Relaciones de pareja

Señales de una relación codependiente

Señales de una relación codependiente

La codependencia es una patología psicológica en donde se manifiesta una excesiva dependencia hacia una persona, familiar o amigo; en el caso de la codependencia en una relación de pareja, el individuo se olvida de sí mismo y se centra en la otra persona, convirtiéndose en el centro de su universo; y él, en una suerte de satélite sin vida propia. Conozcamos algunos de las señales de una relación codependiente.

Todo lo perdonan
Los límites para una persona codependiente son muy ambiguos, ellos pueden permitir casi todo, lo que los hace víctimas fáciles de engaños e infidelidades, ya que todo siempre lo perdonan. Inclusive así se dañen intencionalmente. Esta es una clara señal de que codependencia.

No puede vivir sin él o ella
Puede sonar muy romántico decir: “No puedo vivir sin ti”; pero en una relación codependependiente es literal. Las relaciones codependientes son enfermizas y la dependencia es tal, que no pueden concebir la vida sin el ser amado y no se pueden separar por mucho tiempo, ya que se les acaba el mundo.

Se alejan de sus amigos
Este es un rasgo muy típico de una relación codependiente; centrarse en la persona de quien se siente esta enfermiza conexión, olvidándose de las demás personas por completo; no es raro que una persona que sufra de esta patología se olvide de amigos y familiares.

No dejes de leer:
8 señales de que tu pareja no ha madurado

Eligen personas con problemas
Un reciente estudio determinó que las personas con tendencia a la codependencia prefieren las personas con problemas; ya que tienen un alto sentido paternal, pretenden cambiar a esa persona y resolver los problemas que pudieran tener, centrándose en su relación y en la pareja.

Caen fácilmente en la frustración y depresión
En una pareja codependiente casi siempre es un lado el que sufre de esta “codependencia”, mientras que la otra parte suele estar ajena a la situación, evade y hasta abusa de su condición; lo que es un rápido detonante para que el codependiente caiga fácilmente en la frustración y depresión.

Confunden la obsesión por adicción
Los sentimientos de un codependiente suelen ser enfermizos y fácilmente confunden obsesión por adicción. En una relación codependiente es fácil pasar a la adicción y confundirlo con un inmenso amor que todo lo puede.

Celos y desconfianza de los demás
Para un codependiente la confianza es un sentimiento ajeno, ellos suelen desconfiar y sentir celos de todos; inclusive si el que provoca los celos o la desconfianza es la propia pareja. Para ellos siempre tienen la culpa los demás.

Miedo a la soledad

Las personas sumergidas en una relación codependiente tienen un alto miedo a la soledad, muchas veces es ésta la raíz del problema. No se imaginan su vida sin pareja, es por ellos que se aferran enfermizamente a la que tienen. Lo más probable es que hayan venido de relaciones similares en su pasado y las sigan teniendo en el futuro si no reciben ayuda profesional.

Sumamente controladores

A pesar que casi toda su vida depende de su pareja y lo siguen y orbitan como si se trataran de un satélite, las personas codependientes (sobre todo en el caso de hombres) son sumamente controladores. Quieren saber y formar parte de todo, no se les escapa nada ni nadie, quieren tener el control de todas las situaciones referentes a su pareja, y muchas veces se logran ocupar hasta de temas muy personales como la ropa o la apariencia de su pareja.

No dejes de leer:
8 maneras de arreglar tu relación después de ser infiel

No toman decisiones propias
Por su misma condición de codependientes, siempre dependerá de la otra parte para realizar una decisión importante, serán prácticamente el eco de su pareja , sin emitir opinión, queja y mucho menos una posición contraria.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida