Psicología Reflexiones

Tu forma de ver el mundo refleja la forma en que el mundo te ha tratado

Por lo general, y experiencia propia, puedo asegurar que nuestra perspectiva de la vida y el mundo se deriva de las cosas que hemos experimentado y las personas con las que hemos interactuado. La forma en que el mundo te ha tratado te da las lentes que usas para ver las circunstancias de tu vida.

cambia-tu-enfoque

Si tienes creencias arraigadas en la carencia y la pobreza: encontrarás la dificultad financiera. Si te enfocas en la adversidad y tiempos difíciles: percibir todo en la vida como una lucha. Si percibes que los sueños tardan una eternidad en hacerse realidad podrás notar que tu vida está en una pausa constante.

Si tiene ciertas creencias negativas sobre la forma en que el mundo funciona y la forma en que el mundo te trata – creencias que has desarrollado a lo largo de tu vida – sabes que hay buenas noticias: puedes hacer algo al respecto para cambiarlo.

Puedes dar la vuelta a tu visión desvalorizada de la vida

Para ver el mundo de forma diferente, debes cambiar el filtro que estás utilizando para ver las circunstancias que te rodean. Una vez que cambias el filtro que usas para ver el mundo; podrás percibir los acontecimientos de la vida enteramente diferentes de lo que has imaginó previamente. Y en última instancia, vivirás una vida mucho más rica y abundante.

Aquí hay cuatro maneras en que puedes cambiar las creencias que hay en tu vida para tener experiencias más plenas:

1. Despertar tu propia visión del mundo

fromas-de-ver-el-mundo

Seguramente la mayor parte de tu vida habrás tomado lo que la gente te ha dicho acerca de ti y lo has combinado con tus experiencias personales. Esto ha moldeado tu visión del mundo de alguna manera. Lo que debes tener en claro es que tu forma de ver la vida, es sólo una perspectiva, si consideras algo difícil, trabajoso y muy costoso, trata de cambiar el enfoque, imagina cómo lo vería otra persona que ya lo ha logrado, y trata de adoptar una forma diferente de mirar esa realidad, al fin de cuentas la realidad es la misma, sólo cambia la manera en cómo actuamos nosotros, y para ello es necesario cambiar nuestra forma de mirar la vida. El resultado de este cambio se traduce en un cambio de actitud ante la misma realidad que antes teníamos.

No dejes de leer:
La verdadera razón de porqué tienes miedo al amor

Observa que éstas son simplemente creencias que representan una perspectiva. Estas creencias no son verdaderas para todos, sólo para ti y sólo tú puedes moldearlas para sacar el mejor provecho.

2. Cambia el guion.

Una buena manera de observar con más amplitud nuestra vida, es vernos a nosotros mismos formando parte de un libreto o guion en el que se han escrito cada una de nuestras acciones. Una vez tengamos en claro este panorama, podremos comenzar por modificar ciertas creencias que representan ese papel en nuestro guion.

Recuerda que tus creencias pueden ser verdaderas para ti basado en tus propias circunstancias, pero no son la última “verdad”. Cuando te ves actuando en tu papel, ¿crees que realmente estás siendo auténtico? ¿Ese papel lo elegiste tú o es el deseo de alguien más? ¿Esas creencias son tuyas o las impuso alguien? Si puedes responder a esto con sinceridad, podrás tener algunos indicios de cuales son las creencias que puedes cambiar, y cuales aspectos modificar para ver de otra manera tu realidad.

cambiando-la-perspectiva-de-la-realidad

3. Ver el mundo a través de nuevas lentes

Una vez que tengas una mejor comprensión de lo que crees y cómo ves el mundo a través de esas creencias, y después de haber reconocido la otra cara de la moneda, podrás empezar a ver el mundo a través de un nuevo conjunto de lentes.

No dejes de leer:
5 maneras de comunicarte directamente con tu pareja

En este paso debes estar dispuesto a desafiar la manera en que interpretas los acontecimientos en tu vida. Si encuentras un problema, busca la lección en él. Debes estar plenamente consciente que puedes mirar los problemas de varias maneras diferentes, la primera seguramente está condicionada por tus creencias, por ello debes tratar de encontrar la mirada más pausada, serena y optimista posible, y desde allí evaluar la situación, con ello podrás ir moldeando tu manera de entrenar una nueva perspectiva, recuerda que día a día hay retos, úsalos como práctica para enseñarte a mirar de otra manera.

Si no te sientes cómodo como para tomar una postura adecuada ante tal situación, tómate tu tiempo para poder ver las cosas con más luz y calma, muchas veces las decisiones apresuradas no son la mejor opción.

Si consigue al menos, mirar las cosas de una manera un poco diferente ya irás comenzando con ese proceso de cambio, que debe ser gradual y constante para que se nos quede grabado.