Cáncer Salud

Tomar este té reduce el riesgo de cáncer de ovario

En ciertos estudios, científicos han descubierto que, el té negro es una bebida saludable que reduce el riesgo de cáncer de ovario. En un experimento, las mujeres que consumieron té durante un período más largo de tiempo y practicaron este hábito todos los días – tomaron una taza de té regularmente – pueden disfrutar de beneficios médicos significativos debido a este hábito saludable.

té negro contra el riesgo de cáncer

Investigadores de la Universidad Curtin de Perth (Australia), observaron a mil mujeres a la edad de 59 años en promedio, divididas en dos grupos: la mitad de las mujeres encuestadas fueron diagnosticadas con cáncer de ovario y las restantes 500 mujeres sanas (grupo control).

El té negro reduce el riesgo de cáncer de ovario

Los investigadores cuestionaron a fondo a las mujeres acerca de sus hábitos de beber té: con qué frecuencia y qué tipo de té beben y cuándo introdujeron este hábito en sus vidas.

Los resultados de este estudio mostraron que, las mujeres sanas consumieron té en un período más largo de tiempo y practicaron este hábito cada día, es decir, bebían té regularmente en comparación con las mujeres con cáncer. De hecho, las mujeres sanas comenzaron a beber el té regularmente desde una edad temprana en su niñez.

Incluso, el 79% del número total de mujeres sanas examinadas, bebían té regularmente, en comparación con el 51% de las mujeres encuestadas con cáncer de ovario.

No dejes de leer:
Metales pesados pueden estar acabando con nuestra salud

Los investigadores señalaron que, el té negro, contiene potentes flavonoides, componentes que nos ayudan a combatir las enfermedades. Creen que el papel curativo y protector del té negro, se debe a estos potentes antioxidantes que se encuentran en el té negro.

té negro en el riesgo de cáncer de ovario

“El té es una bebida segura y barata. Debes practicar el hábito de beber té debido a sus beneficios potenciales en la prevención de esta enfermedad común y mortal en las mujeres “, dijo el Dr. Andy Lee – el líder del estudio.

Si el sabor del té negro es demasiado fuerte, puedes agregar libremente un poco de leche. Estudios realizados previamente han demostrado que la leche no reduce el efecto beneficioso del té negro, y se puede hacer uso de leches vegetales también.

El cáncer de ovario es el tercer tipo de cáncer más frecuente entre los tumores malignos de los genitales femeninos, después del cáncer del cuello uterino y del endometrio (cáncer del útero).

El cáncer de ovario es principalmente una enfermedad de las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas. La edad promedio de los pacientes con cáncer de ovario es de 50-65 años.

Menos del 10% de los pacientes con cáncer de ovario son menores de 40 años. La incidencia y el riesgo de cáncer de ovario aumenta rápidamente después de los 40 años.

No dejes de leer:
10 Jugos y licuados medicinales que cambiarán tu vida

El cáncer de ovario es una enfermedad que aterroriza a las mujeres. Es suficiente ver las estadísticas sobre el creciente número de casos de cáncer de ovario y el miedo es aún peor. Además de esto, el miedo crece aún más debido al hecho de que, hasta hace poco, se creía que el cáncer de ovario no tenía ningún síntoma temprano.

riesgo de cáncer de ovario

Sin embargo, es una enfermedad maligna que se puede tratar y curar si se detecta tempranamente, es decir, en la etapa inicial de la enfermedad.

Los primeros síntomas no son específicos y son a menudo similares a otras enfermedades y condiciones de salud en el cuerpo. Por lo tanto, si no ignoras los primeros signos y síntomas, los médicos pueden detectar el cáncer de ovario en su etapa temprana.

Hay más de 20 síntomas asociados con el cáncer de ovario en su etapa inicial, incluyendo: fatiga, dolor de espalda, estreñimiento, micción frecuente y urgente y muchos otros. Estos síntomas son tan comunes y oscuros, por lo que las mujeres y los médicos suelen pasarlos por alto o considerarlos como sin importancia.

Comparte esto: