Alimentación Bebidas nutritivas Salud

Tomar un café saludable sabiendo cómo hacerlo

4 formas de tomar un café saludable

El café es esa bebida que nos retiene horas en torno a una mesa tras una placentera comida entre amigos, o es la escusa para conocer aún mejor a esa persona que tanto nos interesa. Puedes también obtener beneficios de un café saludable añadiéndole mantequilla. ¿Lo sabías?

Beneficios de un café saludable

Lo cierto es que el café posee una gran concentración de antioxidantes, muchos más que el té verde y el cacao, y es una fuente de flavonoides que combaten las enfermedades del corazón. Además, el café es diurético. Por lo que el café es una opción sana y natural para controlar a los radicales libres.

Antes de conocer estas formas de tomar un café saludable tienes que saber reconocer de qué planta procede el café: Si el grano de café es más amargo y con más cafeína es que procede de la planta Robusta. Si es más ligero será Arábico.

Conoce estas formas de tomar un café saludable y ya no tengas más remordimientos por esos ratitos junto a una taza de café caliente.

1. Para tomar un café saludable se debe moler el café al momento.

El café en grano conserva mejor el aroma y el sabor, y será mejor cuanto menos tiempo haya transcurrido desde el proceso de tostado.
Por lo tanto, lo ideal es moler el café en el momento en que se va a consumir. Así conservamos su aroma y su calidad intacta.
Esto nos lleva a la hora de comprar a optar por el café en grano, y no el tradicional café molido en paquete. El café en grano se conservará mejor ya que el tueste y la estructura del grano lo protegen más contra el contacto del aire. Mientras que el café molido terminará perdiendo su frescura.

No dejes de leer:
La Importancia de la respiración

2. Para tomar un café saludable hay que prestar atención al agua de la preparación.

Es muy importante la calidad del agua que usemos. Debe ser fresca y preferiblemente envasada.
La proporción ideal son 1 o 2 cucharaditas soperas de café por 200 cc de agua, agregando más o menos café en las siguientes preparaciones que realicemos en función de alcanzar un resultado más suave o más fuerte.

3. Para tomar un café saludable, nada de añadir al café edulcorantes artificiales.

Disfruta del café de un modo saludable cambiando el azúcar refinado por la miel, la stevia o el azúcar de caña.
Aunque hay gente que opta por tomar el café solo sin ningún tipo de edulcorante, lo cierto es que endulzarlo ayudará a eliminar el toque amargo del primer sorbo y permitirá disfrutar al máximo de su aroma.

La miel es el edulcorante natural por excelencia y es más digestiva que el azúcar blanco refinado.
También tenemos la stevia que se obtiene de la planta Stevia Rebaudiana cuyas propiedades mejoran las funciones gastrointestinales y aumenta nuestra resistencia ante resfriados y gripes.

Por último nos encontramos el azúcar de caña integral, obtenido de la trituración de la caña de azúcar. Contiene sales minerales alcalinas muy saludables para nuestro cuerpo.

4. El lugar de almacenamiento como clave para tomar una café saludable.

Guardaremos nuestros granos de café en un envase hermético para que no absorban ningún olor o sabor de otros productos, y podamos proteger su aroma.
Además, colocaremos este recipiente en un lugar oscuro y fresco donde no le lleguen los rayos solares para preservarlo tanto del calor como de la humedad.

No dejes de leer:
Cómo limpiar las toxinas del intestino de manera natural

Estas formas de tomar un café saludable serán aún más sanas para ti y tu entorno, si optas por elegir granos de café orgánicos. Se habrán cultivado exentos de pesticidas lo que es bueno para tu organismo ya que consumes un producto 100% natural, y estarás ayudando a preservar el medio ambiente ya que en su cultivo no han participado aditivos químicos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida