Salud

Signos de un hígado dañado

Hígado dañado

Nos hemos hecho demasiado dependientes de la medicina occidental para entender la forma en que nuestro cuerpo está sintiendo. Además de buscar a profesionales de la medicina que nos diga cómo defendernos de eso, también debemos prestar atención a nuestro cuerpo y determinar nosotros mismos lo que nos está diciendo. Un lugar importante para empezar es el hígado. Un hígado dañado puede mostrar signos externos de estar enfermo, por ejemplo, las machas en la piel.

Signos de un hígado dañado

El hígado es un órgano resistente y lleva mucha responsabilidad en sus funciones. Nos proporciona juventud y longevidad cuando opera con eficacia, y nos somete a un envejecimiento prematuro y de vida más corta cuando no está trabajando adecuadamente.

En pocas palabras, el hígado es un órgano que debemos tratar con tanto respeto como sea posible. Desafortunadamente, las dietas estándares del mundo occidental de hoy, no son un factor de ayuda.

Así que, ¿cómo saber si nuestro hígado está llorando por ayuda? Estas son algunas señales físicas visibles:

Metabolismo anormal de grasas por hígado dañado

  • Anormalidades en el nivel de grasas en el torrente sanguíneo. Por ejemplo; niveles elevados de colesterol LDL y la reducción de colesterol HDL y triglicéridos elevados
  • Arterias bloqueadas con la grasa, lo que lleva a la presión arterial alta, ataques al corazón y derrames cerebrales
  • Acumulación de grasa en otros órganos del cuerpo (degeneración de grasa en órganos)
  • Bultos de grasa en la piel (lipomas y otros tumores grasos)
  • Aumento excesivo de peso, lo que puede conducir a la obesidad
  • Incapacidad para perder peso, incluso mientras se está a dieta
  • Metabolismo lento
  • Abdomen protuberante (panza)
  • Celulitis
  • Hígado graso
  • Rollo de grasa alrededor de la parte superior del abdomen
No dejes de leer:
8 Cosas que deberías saber sobre el Alzheimer.

Problemas digestivos por hígado dañado

  • Indigestión
  • Reflujo
  • Hemorroides
  • Los cálculos biliares y enfermedades de la vesícula biliar
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Intolerancia al alcohol
  • Ataques de náuseas y vómitos
  • Distensión abdominal
  • Estreñimiento
  • Síndrome del intestino irritable
  • Dolor sobre el hígado – (esquina superior derecha de abdomen e inferior de la caja torácica derecha)

Problemas de azúcar en la sangre

  • Deseo de azúcar
  • Hipoglucemia y  niveles de azúcar en sangre inestables
  • Inicio de diabetes madura (tipo 2) es común en las personas con un hígado graso

Signos de un hígado dañado en el sistema nervioso

  • Depresión
  • Cambios de humor, como ira e irritabilidad
  • Emocionalmente el hígado se conoce como la “sede de la ira”
  • Falta de concentración y “cerebro niebla”
  • Sobrecalentamiento del cuerpo, especialmente la cara y el torso
  • Dolores de cabeza recurrentes (incluyendo migraña) asociados con náuseas

Disfunción Inmune

hígado dañado progresión

Signos externos de un hígado dañado

  • Lengua sucia
  • Mal aliento
  • Erupciones en la piel
  • Picazón en la piel (prurito)
  • Sudoración excesiva
  • Mal olor corporal
  • Ojeras
  • Coloración amarillenta de los ojos
  • Ojos rojos, hinchados con picazón (ojos alérgicos)
  • Acné rosácea – (granos rojos alrededor de la nariz, las mejillas y la barbilla)
  • Manchas en la piel (manchas hepáticas)
  • Palmas de las manos y plantas de los pies rojos, que también puede haber picor e inflamación
  • Aspecto facial enrojecido o excesivos vasos sanguíneos (capilares faciales/venas)
  • Desequilibrio hormonal
  • Intolerancia a la terapia de reemplazo hormonal o la píldora anticonceptiva (ej. efectos secundarios)
  • Síntomas de la menopausia como los sofocos -pueden ser más graves
  • El síndrome premenstrual puede ser más grave
No dejes de leer:
Propiedades medicinales del plátano o banana

Cómo curar el hígado dañado

En pocas palabras, limpiamos nuestra dieta y estilo de vida para evitar las toxinas presentes en nuestros productos alimentos, el aire, el agua y el cuidado personal. Desintoxicar el organismo es el primer paso para una curación del hígado dañado. Siempre consulta con un especialista para que te oriente mejor sobre qué necesitas exactamente, pero puedes empezar con estas ideas que te ofrecemos en nuestros artículos: Limpieza y desintoxicación del hígado con uvas pasas; Dieta para desintoxicarte emocional y físicamente por problemas de hígado; Instrucciones para limpieza de hígado y vesícula biliar con aceite de oliva y toronja.

hígado dañado Jugos de manzana

Si tienes un hígado dañado también hay que considerar:

  • Colónicos
  • Una dieta adecuada
  • Hierbas como el cardo mariano, hoja de alcachofa y diente de león
  • Probióticos de alta calidad
  • El ejercicio diario (caminar, yoga)
  • Descansar más (pero no inmediatamente después de las comidas)

También, aprender a dejar ir. La emoción de la ira se conecta al hígado así que trabaja esa ira, no revivir o sentir ira hacia cualquier situación.

Así que empieza a curar ese hígado dañado amándolo, cuidándolo hoy mismo, y eliminar todas las cosas que lo irritan. Entonces, podrás disfrutar la juventud y la longevidad que te mereces. Por tu salud!

Una investigación y redacción de Vida Lúcida