Salud Tratamientos

Señales que indican que necesitas enzimas digestivas

Si estás tratando de reparar un intestino permeable, sufres de problemas digestivos crónicos, tales como gases, distensión abdominal, indigestión o estreñimiento, experimentas reflujo después de una comida, o ves trozos de alimentos no digeridos o una sustancia grasa en las heces, tu cuerpo no puede producir suficientes enzimas digestivas, o tus enzimas no están funcionando tan bien como deberían. Este es un problema común en pacientes con enfermedad crónica, y afortunadamente, uno que se remedia fácilmente.

digestión enzimas vientre pastillas

Así que hoy, vamos a hablar de lo que son las enzimas digestivas, lo que causa la deficiencia de la enzima, y lo más importante, cómo mantener niveles saludables de enzimas digestivas.

¿Qué son las enzimas digestivas?

Cuando comes, tu cuerpo tiene que descomponer los alimentos en nutrientes micro y macro que luego pueden ser absorbidos y utilizados por el cuerpo. Las enzimas digestivas son pequeñas proteínas que actúan sobre moléculas específicas dentro de los alimentos para romperlos. La mayoría de la gente está familiarizada con la enzima lactasa, que es responsable de descomponer el azúcar de la leche llamada lactosa. Personas que les falta esta enzima no son capaces de digerir la leche (lo que es conocido como “intolerancia a la lactosa”). Del mismo modo, hay muchas otras enzimas que cada una obra en un tipo específico de molécula. Si eres deficiente en cualquiera de estas enzimas, su cuerpo no puede descomponer los alimentos así como debe ser, lo que puede causar problemas importantes en el tracto digestivo.

El proceso de la digestión comienza en la boca donde la saliva comienza a metabolizar los alimentos. A partir de ahí tu alimento viaja hasta el estómago, donde el ácido estomacal, principalmente el ácido clorhídrico (HCL), comienza liberar las proteínas. Finalmente, la mayoría de las enzimas digestivas son hechas por el páncreas. Al comer, el páncreas recibe una señal hormonal para liberar el jugo pancreático en el intestino delgado. El jugo pancreático contiene varias enzimas digestivas, así como bicarbonato para neutralizar el ácido del estómago. Las enzimas trabajan en el intestino delgado para descomponer los alimentos para que puedan ser absorbidos. Las enzimas producidas por el páncreas incluyen:

  • Amilasas – descomponen los almidones (carbohidratos complejos)
  • Lipasas – descomponen las grasas
  • Proteasas y peptidasas – descomponen las proteínas
No dejes de leer:
Color y textura de la lengua y su significado

Además, hay una serie de enzimas, situadas cerca de la mucosa del intestino delgado (el borde en cepillo), la mayoría de las cuales descomponen los disacáridos en azúcares simples, que pueden ser absorbidos por el intestino en el torrente sanguíneo.

¿Cómo las enzimas digestivas afectan a la salud intestinal?

No eres lo que comes, eres lo que digieres y absorbes. Si la comida no está bien digerida y absorbida en tu intestino delgado, esto puede conducir a la desnutrición, ya que no hay suficientes nutrientes absorbidos por el cuerpo. Además, la comida no digerida viaja hacia abajo a través del tracto digestivo y proporciona alimento para las bacterias “malas”, provocando gases e hinchazón, y lo que conduce a la disbiosis ya que las malas bacterias crecen y superan en número a las bacterias buenas. La cantidad y tipo de alimentos no digeridos que llega al intestino grueso, pueden tener un impacto importante en el equilibrio de las bacterias buenas y malas en el colon.

¿Qué causa la deficiencia de enzimas digestivas?

Ahora que entendemos la importancia de las enzimas digestivas, vamos a ver lo que causa la deficiencia de enzimas digestivas.

La medicina convencional sólo reconoce algunas de las causas de la deficiencia de enzimas digestivas, y son sólo los casos más extremos, incluyendo pancreatitis aguda o crónica, fibrosis quística, cáncer del páncreas, extirpación de la vesícula, y las enfermedades del intestino delgado que afecta el borde en cepillo, tales como la enfermedad de Crohn o enfermedad celíaca.

enzimas digestivas reflujo

La medicina funcional, por el contrario, reconoce que hay muchos problemas de salud subyacentes que pueden contribuir a la deficiencia de enzimas. El intestino permeable es la causa más común, ya que destruye el borde en cepillo de tu intestino delgado. La inflamación de la sensibilidad a los alimentos y toxinas, también disminuye la producción de las enzimas, así como el estrés crónico, la genética, y el envejecimiento. Un ácido estomacal bajo también desempeña un papel, ya que un ambiente ácido es necesario para activar las enzimas responsables de la digestión de proteínas.

Más allá del ámbito más amplio de causas, la medicina funcional también se diferencia de la medicina convencional en que, ésta última ve la deficiencia de enzimas como una cuestión de blanco y negro, tiene niveles “normales” o eres muy deficiente. En la medicina funcional, se ve el bienestar como un espectro, y reconoce que sólo porque no estás en el punto de deficiencia grave, no significa que tus niveles son óptimos o que tu salud no mejorará mediante su aumento.

No dejes de leer:
Síntomas de problemas en el páncreas

El aumento de enzimas digestivas facilita la carga de muchas de las causas más comunes de las enfermedades crónicas, incluyendo intestino permeable, infecciones tales como Cándida o SIBO, y la inflamación crónica causada por una dieta pobre.

¿Cómo se trata la deficiencia de enzimas digestivas?

En la medicina funcional, reponer las enzimas digestivas a través de un suplemento de enzimas digestivas, es una parte clave. La restauración de las enzimas digestivas no sólo asegura que correctamente descompongas y absorbas los nutrientes de los alimentos, un estudio reciente mostró que las enzimas digestivas pueden mejorar no sólo los síntomas gastrointestinales, sino también los síntomas conductuales en niños con autismo.

Por lo tanto, si estás tratando un intestino permeable, si estás en una transición de una dieta de alimentos procesados, o tienes problemas digestivos, como gases, distensión abdominal, indigestión, reflujo, diarrea, estreñimiento, o comida sin digerir en las heces, se recomienda la administración de enzimas digestivas como tratamiento. Elige un suplemento que contenga una gran variedad de enzimas, tales como una completa fórmula enzimas, que también está disponible en forma masticable.

Si tienes niveles bajos de ácido del estómago y estás sufriendo de reflujo ácido, también puede ser que desees considerar agregar un suplemento de HCL (Probióticos de alta intensidad). Si no sabes si el ácido del estómago es bajo, hay una prueba sencilla que puedes hacer para averiguarlo. Puede tomar una cápsula de HCL con agua antes de una comida, y luego ver cómo te sientes después de unos 30 minutos. Si sientes una sensación de ardor, no es necesario tomar suplementos de HCL. Pero si no sientes nada, es probable que tengas que añadir un suplemento de HCL.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock