Salud Tratamientos

Salir a caminar puede ser la clave para curar la depresión

De acuerdo con investigadores en Escocia, algo tan simple como ir a dar un paseo a paso ligero podría desempeñar un papel importante en la lucha contra la depresión.  Ya se ha demostrado que el ejercicio vigoroso alivia los síntomas de la depresión, pero el efecto de las actividades menos extenuantes, como caminar, aún no estaba claro. Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

caminar-combate-la-depresion

Salir a caminar puede ser la clave para curar la depresión

Un estudio en la revista Mental Health and Physical Activity, mostró que la caminata tenía un “gran efecto” sobre la depresión.

Una de cada 10 personas puede tener depresión en algún momento de sus vidas. La condición puede ser tratada con medicamentos, pero el ejercicio es comúnmente prescrito por los médicos para los síntomas leves de la depresión.

Investigadores de la Universidad de Stirling, recorrieron estudios académicos para encontrar datos sobre una de las formas más leves de ejercicio, que es caminar. Encontraron ocho estudios, con un total de 341 pacientes que lo comprobaban.

Terapia

Los autores del informe mostraron que  “caminar era una intervención eficaz para la depresión” y tenía un efecto similar a otras formas más vigorosas de ejercicio.

Dijeron: “Caminar tiene las ventajas de ser fácilmente llevado a cabo por la mayoría de la gente, incurriendo en poco o ningún costo financiero y que es relativamente fácil de incorporar en la vida diaria.”

Y agregó: “Hay beneficios para condiciones de salud mental como la depresión.”

No está claro cómo es que cualquier tipo de ejercicio puede ayudar con la depresión. Según el Prof. Taylor, existen ideas de que el ejercicio es una distracción de las preocupaciones, dando una sensación de control y liberando hormonas de bienestar. Su propia investigación encontró que el gasto de tiempo al aire libre ayudó a la salud mental de las personas.

Dijo: “Para obtener el máximo de actividades al aire libre, es importante encontrar un tipo de ejercicio que te guste, y además que puedas apegarte a probar cosas diferentes, ya sea caminando, en bicicleta, jardinería o incluso nadar en aguas abiertas..

“Hacer ejercicio con otros puede tener un impacto aún mayor, ya que proporciona una oportunidad para fortalecer las redes sociales, hablar de tus problemas con los demás, o reír y disfrutar de un descanso de la familia y del trabajo. Así que pide a un amigo que te acompañe.”

Historia real de sobreviviente a la depresión gracias al ejercicio de caminar

Después de años luchando con la adicción y los estados de ánimo bajos, Claire Stretch, de 47 años, ha encontrado que caminar es la clave para sentirse bien.

No dejes de leer:
18 significados ocultos detrás de los antojos de comida

“La depresión me golpeó cuando tenía unos nueve años y mis padres se divorciaron, me dijeron que no me pusiera triste porque mis padres seguían siendo amigos. A los 11 años me abusaron sexualmente durante dos años. Siempre estuve en un alto grado de alerta y desarrollé una enorme cantidad de ansiedad.

“Pensé que nadie más tenía los sentimientos que tenía y que había algo malo en mí. Me sentía sola y aislada y constantemente me preguntaba cuál era el sentido de la vida.

“Cuando fui a la Universidad de Arte, empecé a fumar hierba y sentí la tranquilidad que nunca había experimentado antes. Sentí como si fuera la medicación que siempre había necesitado, pero en los próximos años se fue en una espiral fuera de control.

“Finalmente, el efecto fue una psicosis completa. Fui admitida en una institución mental y diagnosticada con depresión maníaca. Los médicos me pusieron en antidepresivos y litio. Tenía sólo 21 años.

“Mi ansiedad se hizo tan crónica que a veces no podía funcionar correctamente. La automedicación aumentó hasta incluir drogas. Lo que me hizo despertar fue cuando mi novio me dejó, diciendo que simplemente no podía ver a alguien quien amaba lentamente suicidarse.

“Me puse en rehabilitación, tenía 25 años. Eso fue hace más de 20 años, y desde entonces no he tocado drogas alcohólicas o recreativas.

Vida después de la rehabilitación

“Después de 25 años de terapia, grupos de autoayuda, desarrollo personal y programas profesionales, el autoconocimiento que he adquirido me ha equipado para mantenerme estable. Mi salud mental es buena, pero he aceptado que soy una del 10 por ciento de las personas que necesitan medicación antidepresiva a largo plazo.

“Después de dejar la rehabilitación, empecé a hacer ejercicio regularmente, hice aeróbicos de alto impacto cuatro veces por semana, cuando estaba en la clase de aeróbicos con toda esa música de alta energía, mi estado de ánimo se elevaba de inmediato.

“Y a veces tenía que arrastrarme allí – sabía que, por esas dos horas al menos, me sentiría bien. Ya no hago aeróbicos de alto impacto – mis rodillas ya no aguantan tanto, pero no he olvidado los efectos positivos del ejercicio.

Caminar fue la solución más constante para la depresión

“Comencé a caminar hace 13 años y ahora camino por media hora la mayoría de los días. La diferencia entre los días que camino y los días que no, es enorme. Un paseo a primera hora de la mañana realmente me prepara para todo el día .

No dejes de leer:
Dormir la siesta puede combatir el estrés

“Esto es respaldado por investigaciones, que muestra que las personas que hacen ejercicio regularmente tienen menos signos de depresión y ansiedad.

“Dicen que cuando te estás moviendo, entras en el pensamiento completo del cerebro, lo que involucra a ambos lados de tu cerebro. A menudo pienso en soluciones a los problemas  con los que he estado lidiando cuando estoy caminando. Noto que trabajo de manera diferente y las ideas fluyen mucho mejor.

“Otro aspecto de caminar es que me conecta a la naturaleza. Me parece increíblemente calmante cuando estoy caminando, estoy menos estresada y presto más atención a lo que está a mi alrededor.

“La naturaleza me saca de mi mente, que es donde vive la depresión. Miro a un árbol con una rama muerta que ha sido golpeada por un rayo, pero el árbol sigue floreciendo. La naturaleza me dice cómo la vida continúa a pesar de los problemas.

Consejos para mantenerte motivado

“Uno de los desafíos de la depresión es la falta de motivación, que es una batalla en curso. Pongo mi ropa de paseo junto a mi cama para ser lo primero que vea.

“Una vez que mi perro me ve vestida con la ropa deportiva, sabe que debe dar un paseo. Le agradezco que me haya sacado de la puerta, ¡no puedo soportar decepcionarlo!

“Otra cosa que me ayuda a motivarme a hacer ejercicio es la rendición de cuentas, dejo que alguien sepa a qué me estoy comprometiendo y revisan si lo he hecho o no.

“Priorizar el ejercicio es importante, también. Soy adicta a Facebook Scrabble, pero tengo que preguntarme si una media hora de Scrabble vale más que un paseo. Es una obviedad que es más importante.

“Soy tan consciente de cómo caminar eleva mi estado de ánimo que sólo tengo que hacerlo. Sólo sé que levantarse y salir y moverse es bueno para mí.

“No descarto la medicación, porque mi condición es elevada con respecto a otras, pero el ejercicio regular es el otro factor importante que me mantiene estable. Cuando miras mi historia y ves cómo me ayuda, creo que ayudaría a casi cualquier persona”.

“Tú puedes ser alguien que puede hacerlo sólo con ejercicio y caminatas, puedes quizás prescidir de la medicación si tu padecimiento no es tan severo.

 

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest