Alimentación Semillas

Semilla de papaya para la salud renal, hepática y digestiva

Cristóbal Colón describió a la papaya como el “fruto de los ángeles”, y esto no es ninguna sorpresa cuando consideramos el sabor dulce y tierno de esta fruta, con su consistencia suave. La fruta es alta en componentes saludables y ofrece varios beneficios para la salud incluidas sus semillas. La semilla de papaya es excelente para la salud renal, hepática y para el tracto digestivo. Sigue leyendo para saber cómo usarla adecuadamente para obtener sus máximos beneficios.

semilla-de-papaya

Semilla de papaya para la salud renal, hepática y digestiva

La papaya tiene potentes propiedades anti-inflamatorias que evitan problemas graves de salud, y son de gran ayuda en el tratamiento de problemas de salud como heridas, indigestión, incluyendo cáncer, nivel de azúcar en la sangre y enfermedades del corazón.

Sin embargo, quizás te has estado perdiendo un gran beneficio de la papaya que está justamente en su semillas. Las semillas de papaya, de hecho, es una de las partes más saludables de la fruta.

Desintoxica tu hígado con semilla de papaya

Estas semillas se han utilizado comúnmente en la medicina tradicional china para la desintoxicación del cuerpo completo, y mejoran significativamente la función del hígado.

El uso regular de una cucharada de semillas de papaya efectivamente elimina las toxinas del hígado. Estudios también han demostrado que pueden ser de gran ayuda en el caso del hígado graso (cirrosis hepática).

Debe consumir 5 semillas, frescas o secas, dos veces al día durante un mes en el caso de la cirrosis.

También puedes moler las semillas en un molino de pimienta, o aplastarlas – si están frescas – en un mortero, y agregar a una cucharada jugo de limón fresco. Debes beber este tratamiento de semillas de papaya dos veces al día durante un mes.

No dejes de leer:
Remedios naturales para la prevención de hígado graso

semilla-de-papaya-secas

Mejora la salud digestiva

La papaya es extremadamente útil para la digestión, y sus semillas tienen potentes propiedades antiparasitarias y antibacterianas, que ayudan a la eliminación de los microorganismos dañinos del tracto intestinal.

Además, esta fruta tiene fuertes propiedades anti-patógenas, por lo que debes consumir una cucharada de semillas para tratar la intoxicación alimentaria y destruir las bacterias que causan problemas de digestión.

Reduce la inflamación por enfermedades inflamatorias

Esta fruta contiene dos sorprendentes enzimas, la papaína y la quimopapaina, ambas tienen potentes propiedades anti-inflamatorias que calman eficientemente la inflamación en el cuerpo en el caso de artritis, gota, asma, dolores en las articulaciones y otras enfermedades inflamatorias.

Semilla de papaya para desintoxicar los riñones

Las semillas de papaya son excelentes en la desintoxicación de los riñones también, y sus potentes propiedades anti-inflamatorias y antibacterianas impiden la inflamación de los riñones inducida por las toxinas.

Baja la presión arterial alta

Muchos estudios realizados han demostrado que esta fruta mejora dramáticamente la salud del corazón. Un compuesto que contiene, Carpaine, apoya eficazmente la salud cardiovascular, y las semillas y hojas de papaya reducen la presión arterial diastólica, sistólica y arterial (MAP).

Previene el cáncer comiendo semilla de papaya

La semilla de papaya tiene compuestos fenólicos y flavonoides que actúan como antioxidantes naturales y desaceleran el crecimiento de las células tumorales. Además, el isotiocianato de fitonutrientes protege eficazmente contra cáncer de colon, mama, pulmón y próstata.

Semillas de papaya para parásitos intestinales

Las semillas de papaya tienen propiedades vermifugas y antiamebianas. Esto significa que matan gusanos intestinales y otros organismos parasitarios como las amibas en tu sistema digestivo, y el uso de semillas de papaya para los parásitos ha demostrado ser muy eficaz.

semilla-de-papaya-para-los-parasitos-intestinales

Un estudio del 2007 con 60 niños nigerianos con fuerte evidencia de parásitos intestinales, mostraron mejoría en un 75% en sólo siete días. Esto fue después de recibir una dosis de 20 ml de extracto de semilla de papaya.

Investigadores dijeron que “las semillas de papaya son eficaces en el tratamiento de parásitos intestinales humanos y sin efectos secundarios significativos.”

La semilla de papaya es un anticonceptivo natural

Estas semillas se han utilizado comúnmente en la cultura india como una forma de anticonceptivos naturales. Por lo tanto, si estás tratando de quedar embarazada, debes evitar el consumo de semillas de papaya.

De acuerdo con los resultados de ciertos estudios realizados, el consumo de estas semillas durante algún tiempo ha reducido ligeramente la producción de esperma.

Cómo usar la semilla de papaya

Las semillas de papaya se pueden consumir crudas, enteras, molidas y acompañar en tus licuados de la mañana como suplemento alimenticio; también en sopas, ensaladas, en leche con miel, en cualquier alimento que te apetezca integrarlas, así es como se pueden consumir y disfrutar de sus innumerables beneficios para la salud.

Los beneficios de las semillas de papaya, con sus altos niveles de enzimas digestivas, antibacterianos, anti-parasitarios y las propiedades de regeneración del hígado son poderosos.

Después de que saques las semillas de la fruta fresca, lo mejor es guardarlas en un envase sellado en el refrigerador si las estás utilizando regularmente, o en el congelador si solamente de vez en cuando. Una fruta de papaya grande podría suministrar suficientes semillas durante varias semanas de uso.

Las semillas de papaya fresca son las mejores y la mejor alternativa es la semilla de papaya 100% orgánica. Puede que los extractos de semilla de papaya no sean tan eficaces como la semilla entera y definitivamente no vayas por las semillas comerciales de la papaya para plantar pues pueden ser tratadas con los productos químicos.

Mientras que las semillas de papaya son seguras para comer, el consumo de cualquier cosa en grandes cantidades cuando tu estómago no está acostumbrado, puede causar malestar digestivo. Comenzar lentamente es la mejor manera de evitar o minimizar este malestar.

Comparte esto: