Salud Salud mental

Cómo tratar problemas nerviosos naturalmente

El estado de nerviosismo, que también llamamos coloquialmente “nervios”, consiste en episodios de ansiedad, depresión o exaltación nerviosa, que alteran el sistema nervioso central. Éstos son considerados problemas nerviosos.

problemas nerviosos

El nerviosismo es generalmente de carácter temporal y no requiere tratamientos especiales, ni fármacos, es generado por estrés pasajero, que si no se prolonga en el tiempo no causa graves trastornos psicológicos. Te mencionamos un conjunto de factores externos que generan problemas nerviosos, y a los que podemos estar expuestos a diario; procura mantener la calma ante estos estímulos negativos:

4 Factores externos desencadenantes de problemas nerviosos

Conflictos: el ser humano está constantemente en conflicto por la diversidad de pensamientos y por considerar que otras personas tienen poco sentido común; o simplemente porque su opinión diverge frente a la opinión propia. Usualmente, si no se resuelve el conflicto, se puede generar una situación de tensión nerviosa.

Disgustos: normalmente ocurren por situaciones con las que no estás de acuerdo; e influyen fuertemente en tu estado de ánimo. Pueden ser producto de alguna frustración, o complejo no resuelto en el momento adecuado. Los disgustos, para nadie es un secreto, producen alteraciones en el sistema nervioso.

Estilo de vida: exceso de trabajo, exigencias a nivel profesional, vivir a prisa, la competencia en cualquier área de la vida cotidiana y las dificultades que se presentan a diario, junto con las malas comidas o comidas rápidas e inadecuadas, alteran el sistema nervioso, lo que fácilmente lleva a una situación de estrés que probablemente ya has vivido antes.

La inseguridad: un importante desencadenante de los estados nerviosos, que se presenta con más frecuencia en personas con una baja autoestima, que dudan de sus capacidades a la hora de hacer algo como realizar un trabajo, una prueba o abordar determinada situación.

¿Por qué no se debería recurrir a los fármacos?

Como te habrás podido dar cuenta a través de otras personas que consumen fármacos, se pueden intoxicar con los mismos y han desarrollado adicciones, pero las causas que originaron los problemas siguen estando presentes. Si cada vez la gente consume más fármacos, estará mucho más propensa a desarrollar más adicciones y tener un problema mucho peor en el futuro: un trastorno psicológico y una adicción.

18 tratamientos naturales para problemas nerviosos

Para tratar problemas nerviosos de forma natural, hay que tomar primero en cuenta que no son problemas serios y que son de carácter pasajero, que no deberían prolongarse en el tiempo.

Plantas medicinales para problemas nerviosos

Té para problemas nerviosos

1. Flor de Jamaica

Recomendamos que te propongas preparar infusiones de flor de Jamaica. Las flores de esta planta de Jamaica, que se usan con objetivos medicinales, se colocan a cocción a fuego lento por unos 10 minutos, y la infusión se puede tomar combinando con limón, manzana o canela. Tiene un efecto relajante, tanto a lo largo del día como bebida fría, y también como bebida caliente; relajante por la noche, se recomienda endulzar con edulcorantes o con miel.

No dejes de leer:
El estrés femenino repercute en lo ginecológico.

2. Hojas de té

Una infusión natural de hojas de té verde con hojas de té de menta, y una rueda pequeña de raíz de jengibre, constituyen una infusión que puedes tomar en una buena proporción por las noches: unas 3 tazas diarias o interdiarias.

3. El té de tilo

El té de tilo es una bebida que puedes combinar con hojas de yerbabuena en cocción de sus hojas verdes o secas, decantadas o coladas, agregando limón o esencia de frutas, es una bebida que puedes tomar fría o caliente durante el día o la noche

4. Valeriana

Te recomendamos un tratamiento que suele ayudar incluso en casos de problemas de pánico, como lo son las flores de valeriana. Son flores para infusión que se encuentran fácilmente en mercados, y que se suele tomar caliente unas 3 veces al día si te encuentras mal de los nervios. La valeriana es un relajante natural; si tomas la infusión por varios días, tus nervios estarán más tranquilos por más tiempo.

5. Lechuga Americana

La infusión de lechuga americana contiene somníferos naturales, y es de acción relajante, sobre todo en niños pequeños que se encuentras inquietos o nerviosos por las noches. El agua de lechuga, que tiene muy poco sabor, puede ser tomada como agua fría durante el día y te mantiene en estado de relajación natural en tu jornada diaria. Puedes llevarla en un envase portátil.

