza. De este modo, las emociones perjudican a nuestro cuerpo a través de una insuficiente o mala ingesta de alimentos.

No dejes de leer:
9 Razones por las que estás perdiendo cabello

Problemas de distanciamiento hacia los demas

¿Qué pasa cuándo nos quedamos solos? Cuando no tenemos amigos, familia o nadie con quien pasar nuestro tiempo no por voluntad propia sino porque la vida lo ha elegido así, y la soledad se hace presente en nuestro días, nos invade un profundo sentimiento de infelicidad. Y esto conlleva padecer enfermedades como ansiedad o depresión. Pero también nos conduce a enfermedades cardiovasculares porque al sentirnos infelices no deseamos salir y hacer ejercicio y no nos importa la alimentación.

La consecuencia en el sedentarismo y los problemas de sobre peso. Porque cuando somos infelices interactuamos menos, nos alejamos de la sociedad y pasamos más tiempo encerrados en casa o frente al televisor y no tenemos ánimo ni siquiera para querernos un poco más.

Problemas en le trabajo

¿Qué pasa cuando no nos gusta el trabajo que realizamos? Si estás desarrollando la profesión que más te gusta, harás tu trabajo con energía y rendirás mejor siendo más productivo y teniendo mejor estado de ánimo cada día. El cerebro genera endorfinas que hacen sentirnos mejor. Pero madrugar para realizar un trabajo soporífero, que odiamos, o con gente que no soportamos nos hace caer en la infelicidad y la insatisfacción.

No nos sentimos a gusto, no estamos cómodos con la labor que desempeñamos y comienza la ansiedad y la pérdida de sueño. Y ya se sabe que el organismo necesita descansar. Además los cerebros de las personas que sufren de insomnio son más sensibles a los efectos del cortisol, una hormona del estrés.

A esto se suma que cuando no dormimos lo suficiente se reduce el volumen cerebral, disminuyendo el desempeño cognitivo. Dormir poco está directamente relacionado con el envejecimiento prematuro del cerebro y por lo tanto supone estar más expuesto a enfermedades como el alzheimer.

Problemas con la familia y nuestras relaciones

¿Qué pasa cuándo perdemos a nuestra pareja? Pensar en esa persona genera sensaciones en el cerebro que simulan el dolor físico. Tenemos el corazón roto y nos ahoga la infelicidad.

Sentimos odio, resentimiento, dolor, frustración y llegamos a perder el apetito, la autoestima si esta persona nos ha dejado por otra, o entramos en un proceso de depresión. Mientras que tener una relación de pareja nos hace sentirnos más felices y con ganas de vivir.

Busca tu felicidad y estimula tu cerebro para que sea feliz.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida