Bebidas nutritivas Medicina alternativa remedios naturales Tratamientos

Tratamiento para la artritis con zumos naturales.

Conoce este tratamiento alternativo para la artritis con zumos naturales

El término Artritis viene de la palabra griega “athron” y es un término usado para describir las condiciones que causan la inflamación de las articulaciones. ¿Sabías que hay más de 100 tipos de artritis? La artritis es una enfermedad autoinmune cuando el sistema inmunológico produce anticuerpos que atacan a las articulaciones sanas causando inflamación. A un 7,6% de las personas de edades entre 18 y 44, a un 29,8% de las edades entre 45 y a 64 y a un 50,0% de las personas mayores de 65 años se les ha diagnosticado artritis.

Para tratar la artritis, se tiene que desintoxicar el cuerpo dado que el cuerpo entero está involucrado en el proceso de desarrollo de esta enfermedad crónica y hacer que el sistema inmune sea más fuerte. El mejor paso que se puede dar es seguir una dieta equilibrada, altamente nutritiva, anti-inflamatoria y alcalina. Lo más importante es evitar los alimentos procesados que causan las inflamaciones y centrarte en frutas y verduras frescas, especialmente zumos verdes. La acción alcalina de los zumos crudos disuelve la acumulación de los depósitos alrededor de las articulaciones y tejidos. Se recomienda realizar repetidos ayunos a intervalos de dos meses.

El Zumo verde, extraído de cualquier vegetal de hoja verde, mezclado con el zumo de zanahoria, apio y remolacha, es específico para la artritis. Otros alimentos utilizados para hacer zumo para el tratamiento de la artritis son:

No dejes de leer:
7 recetas de batidos para perder peso

– Piña, ya que contiene bromelina que ayuda reducir el hinchazón y la inflamación.

– Los alimentos ricos en cobre como la spirulina, hojas de uva, patata dulce, fruta longan y lichis.

– Las cerezas. Según el Dr. Eve Campanelli, el 85% de sus pacientes habían experimentado al menos un alivio parcial de los síntomas del dolor al beber dos vasos de zumo de cereza negra (125 ml de zumo diluido con 125 ml de agua) dos veces al día.

– Alimentos ricos en beta caroteno como pimientos rojos, zanahorias, camote, hojas de la uva, berza, espinaca, brócoli, col y perejil.

– De acuerdo con algunos naturópatas, una terapia que se ha utilizado en la medicina popular durante siglos es el zumo de patata crudo. Es considerada uno de los tratamientos biológicos de mayor éxito para las enfermedades reumáticas y artríticas. El ancestro método de preparación de zumo de patata era cortar las patatas en rodajas finas sin pelar la piel y colocarlas durante la noche en un vaso grande lleno de agua fría. El agua debía ser bebida por la mañana con el estómago vacío. El zumo fresco también se puede extraer de las patatas. Las patatas verdes son tóxicas. Lo mejor es elegir patatas dulces (batatas) con su piel.

No dejes de leer:
Cómo hacer tu propio jugo de manzanas y maneras de conservarlo

– Aloe vera, hierba de cebada, hojas de alfalfa (no los brotes que deben ser evitados, ya que contienen el aminoácido canavanina que puede empeorar la condición), col, manzana, jengibre, cebolleta, cebollín, chirivía, uva, naranja, papaya y, finalmente, cualquier antioxidante encontrado en las frutas y verduras ayudarán al cuerpo en la reducción del hinchazón e inflamación de las articulaciones.

De acuerdo con Phyllis A. Balch, autor del libro “Prescription for Dietary Wellness”, algunos pacientes con artritis deben evitar las patatas, los tomates, los pimientos y las berenjenas, ya que contienen solanina, que puede desencadenar el dolor y la inflamación. También hay informes que sugieren que los alimentos ricos en ácido oxálico como el perejil, ruibarbo, arándano, acelga, hojas de remolacha y espinacas, pueden interferir con la absorción del calcio. Lo mejor que uno mismo puede hacer es experimentar. Evita todos estos alimentos enumerados durante las primeras 4-6 semanas (de cualquier forma, no sólo como zumos) y luego agrega uno a uno en el zumo durante algunos días. Si tus síntomas de dolor e inflamación aumentan, entonces en el futuro debes evitarlos.

Realiza diferentes tipos de combinaciones de zumos, bebe de 500 a 1000ml al día, no te olvides de decir “NO gracias” a la comida procesada y verás como pronto se mejora.

Fuente:  Copyright © by natturalia.com