Recetas Semillas

Semillas de chia con avena y leche para desayuno o postre

Chia avena pudín

Semillas de chia con avena y leche para desayuno o postre

Esta receta es una excelente manera de empezar el día. Es un desayuno completo y ligero a base de semillas de chia con avena y la leche, que juntos forman una mezcla llena de nutrientes y beneficios para tu salud.

Avena

Las propiedades de la avena la convierten en uno de los cereales más populares para la dieta. Es un alimento funcional y completo, principalmente por sus beneficios para el intestino por su alto contenido de fibra y por estimular la sensación de saciedad. Contiene potasio lo que beneficia en la reducción de la tensión arterial y el exceso de colesterol malo para nuestro organismo. La avena es uno de los cereales más completos a la hora de realizar una dieta equilibrada.

La semilla de Chia

Las semillas de chia al tener contacto con el agua, crece y absorbe el líquido, convirtiéndolo en una sustancia gelatinosa que es la que proporciona la sensación de llenura y saciedad. Es una gran fuente vegetal de ácidos grasos omegas 3. Permite el crecimiento y la regeneración de tejidos, ideal para el período de embarazo y lactancia.

Pudín de semillas de chia y avena con leche vegetal para tu desayuno o postre

La receta a continuación es simple y es una excelente combinación si quieres incluír algo delicioso a tu dieta para bajar de peso, o si quieres simplemente dar impulso a tu día. Esta combinación es para dejar reposando toda la noche y disfrutar el siguiente día.

No dejes de leer:
Cómo congelar y preservar hierbas frescas en aceite

Ingredientes:
⅓ taza de avena tradicional
2 cucharadas de semillas de chía
3/4 de taza de tu leche vegetal predilecta

Puré de un pequeño plátano maduro
1 cucharada de mantequilla de almendra o maní
bayas frescas (fresas, arándanos, moras)

sirve 1
Instrucciones 
Mezclar la avena, las semillas de chía y la leche hasta que estén bien combinados. Colocar en un recipiente cerrado o cubierto durante la noche en el refrigerador.
Por la mañana, revolver con el puré de plátano y mantequilla de maní o almendras y colocar encima bayas frescas y otras frutas. Servir frío.

Algunos Tips para otras opciones:

Avena: Puedes procesar la avena ligeramente. Esto hace la mezcla mucho más cremosa y espesa al día siguiente.
Leche de almendra: esta leche que puede ser hecha en casa, resulta exquisita para esta receta, puedes utilizar leche de anacardo, que al igual que la de almendra le dan un sabor increíble. Pero también se puede utilizar leche comprada en la tienda, si es necesario. Algunas tiendas ya manejan leches vegetales.
Sabores: Trata un poco de esencia de vainilla clásica o canela, quizás puedes probar con cacao para un toque de chocolate. También puedes agregar un toque de café, si deseas un impulso más de energía para tu día.
Algo crujiente: Un poco de crujiente a lo cremoso puede resultar una combinación deliciosa. Trata granola vegana, nueces o semillas.
Edulcorante: Puedes usarlo o no, es opcional ya que con el plátano puede ser suficiente para endulzar, pero puede hacer la diferencia. Escoge uno natural.
Frutas: Eres libre de agregar las frutas que desees, pueden ser bayas, granada, naranja, manzanas, etc. Sólo trata de que haya combinación entre ellas.
Caliente: si no te gusta la idea de avena fría, puedes calentar tu avena por un par de minutos (no uses microondas). O para no descomponer mucho la humedad de tu avena, puedes calentar un poco de leche y vertir sobre tu avena para quitar lo frío, eso además le dará una consistencia más suave y líquida que para algunos es más saborsa y rápida de comer.

No dejes de leer:
Pan de barra sin gluten saludable y fácil de hacer

Redacción: Vida Lúcida