Preparados caseros remedios naturales

Tratamiento natural para los pies secos

pies secos

Hay muchas maneras naturales de tratar los pies secos o los pies que presentan asperezas que pueden tener muchas causas diferentes pero en todos los casos la presencia de este problema en los pies puede resultar muy incómoda y generar otros problemas de salud como los talones agrietados, entre otros más.

Causas de los pies secos y ásperos

La piel de nuestros pies es seca por naturaleza, a diferencia de la piel en el resto del cuerpo. La piel de nuestros pies no tiene glándulas sebáceas, por lo que depende de cientos de miles de glándulas sudoríparas que mantener los pies hidratados.

Muchas veces la causa de los pies secos y ásperos se debe a una falta de humedad en la piel. Hay varios factores comunes que pueden conducir a los pies secos, incluyendo:

  1. Duchas excesivamente calientes o baños
  2. Una condición de la piel que se seca la piel (eczema , psoriasis)
  3. Jabones que no son hidratantes
  4. Las condiciones médicas como la diabetes o enfermedad de la tiroides
  5. El clima frio ocasionan la aparición e los pies secos
  6. Los bajos niveles de humedad en el hogar, oficina con sistemas de calefacción que secan el ambiente
  7. Envejecimiento (naturalmente perdemos humedad en nuestra piel a medida que envejecemos)
  8. Los largos períodos pasados ​​en el sol
No dejes de leer:
La mejor manera de blanquear los dientes naturalmente

Síntomas de los pies ásperos y la resequedad

Los pies secos son generalmente un síntoma de otro problema , y si usted tiene los pies secos puede experimentar síntomas adicionales como

  • picazón
  • enrojecimiento
  • Las grietas en los pies y talones
  • piel áspera
  • piel escamosa
  • descamación de la piel
  • Rajaduras o partiduras en los pies
  • La reseuqedad y aspereza en los pies se agrava en los meses de invierno

Tratamiento natural para los pies ásperos y secos

Remojar los pies secos durante unos 5 minutos en agua caliente o agua caliente con vinagre de manzana (como 1 a 2 cucharadas) y luego exfoliar suavemente cada pie con bicarbonato de sodio o bicarbonato de sodio y una mezcla de aceites esenciales, enjuague el pie con agua y luego seque ligeramente y frote el aceite de coco o aceite de coco más aceite de germen de trigo.

A continuación, poner los calcetines en los pies hasta que el aceite sea absorbido.

remojar pies secos y ásperos

La siguiente imagen muestra una manera de proteger los talones de la sequedad durante las horas de sueño o cuando se camina en alfombras. Puedes diseñar las tuyas propias cortando y reutilizando calcetines nuevos o usados.

calcetines en los pies

Redacción: Equipo de Vida Lúcida