Belleza Mujer remedios caseros Tratamientos

Tratamiento natural con tomate para la piel

Mantén una piel saludable con este tratamiento natural con tomate

Los tomates son excelentes para la piel, ya que tienen propiedades refrescantes y astringentes. Son ricos en vitamina C, por lo que es útil para el acné, la piel opaca, y también contiene vitamina A, que es necesaria para una piel sana.

Cómo usar el tomate para tratar diversos problemas de la piel:


Reduce la grasa de la piel
Pulpa de tomate y jugo de tomate se utilizan para luchar contra el exceso de producción de aceites por las glándulas sebáceas. Sólo tiene que cortar un tomate maduro en dos mitades y frotar la parte carnosa sobre la cara. Agregar jugo durante 15 minutos, de modo que penetra profundamente en los poros de la piel. Enjuague bien con agua fría. Repita esto dos veces al día para mejorar la condición de la piel.

Limpia la piel
El zumo de tomate es ideal para la limpieza de los poros de la piel. Corta transversalmente un tomate y frota sobre el rostro con movimientos circulares para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel. Manténlo así durante algún tiempo y enjuague con agua fría.

Alivia la irritación de la piel
Los beneficios del jugo de tomate para reducir la picazón, enrojecimiento inusual y los síntomas de irritación. Este jugo ligeramente ácido derivado del tomate regula el nivel de pH de la piel y cura la piel irritada. Añade yogur natural en el jugo de tomate, aplicalo en la cara y enjuaga después de 15-20 minutos.

No dejes de leer:
Termina con el dolor de espalda

Cierra los poros de la piel
Uno de los beneficios altamente apreciados del jugo de tomate sobre la cara es la reducción del tamaño de los poros. Sirve como un astringente natural y contrae los poros grandes, que son propensos a la acumulación de suciedad. Por lo tanto, en lugar de utilizar lociones astringentes, simplemente frota el jugo de tomate en toda la cara antes de ir a la cama y lavar al día siguiente.

Reduce el brote del acné
Para aquellos de ustedes que están en busca de curación natural del acné, la aplicación de jugo de tomate trabaja en el tratamiento del acné y las espinillas. Por supuesto, es lento en su acción y hay que tener paciencia para ver los resultados. Sólo asegúrate de utilizar jugo de tomate fresco y frotar con un suave masaje. Esperar una hora y enjuagar. Repite todos los días hasta que el acné desaparezca por completo.

Otra manera de usarlo para tratar el acné: Para hacer una máscara de tomate más espesa, ya que el jugo sólo va a chorrear, agrega un poco de miel con el jugo de tomate en un tazón. La miel es un humectante con propiedades anti-bacterianas necesarias para tratar el acné.

Elimina los puntos negros
El jugo de tomate es también un remedio maravilloso para deshacerse de las espinillas. Puedes usar jugo de tomate sólo para dar masajes en la zona con puntos negros. O bien, aplicar una máscara facial de jugo de tomate y la pulpa del aguacate maduro para eliminar puntos negros, reducir el exceso de grasa, cerrar los poros y humectar la piel.

No dejes de leer:
Cómo usar y preparar jugo de cebolla para crecer y prevenir la caída del pelo

Se usa para tratar quemaduras de sol
El jugo de tomate, que está cargado con antioxidantes, es eficaz para curar los síntomas de una quemadura solar. Esto ayuda a restaurar las células muertas de la piel, promoviendo así una rápida recuperación. Para obtener mejores resultados, mezcla el jugo de tomate con suero de leche y aplica esta mezcla en toda la cara y otras áreas quemadas por el sol. Deja reposar media hora antes de lavar con agua corriente.