Psicología Salud emocional

¿Te respetas lo suficiente como para alejarte de malas relaciones?

Cambiar de rumbo y dejar ir ciertas cosas no tiene nada que ver con la debilidad, sino con fuerza. Cuando finalmente te das cuenta de tu valor, caminarás lejos de tu pasado, de la gente, las costumbres y las opciones que no te sirven.

Son tus creencias sobre ti mismo y pensamientos, lo que determinan qué y a quién aceptas en tu vida. Si tus relaciones llenan tu corazón con dolor y estás siendo maltratado y te faltan al respeto, es el momento de aprovechar lo que está pasando dentro. Cuando trabajas internamente y te vuelves a conectar con tu verdadero yo, tu autoestima comenzará a reconstruirse y recordarás que mereces amor y bondad.

Las relaciones no deben hacerte sentir roto, golpeado y agotado. Si lo haces, no vas a tener energía, autoestima, ni vas a ser todo lo que puedes ser, y esto no es lo que las relaciones realmente son. Si esto resuena contigo, tal vez es el momento de ondear la bandera blanca y seguir adelante para evitar daños mayores.

No todas las relaciones se construyen para durar, no importa que tanto quieras que sea así. ¿Prefieres quedarte en una relación que llena tu corazón con dolor o encontrar una nueva relación que llena tu corazón de amor y alegría? Cuando se aprende a valorarse a sí mismo, te toparás con la gente que sabe lo que vales e impedirás a las personas que quieren hacer mella de tu felicidad.

No dejes de leer:
Métodos efectivos para superar la ansiedad

Puede ser aterrador inicialmente imaginar cambiar, crecer, pasar a hacer elecciones conscientes que van a llevarte lejos de todo lo que alguna vez has conocido. Pero si tus opciones actuales no te sirven, y ya no quieres vivir en un estado de sufrimiento, ¿crees que puedes empezar a aceptar que no hay otra manera de vivir que no crea más sufrimiento?

Sal de tu zona de confort. No tomes decisiones seguras y fáciles porque tienes miedo de lo que podría suceder. Si lo haces, nada cambiará. Si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás consiguiendo lo que siempre tienes … nada va a cambiar.

La vida no siempre es fácil. Algunas cosas van a construirte y otras van derribarte. Tu corazón se expandirá, romperá y reconstruirá repetidamente. Eres un trabajo en progreso, estás constantemente aprendiendo, cambiando y creciendo. Las dificultades y los obstáculos de la vida te proporcionarán una oportunidad para crecer y aprender y te ayudarán a estar claro en lo que haces y no deseas.

Al final, eres responsable de la búsqueda y la creación de tu propia felicidad en esta vida. Una vida hermosa está ahí esperando por ti, pero primero tienes que sentirlo en el interior.

La vida es demasiado corta como para quedarse atascado en el pasado o con las personas que te hacen daño. Si el pasado es un recuerdo de dolor, o alguien te hiere continuamente, ten suficiente respeto por ti mismo para dejarlo ir y seguir adelante. Sí, puede doler, pero vas a estar bien, pasará! Estarás bien.

No dejes de leer:
¿Es sana tu relación? - Abuso emocional.

Redacción: equipo de Vida Lúcida