Belleza Hazlo tu mismo

Tóxicos en los desodorantes y como hacer uno casero

¿Sabías que tu desodorante favorito podría contener ingredientes peligrosos que se sabe que causan cáncer, daños al cerebro y anormalidades hepáticas? Aquí están tres de los peores tóxicos que puedes encontrar en él y cómo puedes hacer un desodorante natural.

Cómo hacer un desodorante natural y evitar los tóxicos

Generalmente los desodorantes que se pueden conseguir fácilmente en las farmacias o tiendas de cosméticos, están hechos con productos que pueden resultar nocivos en varios aspectos para la salud de las personas. Estos tóxicos en los desodorantes pueden ser causantes de una gran cantidad de padecimientos, entre los que se destacan las alergias, problemas con la intolerancia al gluten, afecciones a la piel y cabello y problemas más graves también, que no suelen considerarse relacionados al uso de un pequeño frasco o pote desodorante.

Tóxicos en los desodorantes

Estos son los 3 tóxicos más importantes que se pueden encontrar en el desodorante comercial.

Parabenos

El parabenos, puedes encontrarlo bajo estos nombres en la etiqueta del desodorante: metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno, butilparabeno o isobutilparabeno. Este agregado se utiliza en muchos productos para el cuidado de la piel y los cosméticos.

Funcionan como un conservante para desalentar las bacterias y los hongos. Las investigaciones indican que los parabenos de lociones o desodorantes se absorben en el cuerpo y débilmente imitan el estrógeno, causando estragos en el sistema endocrino.

Los parabenos se han encontrado en tumores de cáncer de mama, ¿Sabías que más del 55% de los tumores de mama se encuentra en la parte externa superior del pecho, cerca de la axila? Este hecho por sí solo es suficiente para reconsiderar el uso de tu desodorante plagado de parabeno.

No dejes de leer:
Puff rústico con neumático reciclado.

Aluminio

El ingrediente activo en muchos desodorantes y antitranspirantes es de aluminio, que bloquea realmente al cuerpo para que este no pueda producir sudor. Es de dudar en utilizar cualquier compuesto químico que inhibe una función corporal normal y útil, pero aparte de eso, el aluminio puede causar daño neurológico y contribuir a enfermedades como el Alzheimer y Parkinson, y cáncer de mama. El aluminio puede entrar y permanecer en el torrente sanguíneo humano por hasta dos semanas después de una sola aplicación de este tipo de desodorante o antitranspirante.

Propilenglicol

El propilenglicol, a menudo utilizado en desodorantes, es un ingrediente presente en los anticongelantes. A los trabajadores de fábrica que están expuestos a esto, se les advierte del peligro de este producto sobre los riñones, el cerebro y daño que puede producir al hígado a través de contacto con la piel. Con este dato ya sabes que este es un tóxico en los desodorantes que es mejor evitar.

Receta para hacer un desodorante natural y casero

Sin dudas la posibilidad de realizar un desodorante natural, con el uso de ingredientes que son saludables para el cuerpo y que se pueden conseguir fácilmente, es una buena noticia, a continuación podrás conocer cómo realizar un desodorante casero para evitar los tóxicos presentes en los productos comerciales.

No dejes de leer:
10 Maneras en que el bicarbonato de sodio ayuda a tu belleza

 Ingredientes:

  • 1/4 taza de bicarbonato de sodio (neutraliza olores)
  • 1/4 taza de almidón de arrurruz (absorbe humedad)
  • 4 cucharadas de aceite de coco (anti-bacterial e hidratación)
  • 1/4 cucharadita de aceite de árbol de té (antibacteriano)

Preparación y uso: Su modo de preparación es muy sencillo, sólo deberás mezclar todos los ingredientes para formar una pasta o crema que puedes aplicar directamente.

Desodorante crema natural hecho en casa

Esta es una opción alternativa para realizar un desodorante en crema natural que no te abandonará y te evitará problemas en la piel.

Desodorante crema natural para evitar problemas en la piel

Ingredientes:

  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de almidón de maíz
  • aceite de coco para dar consistencia
  • Vitamina E y aceites esenciales deseados

Preparación:

  1. Mezcla 1/2 taza de bicarbonato de sodio con 1/2 taza de almidón de maíz.
  2. Añadir el aceite de coco a la mezcla para dar la consistencia que deseas.
  3. También le puedes añadir vitamina E y aceites esenciales que sean de tu gusto, como romero, lavanda, limón, rosas.
  4. Guardar en un recipiente hermético, recuerda que esto puede derretirse en el calor.
  5. Opcional: Agregar 1 cucharada de arcilla bentonita, para hacer la mezcla con una consistencia a tu medida.

Investigación y redacción: Vida Lúcida