Consejos Salud

Riesgos de los tatuajes y consejos para evitarlos

El mundo del tattoo o tatuajes, se considera un arte. Dicho esto, las creencias erróneas o correctas de su implementación en el cuerpo han dividido la opinión acerca de si existen riesgos con los tatuajes o si puede llegar a ser un problema practicarlo. De aquí surgen varias interrogantes que son necesarias contestar para evitar consecuencias que podrían ser severas.

los peligros de los tatuajes

La técnica del tatuaje

El pigmento rojo (y muy empleado en los tattoo modernos), es el que está más relacionados al padecimiento de dermatitis de contacto y otros padecimientos de alergia en la piel.
Para realizar un tatuaje se requiere la introducción de una aguja que lleva en su punta una pintura especial, esta tiene como fin enmarcar un dibujo preestablecido y plasmarlo en la piel. La razón por la que dura tanto es que la tinta se introduce entre 1 y 2 mm. A este nivel se encuentran células estables y por tanto su duración es permanente.

La dermatitis de contacto es uno de los principales problemas que puede presentarse en la piel al realizarse un tatuaje. El pigmento rojo, según investigaciones está más relacionado con estos padecimientos, mientras que los tonos acul, verde y negro tienen menos incidencias.

Tamaño y zona del tattoo

La dimensión del tatuaje depende del gusto de cada persona, pero hay que considerar que entre más grande, más dolor podría sentirse, eso sin mencionar los cuidados extremos que se deben seguir. La zona donde se pueden realizar son diversas, en algunas áreas el dolor es más intenso ya que la conexiones nerviosas son más superficiales.

Intensidad del dolor

Decir que un tatuaje no duele sería mentir, algunos tatuadores incluso aplicar anestesia local con el fin de disminuir la sensación. El problema con este proceso es que la piel deja de percibir sensaciones que en algún momento pueden surgir a raíz de un mal procedimiento y no será hasta después que pase el efecto que la persona note un problema mayor.

No dejes de leer:
Qué es el flujo vaginal anormal y cómo prevenirlo

En este mismo punto cabe mencionar que el dolor es subjetivo, cada persona tiene un umbral de dolor diferente, para  algunas puede ser un dolor insoportable, para otras una simple molestia. En este caso también influye la experiencia de quien realice el tato y del equipo que utilice.

Requisitos para tatuarse

Este es un punto controversial en algunos países ya que no se han implementa leyes que prohíban su uso estricto en ciertas personas o rango de edad. Pero en la mayoría de países y para salvaguardar el bienestar de una persona se recomienda que no sea menor de edad, evitar un tatuaje durante el embarazo, cuando se padece alguna alteración en la piel o se ha diagnosticado trastorno de coagulación.

Además de estas recomendaciones, si la persona no se ha tatuado nunca, es preferible que comience con un pequeño tatuaje para probar su reacción, siempre siguiendo las recomendaciones de un profesional de salud.

Los riesgos de los tatuajes

Como se ha mencionado, los tatuajes requieren de una perforación semi profunda en la piel, en la cavidad que se ha abierto se inserta tinta especial para rellenar. Este proceso básico puede traer complicaciones por diversos factores, los riesgos más frecuentes se dan por algunos de los siguientes motivos.

Falta de higiene

Los lugares donde se realizan los tatuajes están repletos de instrumentos que ayudan a efectuar el trabajo. Estos deben ser desinfectados antes de cada sesión, no hay que olvidar en algunos casos se pueden romper algunos vasos sanguíneos y si en esa sangre hay alguna enfermedad y no se toman las medidas necesarias, puede generar una infección directa. El ambiente también debe ser higiénico, las bacterias y virus están en todos lados y la piel puede contraer alguna enfermedad al estar expuesta.

Técnica inadecuada o falta de experiencia

“Nadie nace sabiendo” y “la práctica hace al maestro”, ambos principios aplicar riesgosamente en este mundo del tatuaje. El no conocer la anatomía humana o la fisiología general del cuerpo pueden significar riesgo reales para el cliente. Un tatuador certificado da la pauta que ha sido entrenado en técnica y práctica simulada.

No dejes de leer:
10 remedios caseros para la artritis en manos y muñecas

Consecuencias de un mal procedimiento

El peor de los casos sería caer en alguna de las dos situaciones anteriores, si es así, las consecuencias serían:

  • Infecciones: un equipo mal esterilizado provocaría el paso directo de hepatitis B y C, o VHI.
  • Reacciones alérgicas: la piel de casa ser humano es diferente, en algunos casos los anticuerpos rechazan la tinta y provocan una reacción alérgica.
  • Granulomas: pequeños granos que aparecen justo encima de tatuaje.
  • Queloides: son un tipo de cicatrices que se forman en la piel después de haber sido perforada. Se pueden curar cubriéndolas y limpiándolas con agua oxigenada.

Consejos al momento de realizar el tatuaje

Varios dermatólogos recomiendan que antes de realizar un tatuaje se tome en cuenta los siguientes puntos:

  • Verificar condiciones de higiene del sitio donde se realizan los tatuajes o piercing.
  • Verificar los materiales que serán utilizados, todos deben ser desechables con excepción del equipo que debe estar esterilizado.
  • Realizar un test de alergia al pigmento antes de ser introducido a la piel.
  • Dejar un consentimiento informado por ambas partes en caso de ser menor de edad.
  • Solicitar el certificado profesional al tatuador.
  • Solicitar la certificación adecuada de que el local cumple con todos los requisitos para llevar a cabo el trabajo.

Como consecuencia de un tatuaje los hospitales y centros de ayuda sanitaria recomiendan no permiten la donación de sangre a otra persona. Si todos los puntos han quedado claros y se ha cumplido a cabalidad con las medidas de higiene, el riesgo de tatuarse sería mínimo y el resultado satisfactorio.

Encuentra más información en Salud180

Redacción: Equipo de Vida Lúcida