Un cerebro en los Frescos de la Capilla Sixtina.

Interesante analogía con un cerebro en los frescos de Miguel Angel.

¿Qué mensaje esconde realmente esta maravillosa obra de arte?


El brillante artista del renacimiento italiano Miguel Ángel Buonarroti pintó magníficos frescos en el techo de la Capilla Sixtina del Vaticano, trabajando desde 1508 hasta 1512. Encargado por el Papa Julio II, Miguel Ángel realizó este mismo trabajo sin ayuda. Los estudiosos debaten sobre si tenía alguna orientación de la Iglesia en la selección de las escenas, y lo que significa lo que las escenas transmiten. En el fresco llamado tradicionalmente La Creación de Adán, pareciera que Miguel Ángel codifica un mensaje especial.

La escultura y la pintura de Miguel Ángel reflejan el gran conocimiento de la anatomía que adquirió mediante la realización de disecciones del cuerpo humano. Su experiencia en la disección se documenta en Vidas de los Artistas, escrita por su contemporáneo Vasari, Giorgio. Vasari dice: “Porque en la iglesia de Santo Spirito en Florencia Miguel Ángel hizo un crucifijo de madera que se colocó por encima de la luneta del altar mayor, donde lo sigue siendo. Lo hizo para complacer a la anterior, la cual puso a su disposición habitaciones donde Miguel Ángel muy a menudo utilizaba para desollar los cadáveres con el fin de descubrir los secretos de la anatomía …. “

No dejes de leer:
Probióticos mejoran la flora intestinal y el cerebro

La creación de Adán” muestra a Adán y Dios llegar a uno hacia el otro, los brazos extendidos, los dedos casi se tocaban. Uno puede imaginar la chispa de la vida saltando de Dios a Adán a través de esa sinapsis entre sus dedos. Sin embargo, Adán ya está vivo, sus ojos están abiertos, y está formado por completo, pero es la intención de la imagen que Adán está “recibiendo” algo (la vida / conocimiento / espíritu) de Dios.

Vista sagital medio del cerebro humano.

De lado a lado la comparación de un trazado de las líneas básicas del cerebro medio-sagital (con la glándula pituitaria y el tronco cerebral en rotación posteriormente) y un trazado de “Dios” de fondo.

Ten en cuenta que la glándula pituitaria tiene 2 divisiones, la pituitaria anterior y la posterior de la hipófisis, que son visibles a simple vista. ¿Es mera coincidencia que Miguel Ángel no pintó los dedos individuales en el pie del ángel que cuelga en una posición muy reminiscente de la glándula pituitaria?

Tal vez la pregunta más interesante es: ¿cuál es el “mensaje oculto” que Miguel Ángel retrató superponiendo a Dios en un esquema del cerebro humano?

Fuente:http://emp.byui.edu/DAVISR/202/CreationOfAdamBrain.htm
Traducción: Vida Lúcida.