Reflexiones

Sueña sin miedos – Recibe la realidad del mismo modo.

crear nuestra propia vida

Exteriorizamos constantemente esto que ahora sucede, que nos pasa a nosotros, que reconocemos invariablemente como algo que nos sucede internamente. Lo que sea que nos llegue y provoque alguna sensación es reflejo de cómo nos hemos preparado para vivirlo.

El momento en que nuestras ganas y el deseo de que algo bueno suceda en nuestra vida, comenzamos  ya a vivirlo pero de una manera más íntima, en nuestro interior. para luego colapsarlo en una realidad tangible, aplicable a los sentidos físicos, pero lo importante se encuentra en el camino hacia ello, es allí donde ya vivimos esa realidad que anhelamos aunque ésta no se haya visto aún de manera evidente, y lo hacemos a través de la emoción.

Entendamos este punto, la emoción que acompaña a esos momentos donde anhelamos algo, es directamente el estado que nos provocará la realidad colapsada, o sea cuando ya podamos vivarla en la realidad, ese sentimiento será nuestra manera de concebir el sueño alcanzado, la realidad.

Durante el proceso del anhelo, hemos de ser capaces de darle el sentimiento inmaculado, solemne, elevado y puro como si ya lo pudiésemos palpar con todos los sentidos, como una realidad que no está por llegar, sino como una realidad que nos damos la oportunidad de aceptar en nuestra vida. Ese sentimiento grandioso debe acompañarnos cuando deseamos algo realmente. De lo contrario, sucederá lo que tu ya conoces muy bien, no habrá felicidad, ni gozo ni siquiera un sentimiento elevado y es muy probable que la realidad tangible, cuando ya suceda en realidad. nos parezca incluso un hecho vano. Esto sucede porque nos hemos concentrado en el miedo, dándole lugar a los límites de las creencias impuestas al momento de soñarlo y ese sentimiento se grabó en nuestra mente y sólo con ese sentimiento escogido podremos reconocerlo una vez que se presente la realdiad.

No dejes de leer:
El niño que le quitó la sed a medio millón de africanos

Algo muy importante que debemos aceptar en esta vida, es que si no trabajamos duro en conseguir algo, las cosas no sucederán, deberás poner todo tu empeño y deseo para hacer que esto suceda, y recién allí sabrás lo que realmente vale eso que has logrado.