6. La pasiflora o pasionaria

Sus hojas contienen un principio relajante, especialmente brindado por la naturaleza; incluso para comercializar por sus naturales propiedades relajantes y sedantes. Las hojas de esta planta contienen un sedante natural que combate los síntomas nerviosos leves. Para prepararla, puedes colocar agua al fuego en un recipiente, y cuando comience a hervir, agregas algunas hojas de pasionaria. Dejas hervir unos 5 a 10 minutos. Retiras del fuego y dejas reposar. Se puede endulzar sólo con miel.

Terapias de relajación

problemas nerviosos yoga

En el yoga, la “postura del niño” es usada para relajar el cuerpo y calmar el sistema nervioso.

1. La práctica del Yoga

Si es progresiva y pausada, ayuda a relajar los músculos tensos propios de las alteraciones nerviosas. Los estiramientos y contracciones, producto de la acción natural del ejercicio, generan un estado de relajación muscular. te invitamos a leer nuestro artículo: 5 posturas para aliviar el estrés y la ansiedad, donde te encontrarás con una serie de poses o posturas excelentes para relajar tu cuerpo y mente.

2. Meditación

Será necesario para aprender técnicas de meditación, que tomes algunas clases antes, para que puedas conectarte con tu mundo interior. El objetivo es estimular las ondas alfa, que tienen que ver con la relajación del sistema nervioso central.

3. Prácticas de Tai chi o chi gong

Son ejercicios que, si se realizan casi a diario, pueden ayudar a liberar tensión nerviosa y a relajar los músculos. Los ejercicios de artes marciales suaves o más intensas, de acuerdo a la condición física, suelen ser incomparables relajantes del sistema nervioso central.

No dejes de leer:
5 opciones naturales para calmar la ansiedad

4. Acupuntura

La acupuntura es practicada por expertos, puede encontrar puntos clave que relajan el sistema nervioso central, y organiza y relaja el sistema nervioso somático. En esta terapia alternativa se pueden liberar endorfinas que alivian el dolor, se oxigenan los tejidos de cuerpo y del cerebro, y mejora la circulación para ayudar a eliminar las toxinas resultantes de la tensión nerviosa.

5. Digitopuntura

La digitopuntura es una técnica que se usó en la antigua China, y que es muy similar a la acupuntura; sólo que no se usarán agujas pequeñas para estimular el nervio, sino que se hará a través de la presión con los dedos. Esta técnica masajista se ha venido utilizando en la relajación muscular y para tratar problemas nerviosos en este último año, con bastante éxito en Europa y los Estados Unidos. Es un tratamiento totalmente natural, y los testimonios sobre su uso son bien interesantes.

6. Autocontrol

Son técnicas para las que necesitas un entrenamiento previo, que sin embargo puedes intentar tú mismo: escribe todas aquellas cosas que te molestan, te crean problemas o conflictos, te enfurecen o te causen estrés. Activa tu voz interna como si fuera la de otra persona e interioriza sobre el problema; aplica técnicas de respiración lenta, contando hasta 10 o hasta 5; aíslate un rato y actúa después de haberte relajado para no actuar visceralmente y empeorar una situación que podría prolongarse en el tiempo y dañar tus nervios.

Dietas para mejorar los problemas nerviosos

problemas nerviosos alimentación

1. Consume alimentos ricos en toda la gama de vitamina B y C, y ácido fólico; puedes encontrar este componente en alimentos tales como espárragos, almendras, arándanos. Todos los alimentos ricos en vitamina B ayudan a la producción de serotonina, que se libera constantemente y ayuda a aliviar el estrés, evitando así los problemas nerviosos. Los alimentos cítricos, ricos en Vitamina C, ayudan a activar neurotransmisores y también es apropiado su consumo para evitar el nerviosismo recurrente.

2. Evita el consumo excesivo de café o bebidas de este tipo, porque son estimulantes del sistema nervioso central. No consumas azúcar en exceso, porque es irritante cerebral; también evita el consumo de gaseosas.

3. Evita el consumo de sales artificiales, saborizantes y preservantes de alimentos. Intenta opciones de aderezos naturales como el ajo, el pimentón, el tomate y el perejil, que son alimentos ligeros, ricos en vitaminas que aumentan los niveles de serotonina. De esta forma, no te dejarás llevar por los conflictos y siempre lucirás relajado. Te invitamos a leer nuestro artículo: Cómo evitar la depresión por falta de serotonina, en donde encntrarás información certera sobre el rol de la alimentación en la falta de la serotonina.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock