Reflexiones

Un niño con el coeficiente intelectual más elevado que Einstein.

La historia del niño con autismo que escondía la mente de un genio.

Un niño con el coeficiente intelectual más elevado que Einstein.

Jacob Barnett

La mente brillante de este niño prodigio de Indiana, Estados Unidos, estuvo a punto de perderse en una enfermedad a la que a menudo los padres no saben cómo hacer frente.

La historia del estadounidense Jacob Barnett es de aquellas que demuestran lo poco que todavía sabemos sobre la mente humana.
Cuando a los dos años dejó de comunicarse, los especialistas diagnosticaron que sufría autismo y temieron que quizás nunca sería capaz de leer o de atarse los zapatos, según ha explicado su madre a la BBC.

Sin embargo, a los cuatro años y después de pasar dos encerrado si mismo, Jacob volvió a hablar y resultó que sabía hacerlo en cuatro idiomas.

Pese a su trastorno, desde entonces el pequeño no ha dejado de maravillar con una sorprendente capacidad mental que le da un coeficiente intelectual superior al de Einstein. A los 11 años entró en la universidad, a los 12 desarrolló una original teoría astrofísica que algunos expertos afirman que merecería el Nobel y ahora, a los 14, se está doctorando en física cuántica.

La madre de Jacob, Kristine Barnett, ha escrito un libro en el que explica el difícil proceso que supuso educar a su hijo. “¿Por qué nos empeñábamos en arreglar a Jacob? Cada vez se encerraba más en sí mismo, se acurrucaba entre libros en los rincones de la casa y ya no jugaba con sus amigos”, se preguntó en la entrevista en la BBC.

No dejes de leer:
6 Cosas que debes dejar de esperar de los demás si quieres ser feliz

Su conclusión es que sólo logró ayudarle cuando decidió aceptarle como era, sin tratar de cambiarle y centrándose en sus impresionantes habilidades más que en sus limitaciones sociales. “Sólo rodeando a los niños de amor y de lo que les gusta se podrá sacar lo mejor de ellos”, afirma.

Fuente: www.lavanguardia.com